México sólo ha crecido 1% en 30 años

Neoliberalismo del PRI y el PAN ha beneficiado a Estados Unidos

En México la deuda interna bruta del sector público se ubicó, al cierre de octubre de 2014, en 5 billones 29, 708 millones de pesos, mientras que la deuda interna ascendió a 7 billones 66,000 millones de pesos, con una diferencia superior de 562,000 millones de pesos a las cifras de diciembre del 2013, obteniendo así saldos históricos, según el informe trimestral que la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) entrega al Congreso.

Emma Martínez / Revolución 3.0

Aún con los datos anteriores Enrique Peña Nieto, recientemente declaró que “cada una de las reformas estructurales empiezan a mostrar beneficios a todos los mexicanos”.

Dicha afirmación fue respaldada por el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, quien comentó que “el crecimiento económico del país será superior al de los años pasados, y con las reformas estructurales, serán las familias las que obtengan mayores beneficios, sobre todo, las de bajos ingresos”.

Lo anterior a contraposición del anuncio del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien en días pasados informó sobre una reducción en el gasto público, ante una posible reducción de los ingresos por la caída en los precios del petróleo.

Sobre el tema el Doctor José Luis Calva Téllez, especialista en política macroeconómica, opina que “el problema no es una crisis económica ni energética, sino que es una crisis moral del proyecto nacional”.

Según datos de Calva Téllez, entre 1935 y 1982, antes del neoliberalismo, la industria crecía en promedio 7.2% anual, pero después de la imposición de dicho modelo, el avance en el crecimiento industrial ha sido de apenas 2.7%

MUJER POBRE NOPAL

De acuerdo con el análisis del Doctor Jaime Ros Bosch, especialista en macroeconomía, la desaceleración que experimenta México a partir de la adopción del modelo neoliberal se debe principalmente a cuatro factores: la baja tasa de inversión pública; un tipo de cambio real apreciado, es decir, que el Estado deja de regular la cotización de la moneda; el desmantelamiento de la política industrial y de infraestructura estatal, y la falta de financiamiento bancario para productores y emprendedores, cayendo hasta en 90 por ciento. Encontrándonos así un Partido Revolucionario Institucional (PRI) neoliberal que está entregando la dirección del país a los grandes intereses de Estados Unidos.

DEUDA PEMEX

Sobre esto, el economista Juan Campos Vega asegura que “el crecimiento económico en México es mínimo y si a eso le restamos el incremento poblacional, queda una cifra insignificante. En 30 años la economía mexicana ha crecido a penas poco más del 1%”.

Puntualizó que antes de la implementación de un modelo neoliberal, el salario más alto de la historia fue en 1976, comparado con el de hoy, un obrero necesitaría ganar 5 salarios mínimos para mantener un equilibrio con el anterior, y si toma en cuenta que aproximadamente 80% de los mexicanos ganan menos de 3 salarios mínimos, resulta imposible.

Calva Téllez explicó que “durante un cuarto de siglo la estrategia neoliberal, sin buenos resultados, ha demostrado su fracaso y fundamentado su cambio”.

Afirmó también que dicho modelo económico y político se contrapone al avance, es por ello que hubo países asiáticos que lo rechazaron y lograron avanzar.

Bolivia, Venezuela, Ecuador son otros países que no adoptaron estructuras neoliberales y que nacionalizaron, mientras México vendió. Esas naciones latinoamericanas se opusieron a las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI), mientras nuestro país sigue al pie de la letra los dictados imperialistas, asegura Campos Vega.

POBREZA MENDICIDAD

En el tema educativo, aunque se habla de un avance, no se ha logrado salir del analfabetismo y se mantiene una tasa de 10% según datos oficiales, mientras que Bolivia, un país que en algún momento fue uno de los más pobres de América Latina, resolvió su problema de educación, al igual que Venezuela (“Distribución del ingreso. Cátedra virtual para la integración latinoamericana”).

Según Campos Vega “en México la mayor parte de la clase política no sólo obedece órdenes, sino que también comparte criterios neoliberales. Hoy se puede observar el contubernio entre PRI Y PAN. Aquí no existe un proyecto propio, vivimos y aceptamos el que imponen de afuera organismos como el Banco Mundial y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), quienes presionaron para que se abriera el petróleo al capital extranjero”.

Al mismo tiempo comenta que el recorte en el gasto público se da a partir de que no hay capital; esto es porque no hay crecimiento y no existe tal porque no hay inversión y ésta no se da porque México nunca ha interesado. La política de los gobiernos neoliberalistas ha sido abrir las puertas para que extranjeros entren a saquear el país.

Y sentencia que “los priístas le abrieron las puertas al capital americano y los panistas a los españoles. Estos últimos crecieron como inversionistas en gran medida, representando un 12% de toda la inversión extranjera, cuando ni siquiera en Europa lo había logrado, aquí lo hicieron en los dos sexenios panistas, y se entiende porque el panismo ha estado ligado siempre a los grupos franquistas”.

Campos Vega agrega que el “neoliberalismo no funciona en ningún país que esté en vías de desarrollo o subdesarrollado, porque significa quitar toda la protección frente al exterior, es decir abrirle las puertas a los monopolios y entregar las riquezas”.

El neoliberalismo mexicano ha rescatado bancos y entregado al capital privado nacional y extranjero. Fox rescató la industria azucarera, la puso en regla y se la regresó a los industriales, ese es el papel del estado en este sistema. Es así como se observan hechos que no se veían desde el porfiriato, es por ello que se puede observar como un presidente saliente obtiene rápidamente un puesto en organizaciones extranjeras, el caso más cínico es el de Ernesto Zedillo, quien fue a trabajar a la empresa ferrocarrilera a la que le vendió los ferrocarriles nacionales.

Texto publicado en: Neoliberalismo del PRIAN ha beneficiado a EE.UU. y España; México sólo ha crecido 1% en 30 años