Confirman: BC será centro energético para los Estados Unidos

Ocho empresas dedicadas a la generación de energías eólica y solar, y abastecimiento de gas natural, están en espera de que los técnicos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) aprueben los proyectos para Baja California, informó el titular Juan José Guerra Abud.

Periódico Milenio

La compañía Energía Costa Azul, filial de Sempra Energy, tiene planes de ampliar su planta ubicada en la zona costa de la carretera escénica Tijuana-Ensenada, con la construcción de un gasoducto. Dicho plan que fue respaldado por el titular de la Semarnat, asegurando que ningún país puede prescindir del gas natural.

“No hay un solo país en el mundo que pueda prescindir de los hidrocarburos, necesitamos hidrocarburos y la molécula más limpia de los hidrocarburos es el gas natural. Yo creo que todo aquello que facilite el abastecimiento de gas natural para generación de electricidad, sino para el uso de cualquier hidrocarburo, creo que es una buena inversión desde el punto de vista ambiental. Si Sempra quiere construir un gasoducto es algo bueno, hay reglas, tiene que cumplir con ellas y seguramente la Semarnat les va a autorizar”, precisó.

En su última visita a Ensenada, el funcionario resaltó las ventajas del gas natural, por ser el hidrocarburo menos contaminante y su uso en la industria, dijo, representa un ahorro de hasta 50 por ciento.

SEMPRA TANQIES COSTA AZUL

Por su parte el gobernador Francisco Vega de Lamadrid, avaló el crecimiento de las empresas ya existentes y afirmó que la intención es convertir a Baja California una potencia nacional para la generación de energía alternativa.

“Aquí en Baja California tenemos más de seis empresas y, no me equivoco si les digo que entre eólica y solar. Baja California se va a convertir en una potencia nacional e internacional en esta generación de energía limpia y natural que nos va a llevar a ser un estado muy competitivo”, destacó el gobernador.

Ambos funcionarios se abstuvieron de dar detalles sobre la nacionalidad de los inversionistas, y se limitaron a mencionar que buscan instalarse en los municipios de Tecate y Mexicali, donde predomina un clima con temperaturas altas, fuertes vientos y están en la frontera con Estados Unidos.

Aseguraron que mientras las empresas no tengan los permisos de impacto ambiental por parte de la Semarnat, están imposibilitados de iniciar trabajos de construcción.