Demandan campesinos mexicanos precio justo para tres millones de productores de maíz

Exigen por lo menos 3,850 pesos por tonelada.

Del principal cultivo en México vive más del 50% de la población rural.

Se requiere de apoyos para que la producción crezca a un ritmo anual del 1.8 % en los próximos siete años.

Confederación Nacional Campesina

El senador Gerardo Sánchez García, presidente de la Confederación Nacional Campesina, demandó un precio justo para los más de tres millones de productores de maíz y manifestó todo su apoyo para que se les pague por lo menos a 3,850 pesos la tonelada, como lo han exigido en sus más recientes movilizaciones.

El líder de la CNC recordó que de la producción del principal cultivo en México dependen cerca de 13 millones de campesinos, más del 50% de la población rural que, en su mayoría, se dedican a la siembra para el autoconsumo y el abasto de mercados locales y regionales, quienes, destacó, merecen lo justo por su trabajo.

Hasta el momento, indicó, se les ha asegurado en Sinaloa (estado granero) el pago de tres mil 500 pesos por tonelada, lo que aún es insuficiente si se toma en cuenta que en años anteriores se les pagó a casi 4 mil pesos mediante la agricultura por contrato.

El dirigente y senador por el estado de Guanajuato manifestó que en el más reciente foro para lograr la Reforma Profunda al Campo, la postura de la CNC fue precisamente que el pago de precios justos para los productores, el reordenamiento de los mercados y el balance oferta-demanda de los productos prioritarios, estratégicos y para la exportación, es uno de los sustentos de la transformación del sector agropecuario.

Asimismo, que en el caso del maíz blanco se requieren de apoyos para mantener la autosuficiencia, por lo que los cenecistas promueven un crecimiento de la producción igual a la poblacional, es decir, de 1.8% por lo menos para los próximos siete años.

MAIZ Y SEGADORA

Por su parte, el diputado federal Noé Barrueta Barón, presidente del Sistema Producto Nacional Maíz y del comité directivo de la Unión Nacional  de Productores  de Maíz Mexicanos, expresó su apoyo incondicional en todas y cada una de las luchas de los maiceros  para lograr un trato justo a “nuestro” producto, el más importante del país.

Esta lucha, dijo, no es solo por el precio del maíz, es por la reivindicación del sector agropecuario como pilar de la economía nacional.

“Es por lograr los propósitos que ha establecido el gobierno federal en la Reforma Profunda al Campo, para alcanzar la suficiencia alimentaria y transformar el agro en un sector próspero, en el que las instituciones  y todos los eslabones de la cadena de producción del maíz hagan negocio con los productores y no a costa de ellos”.

El objetivo, agregó, es construir un campo con equidad y justicia de la mano de los productores que arriesgan todos los ciclos agrícolas su patrimonio, seguridad familiar, presente y futuro, por lo que “confiamos en que la reforma será para bien y tomará en cuenta nuestras demandas, necesidades y propuestas”.

El legislador federal mexiquense informó que en este ciclo primavera- verano, se contrataron sólo en el estado de Sinaloa, principal productor, 3.7 millones de toneladas de maíz y que desde marzo pasado se está negociando una compensación a su precio.

Por ello, el pasado 18 de junio más de dos mil productores se movilizaron en 35 camiones  de Sinaloa a la ciudad de Guadalajara, Jalisco, para manifestarse en uno de los foros regionales que se llevan a cabo con motivo de la Reforma al Campo.