México, Distrito Federal y BC triunfan en la Olimpiada Mexicana de Historia

Los jóvenes participantes en el concurso trasmiten, a través de sus ensayos, un gran orgullo por nuestro pasado, algo que es muy satisfactorio y esperanzador: Soledad Loaeza

Academia Mexicana de Ciencias

Alejandro Rodríguez Gómez-Tagle y Abraham Molina Sánchez, del Estado de México; Lilián Zavala Romero, del Distrito Federal; Daniel Carrasco Pérez y Luis Santillana Iribe, ambos de Baja California, disputarán próximamente la gran final de la VIII Olimpiada Mexicana de Historia, luego de ubicarse en los cinco primeros lugares de la etapa nacional del concurso que finalizó hoy en Ixtapan de la Sal.

Después de dos días de competencia, la quinteta de jóvenes ganadores salió avante con las mejores calificaciones entre los 120 estudiantes de educación secundaria que tomaron parte de ella. En total fueron 16 las delegaciones estatales presentes en esta fase.

El concurso, cuyo propósito es fomentar el estudio de la historia de México entre los jóvenes del país, lo organizan conjuntamente la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y Fundación Televisa, con la participación de un nutrido grupo de investigadores expertos en cada una de las cuatro etapas históricas en las que se divide la competencia quienes forman parte también del comité organizador.

La ceremonia de clausura, breve y animada por las decenas de estudiantes y delegados, la presidieron el coordinador nacional de la olimpiada, Alfredo Ávila Rueda; Miguel Ángel Uribe Sánchez,  subdirector regional de Educación Básica de Ixtapan de la Sal; Yolanda Gudiño, de Fundación Televisa; y María Teresa de León Gómez, delegada de la AMC en el Estado de México.

Los alumnos que obtuvieron la segunda posición fueron Luis Vega Vilchiz y Rafael Mendoza Romero, del Estado de México; y Rodrigo Malagón Rodríguez, Francisco Olguín Villanueva y Heidi Aldaco Cruz, del Distrito Federal.

Visión más optimista de la historia

CRUZADOS NIÑOS

Soledad Loaeza Tovar, investigadora de ciencia política, historia y relaciones internacionales, miembro de la AMC y creadora y coordinadora por varios años de la Olimpiada Mexicana de Historia, formó parte nuevamente del grupo evaluador de los trabajos presentados durante esta final nacional, y dijo que luego de ocho años de llevarse a cabo este concurso se siente muy contenta de que se haya mantenido con regularidad.

“Hemos encontrado en todos los años mucho entusiasmo y muy buena respuesta. Estoy muy agradecida por el apoyo incondicional que la Academia ha tenido para un proyecto que no sabíamos si iba a funcionar o no, pero que sí ha funcionado. Creo que la AMC también tiene que estar muy contenta de que este alcance llega incluso a muchachos de secundaria.

“Muchos se preguntarán por qué la Academia Mexicana de Ciencias tiene que ocuparse de muchachos de secundaria, parecería que no, pero creo que sí cumple  una función muy importante en lo que se refiere a la divulgación, al fomento del gusto por el estudio de la ciencia, en este caso por la historia”.

Después de participar en la calificación de los exámenes, Loaeza Tovar  describió que el nivel de jóvenes participantes es variado, ya que la lectura que hacen de la historia “es una mucho más optimista de la que nosotros nos imaginamos, mucho más optimista de la que la pueden hacer incluso los adultos, es un valor que habría que conservar y que habría que fomentar”.

Reconoció también que a través de los trabajos que realizaron durante los exámenes trasmiten un gran orgullo por nuestro pasado, algo que en su opinión es muy esperanzador y muy satisfactorio.

Consideró que tienen una manera de mirar al pasado que tendrían que recuperar los adultos ya que se ha  perdido de vista la importancia que tiene la historia para fomentar lealtades, para fomentar ciertas actitudes positivas frente a las posibilidades del futuro.

De forma más detallada comentó que el segundo examen de esta etapa “es muy interesante, muy divertido, porque pedimos a los muchachos que hagan la labor del historiador, les damos documentos de primera fuente y ellos tienen que hacer el trabajo del historiador profesional, interpretar esos documentos y lo hacen con una gran creatividad, con frescura y con más conocimiento del que nos imaginamos, aunque sí nos gustaría que se hiciera un mayor esfuerzo para que todos, sobre todo los jóvenes, conocieran más acerca del pasado de nuestro país”.

Una mujer entre los cinco primeros lugares

Los ganadores de la etapa nacional que irán ahora a la gran final televisada (Foto: Elizabeth Ruiz Jaimes/AMC).
Los ganadores de la etapa nacional que irán ahora a la gran final televisada
(Foto: Elizabeth Ruiz Jaimes/AMC).

 

Liliana Zavala, de 14 años de edad, es estudiante del tercero de secundaria en la Escuela Secundaria Anexa a la Normal Superior de México, en la delegación Cuauhtémoc en el Distrito Federal, y fue la única mujer que logró avanzar a la fase final de la VIII Olimpiada Mexicana de Historia, competencia en la que se ve concursando en los próximo años, ya que está a dirigida a estudiantes entre 12 y 16 años de edad.

De su desempeño dijo sentirse satisfecha, debido a que el formato del concurso en la etapa nacional que se llevó a cabo en Ixtapan de la Sal este fin de semana “me favoreció, porque en los ensayos que se pidieron  pude hacer una narración debido a que a mí me gusta mucho escribir.

“Tuve la posibilidad de integrar situaciones históricas al contexto y eso fue el punto clave, ya que pude ir describiendo y con base en ellas ir contando la historia. Lo mismo pasó en los ensayos del día previo, donde con los conocimientos que cada quien tiene de las etapas Prehispánica, Colonial y de los siglos XIX y XX y con las lecturas históricas que nos proporcionaron de autores fue de gran ayuda para hacer el texto, a mí facilitó el trabajo”, dijo la joven con gran seguridad.

Los ganadores de tercer lugar fueron Luis Cervantes Guevara, de Aguascalientes; Jorge Juárez Sánchez, de Puebla; Osvaldo Cabañas Quiroz, de Guerrero;  Andrés Regalado Mustafá, del Distrito Federal; así como Valeria Domínguez Ayala, Maximiliano Contreras Botello, Adrián Solís Winkle Velasco, Carolina Colín Valdez, José Lara Correa y Carlos Soriano Ibáñez, todos del Estado de México, la delegación estatal que más alumnos colocó en la etapa nacional de esta olimpiada.

La gran final de la VIII Olimpiada Mexicana de Historia se llevará a cabo próximamente a través de un programa de televisión producido por Fundación Televisa, con el apoyo académico del grupo de especialistas del comité organizador de esta olimpiada en la AMC: Berenice Alcántara, Alfredo Ávila, Iván Escamilla, Soledad Loaeza, Erika Pani, y Estela Roselló, Valeria Sánchez y Susana Sosenski.