Dávalos, el flojo

Flojo (del latín fluxus) es alguien «que no tiene mucha actividad», dice la Real Academia Española.

Gerardo Fragoso M. / Expediente Confidencial / Columnistas BC

Eso es José Roberto Dávalos Flores, diputado perredista y presidente de la comisión de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales de la 21 legislatura del Congreso del Estado.

No es un adjetivo, es la realidad.

Mire.

Dávalos tiene solamente dos iniciativas en los 239 días que lleva la legislatura.

Ninguna la ha presentado en solitario.

La primera fue una enmienda deslizada por todos los integrantes de la junta de Coordinación Política, el 27 de febrero, para reformar la ley Orgánica del poder Legislativo. La segunda fue una iniciativa elevada conjuntamente por todos los coordinadores de oposición, el 20 de marzo, para enmendar la ley que Reglamenta el Servicio de Agua Potable en el Estado.

Si tomamos en cuenta esas dos iniciativas, Dávalos presenta una cada 119.5 días en promedio. Como punto de referencia, el diputado que más ha presentado, Fausto Gallardo García, del PVEM, desliza una cada 20 días en promedio.

Por otro lado, el perredista encabeza una comisión que, en la 20 legislatura, fue la segunda que más dictámenes envió al pleno, con el priista Juan Bautista Montejano De La Torre encabezándola.

FLOJO

Montejano deslizó 108 dictámenes en 2012 (uno cada 3.38 días en promedio) y 138 en 2013 (uno cada dos días en promedio).

Esto es, en los últimos 639 días de la 20 legislatura, Montejano elevó 246 dictámenes (uno cada 2.59 días).

Las cifras de Montejano no tienen comparación con las de Dávalos quien, en 239 días, ha subido apenas 14 dictámenes (uno cada 17.07 días).

Debiera recordar el tijuanense que el antecesor de Montejano en esa comisión, que es fundamental legislativamente, también se caracterizó por un trabajo ralo. Y duró poco, muy poco tiempo al frente de la misma.

El perredista parece haberse olvidado de que lo eligieron los ciudadanos de un distrito, el 12, con cabecera en Tijuana, para que los representara, para que defendiera sus intereses, para que trabajara por ellos y, sobre todo, que su tarea primaria es reformar y construir leyes.

La última proposición que subió Dávalos, deslizada en la sesión del 20 de marzo, fue para defender a los perredistas que protestaban en la delegación Progreso, de Mexicali. La penúltima fue para solicitar un informe de la contaminación generada por la planta termoeléctrica de La Rosita. ¿Y los temas del distrito 12?

Eso sí, Dávalos en campeón en hacer declaraciones tronantes para los medios de comunicación. Se sube a cualquier tema, lo conozca o no, que le brinde ruido mediático.

Pero en su trabajo legislativo, Dávalos es flojo. No lo dice este columnista, lo dice la RAE y su propio quehacer parlamentario.

Comentarios: gerfragoso@gmail.com