Puerta de Fe, infierno para niños huérfanos y abandonados

Abuso y violación sexual, maltrato y explotación laboral son algunos de los actos criminales que personal administrativo y de mantenimiento del orfanatorio Puerta de Fe, en la delegación municipal La Misión (Ensenada), presuntamente cometieron en contra de menores internados en el lugar.

Los hechos fueron denunciados por las víctimas de los supuestos delincuentes, quienes al conocer que los menores los acusaron ante la Procuraduría estatal para la Defensa de los Menores y la Familia, tomaron represalias y los expulsaron de la casa asistencial.

Por ello diputados del estado acordaron al gobernador Francisco Vega de Lamadrid que pida una investigación sobre los señalamientos hechos por los menores y aplique castigos ejemplares a los responsables tanto de carácter administrativo como penal.

El pasado 9 de abril, cinco menores que vivían en Puerta de Fe (cuatro niñas y un varón) abandonaron el orfanatorio. Al ser ubicados caminando por la carretera libre Tijuana-Ensenada por agentes policiales de La Misión (25 kilómetros al Norte de la ciudad de Ensenada), los menores dijeron que no estaban a gusto en el lugar y por eso huyeron

Fueron trasladados a otra casa-hogar en la delegación El Porvenir y personal del DIF estatal se hizo cargo de ellos. Aparentemente lo que revelaron a sus nuevos encargados originó la intervención de la Procuraduría estatal de Protección a los Menores al hospicio Puerta de Fe.

La acusación de los niños ocurrió horas después de que otros legisladores exhortaran al mandatario estatal para que de manera urgente su gobierno clausure al menos 200 casas-hogar para niños huérfanos y abandonados que operan clandestinamente en el estado, cifra que aportó al congreso la Procuraduría de los Derechos Humanos de Baja California.

Los diputados locales pidieron asimismo a Vega de Lamadrid que los cientos de niños que viven en los orfanatorios ilegales sean reubicados inmediatamente a las instalaciones del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) del Estado, a fin de protegerlos de cualquier tipo de acción criminal en su contra.

A los Cuatro Vientos presenta los comunicados que este sábado 28 de junio emitió la Dirección de Comunicación Social del Congreso de Baja California respecto al tema:

Exhorta diputada al gobernador a investigar posibles abusos de menores internados en un orfanatorio de Ensenada

Lo plantea mediante un punto de acuerdo presentado ante el Pleno.

Su propósito es que se tomen acciones disciplinarias y en su caso legal, contra quienes pudieran resultar responsables de irregularidades administrativas y posibles hechos delictivos contra niños y jóvenes.

Durante su campaña a la gubernatura de Baja California Francisco Castro Trenti realizó un acto proselitista en Casa de Fe. Los problemas de los niños le pasaron desapercibidos (Foto: archivo)
Durante su campaña a la gubernatura de Baja California Francisco Castro Trenti realizó un acto proselitista en Casa de Fe. Los problemas de los niños le pasaron desapercibidos (Foto: archivo)

La Diputada Nereida Fuentes González, solicitó al Gobernador del Estado, Francisco Arturo Vega de Lamadrid a que ordene la realización de una exhaustiva investigación sobre los señalamientos de abusos de menores internados en el orfanatorio Puerta de Fe, de la Ciudad de Ensenada.

Esto con el fin de que se tomen acciones disciplinarias y en su caso legal, contra quienes pudieran resultar responsables de irregularidades administrativas y posibles hechos delictivos, indicó la Legisladora al presentar un Punto de Acuerdo este jueves, durante la sesión de Pleno llevada a cabo en el declarado recinto oficial, en el Palacio Municipal del VI Ayuntamiento.

De igual forma, la Legisladora pidió de manera respetuosa que el Ejecutivo Estatal a través de la Institución que realice dicha investigación, informe a esta Soberanía sobre su resultado, así como de las acciones legales y medidas disciplinarias o administrativas que surjan, realizando tanto la investigación requerida como la presentación de la misma, en un lapso que no deberá exceder de treinta días contados a partir de su notificación.

La Legisladora señaló en su exposición de motivos, que recientemente la Procuraduría para la Defensa de los Menores y la Familia, a través de la oficina de Asistencia Privada, había realizado una investigación en el Orfanatorio Puerta de Fe, de la ciudad de Ensenada, para lo cual entrevistó a los niños y jóvenes que allí viven, aclarándoles “que podían expresar libremente y sin ningún temor a represalias sobre la forma en que eran tratados en esa institución, con la confianza de que se mantendría en total secrecía su declaración”.

Fue así como los niños y jóvenes, -algunos ya mayores de edad, que se encuentran allí en virtud de que están estudiando-, hicieron importantes señalamientos sobre abuso y maltrato por parte del personal de la institución, sólo que  posteriormente fue llamado un grupo de entrevistados por los directivos del orfanatorio, procediendo a expulsar a varios de ellos por su mayoría de edad, poniendo en riesgo la conclusión de sus estudios y dejando indefensos a los menores internos que se atrevieron a denunciar estas anomalías y que al parecer, son víctimas de represalias, subrayó Nereida Fuentes.

“Esta valiente denuncia de un grupo de jóvenes de Puerta de Fe, -dijo- nos deja ver una lamentable realidad, que tiene que ver con maltrato y abuso físico e inclusive sexual hacia los internos en esta y otras instituciones y lo más lamentable, con cierto grado de complicidad o al menos  de complacencia de personal de DIF Estatal”.

Por lo delicado y gravedad de los señalamientos, nos reservamos información en cuanto a nombres e  infinidad de actos concretos de hechos delictivos; de maltrato y abuso de personas, situación que además ya ha sido puesta del conocimiento del Gobernador del Estado y de las Autoridades de DIF Estatal y a decir de los denunciantes, sólo a manera de ejemplificar, podemos mencionar el caso de una niña de 13 años que fue abusada sexualmente por personal de Puerta de Fe y donde ya existe inclusive una denuncia penal.

Otros casos son: el de un menor de la misma edad que fue enviado a un Centro de Rehabilitación sin ser adicto, sólo por indisciplina y que de igual forma fue abusado sexualmente por adictos internos en ese Centro; otro asunto es el de que niños y jóvenes son obligados a trabajos forzados, en lugares fuera de las instalaciones del orfanatorio.

“Por ello desde esta tribuna, hacemos un llamado al Gobernador y a su esposa, para que brinden toda la atención y cuidado a estos niños y jovencitos, ya que por mandato de Ley, el Estado es el responsable de su cuidado y de velar por su integridad, brindando no sólo una protección física y alimentaria, sino el apoyo psicológico que pudieran requerir ante la difícil situación en la que se encuentran inmersos”, resaltó Nereida Fuentes.

Luego expuso que recientemente y con motivo de la construcción del CRIT de Baja California, la Señora Brenda Ruacho de Vega, cuestionaba que: “¿Cuánto es mucho, cuánto es mucho, para que un niño pueda tener una mejor calidad de vida?”, creo muy propicia esta misma declaración de ella para esta ocasión y comentarles que ningún recurso puede ser escatimado en el rescate físico y emocional de estos menores y de cualquiera que viva este tipo de situación.

Exhortan al Ejecutivo para que clausure urgentemente las casas hogar no registradas en el DIF

Solicitan también que los niños que viven en estos establecimientos clandestinos sean reubicados en las instalaciones del DIF estatal

Durante su estancia en Puerta de Fe, Fernando Castro, entonces candidato del PRI al gobierno de BC, dijo que se deben orientar políticas públicas para ser el Estado "padre adoptivo" de los niños sin padres (Foto: archivo).
Durante su estancia en Puerta de Fe, Fernando Castro, entonces candidato del PRI al gobierno de BC, dijo que se deben orientar políticas públicas para ser el Estado «padre adoptivo» de los niños sin padres El entonces candidato a la presidencia municipal de Ensenada, Gilberto Hirata Chico, también presente en el acto político electoral del PRI en Puerta de Fe, se abstuvo de comentar acerca de la situación de los orfanatorios que operan en Ensenada por ser un tema de carácter estatal (Foto: archivo).

El diputado Roberto Dávalos Flores presentó ante el Pleno del Congreso un punto de acuerdo para exhortar al Ejecutivo del Estado, a la Procuraduría de la Defensa del Menor, al DIF estatal y a la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), para que de manera urgente inicien el procedimiento de clausura de las casas hogar que no cuentan con el registro del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia.

El acuerdo, aprobado por mayoría, también establece solicitar que el Poder Ejecutivo se responsabilice y encabece dichas clausuras e informe mensualmente a la XXI Legislatura del avance de los cierres; que los niños y niñas que se encuentran en en las casas hogar referidas sean reubicados en las instalaciones del DIF estatal; y por último, se pidió actualizar el padrón de las que se encuentran legalmente registradas y llevar un control de las entradas y salidas de los tutelados por el DIF.

Dávalos Flores expresó su preocupación de que, hoy en día, ninguna de las dependencias encargadas de los derechos de la niñez hayan tomado cartas en el asunto de las casas hogar clandestinas, aun cuando –dijo– tienen un estudio desde el 2012 de la PDH en el que dio a conocer imágenes y datos donde se atestiguan las condiciones infrahumanas que viven los niños y jóvenes en esos establecimientos.

El representante popular perredista subrayó que, debido a lo anterior, “debemos solucionar las condiciones de insalubridad, física y psicológica, y estado jurídico que viven estos niños y jóvenes internados en esas casas hogar clandestinas. No podemos tener casas-hogar de primera y de segunda, todos tienen el mismo derecho, por lo tanto deben pasar bajo el cuidado de las autoridades correspondientes, para obtener un mayor control en el registro de entradas y salidas de la población infantil que allí habita”.

El presidente de la Comisión de Gobernación del Congreso insistió en la necesidad de que las dependencias encargadas de proteger a la niñez bajacaliforniana, no dejen que las casas hogar clandestinas sean dirigidas por personas que no tienen la menor preparación educativa, y menos psicológica, para poder encaminar a los infantes a mejorar como seres humanos.

Y peor aún –puntualizó– que “la propia Procuraduría de los Derechos Humanos de Baja California no pueda tener acceso a las casas hogar clandestinas, donde viven cientos de menores de edad y que además ninguna autoridad intervenga desde  2012.    Por eso al conocer los pormenores  de la situación, en esta XXI Legislatura no debe de pasar por alto esta situación, como lo hizo la anterior XX Legislatura”.

Lo anterior, se llevó a cabo durante la sesión ordinaria celebrada en la ciudad de Playas de Rosarito, conducida por el diputado Felipe de Jesús Mayoral Mayoral, presidente de la Mesa Directiva del Poder Legislativo.