Deposito de grasa en abdomen, principal causa de males crónico-degenerativos

Propicia que se formen tumores en páncreas hígado, bazo y estómago.

Provoca que no se aproveche la insulina adecuadamente.

Importante medirse la cintura, 80 centímetros en mujeres y 90 en hombres.

Instituto Mexicano dedl Seguro Social

La grasa abdominal es más peligrosa que la acumulada en otras partes del cuerpo ya que las personas con este problema, denominado obesidad central, tienen nueve veces mayor riesgo de presentar un infarto al miocardio y 79 por ciento más de posibilidades de desarrollar diabetes mellitus, como lo muestran algunos estudios realizados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El doctor Adolfo Chávez Tello, coordinador de Salud Pública en Baja California y San Luis Río Colorado, Sonora de la institución, precisó que estos depósitos de grasa son causa de otros padecimientos como hipertensión arterial, cálculos vesiculares, dislipidemia (aumento de colesterol en sangre) y constituyen un componente importante del síndrome metabólico (factores determinados por la obesidad que coadyuvan a los infartos al corazón y cerebral).

En la mujer se le asocia con ovarios poliquísticos y triplica el riesgo de desarrollar varios  tipos de cáncer, como el de endometrio, el esofágico, de riñón, de vesícula, biliar, gástrico, de colon y recto;  de mama y  páncreas.

GORDAS

Chávez Tello precisó  que esa grasa acumulada en el abdomen no cumple su función como fuente de energía para el organismo, sino que al alojarse en páncreas, hígado, bazo y estómago destruye tejidos y células, lo que propicia que se formen tumores.

Además, hay más resistencia a la insulina por el aumento de la producción de ácidos grasos libres que favorecen la aparición de las hormonas resistina y adiponectina, que provocan que el organismo no pueda aprovechar la insulina de manera adecuada debido a que los tejidos se resisten a su acción que consiste en producir energía o almacenarla en forma de glucógeno, por lo que la grasa se deposita en órganos de manera inadecuada y origina diabetes mellitus.

Para llevar un adecuado control de la grasa en abdomen existe un método sencillo que es el de la medición de la cintura, basta con tomar una cinta métrica y medirla, si sobrepasa los 90 centímetros en hombres y 80 en mujeres, hay exceso de grasa abdominal.

El especialista recomendó que las personas que tengan sobrepeso u obesidad acudan a los módulos PrevenIMSS ubicados en las unidades médicas y hospitalarias de la región, donde los orientarán sobre una alimentación sana y nutritiva, así como en esquemas de ejercicio de acuerdo a la condición de cada paciente.