Hay que restituirle al pueblo la palabra y el poder

Frecuentemente me pregunto ¿para qué queremos acercarnos al pueblo? ¿Para informarle, para explicarle lo que pasa en el país? Sólo parcialmente es cierto. Pero la mayoría lo hace sólo para pedirle su voto para seguir accediendo a los puestos públicos. Hay personas que han hecho de la política un negocio, una forma insultante de vivir, un atraco a la utilización de los recursos públicos. Se han convertido en unos vividores. Es tal su descrédito que hoy sólo ofreciendo despensas, recursos económicos, materiales y relaciones de poder, facilitan su modus operandi en la política. ¡Ya perdieron la vergüenza!

Jesús Sosa Castro/ A los Cuatro Vientos

Es verdad que más de la mitad de la población vive en la pobreza, que el régimen priista le ha robado su esperanza de vida, su dignidad y que empobrecerla permanentemente ha sido una forma de control político, económico y social. Hoy la hacen miserable y en las elecciones los partidos y los gobiernos, le reparten dádivas y espejitos para seguir castrando su resistencia social y sus luchas por un cambio de fondo. Ha llegado el momento de acabar con esas políticas, porque aceptarlas, es alargar y esconder las verdaderas intenciones que están detrás de estas prácticas sistémicas. No podemos seguir aceptando estas formas de comprar la conciencia de la gente porque los políticos han hecho de ese mecanismo, una eficiente manera de controlar el voto popular

palabra y poder poder dibujoLos que miramos en Morena un partido diferente, nos irrita la actitud convenenciera de algunos lidercillos hueseros. Están recurriendo a esas viejas prácticas del sistema de engañar al pueblo poniéndole enfrente la zanahoria. Hay que rechazar estas políticas tranzas, hablar con la gente, con ese sector activo de los trabajadores, con los que muestran mayor resistencia y lucha contra la burguesía, para que juntos veamos qué tipo de información y de propaganda deben implementarse, para avanzar en el proceso de cambio y acabar con aquellas prácticas que sólo fortalecen los mecanismos de control político y social. Forjar una formación teórica, política e ideológica en el pueblo, es hoy una condición necesaria para entender lo que pasa a su alrededor. Debemos superar la vieja idea de que un comité de expertos producirá la información que el pueblo necesita

Los miembros de Morena tenemos que operar como una inmensa red de corresponsales interiorizados de las aspiraciones, los deseos y las necesidades de la población. Tenemos, todos, la posibilidad de entender el por qué somos víctimas de la opresión ideológica, política, social y cultural que la burguesía produce y reproduce sobre el pueblo mexicano. Los teóricos revolucionarios enseñan que “es en el pueblo donde debemos ir a buscar la información porque es en él donde encontramos y encontraremos la experiencia, la sabiduría y la creatividad de cómo enfrentar y derrotar al enemigo”

poder_palabra¡Hay que restituirle la palabra y el poder al pueblo! Si éste no conoce sus tareas para transformar su mundo, ¿cómo puede realizarlas? Si no comprende dichas tareas, si no comprende la dimensión de su propia resistencia, si no conoce la situación real del país, de sus enemigos, ¿cómo puede disponerse a los sacrificios que implica la lucha por su propia defensa contra quienes lo saquean y lo empobrecen?

¿Y qué hay que compartir con el pueblo? Ante todo, hay que escribir sobre las acciones concretas de explotación y opresión que vivimos, sobre las medidas con las que el enemigo viene imponiendo su poder, sobre sus políticas públicas y privadas, sobre sus maneras de implementar en el pasado y en el presente sus medidas de enajenación. Los mensajes lanzados por la TV, la radio, prensa y otros medios, son mecanismos inducidos calculadamente por la burguesía. Las otras señales que el pueblo debe saber descifrar, son las acciones reales del sistema contra los salarios, contra el nivel de vida, el empleo, el saqueo de las mineras, de los banqueros, sobre las inmensas fortunas amasadas por políticos y empresarios

Hay que escribir sobre las experiencias pasadas y presentes con las que el pueblo trabajador ha enfrentado las acciones concretas de explotación y de opresión. Tenemos que divulgar las experiencias y las luchas pasadas y presentes y convertirlas en un patrimonio histórico de los trabajadores en lucha. Esto es más importante en nuestro país, si tomamos en cuenta que la burguesía se ha apoderado de la historia de las resistencias populares, la ha deformado a su conveniencia y ha convertido a sus combatientes en sus referentes nacionales. Se ha apropiado de nuestros héroes como los Flores Magón, Emiliano Zapata y Francisco Villa, cuando los suyos son Francisco I Madero, Plutarco Elías Calles, Venustiano Carranza y otros

La burguesía mexicana llama a Madero “prócer de la democracia” cuando sólo enfrentó a Díaz para ocupar su lugar sin aplicar una política distinta. Este no vaciló en ponerse de acuerdo con los gringos para fortalecer su ejército y liquidar a Emiliano Zapata y a Francisco Villa. Lo mismo hizo Carranza con Madero. Lo mandó matar, porque éste no pudo acabar con el Ejercito del Sur.

palabra y poder imagen en negativoPeña Nieto festejó, el 21 de abril, el centenario de la invasión del ejército norteamericano al puerto de Veracruz, cuando sus héroes Venustiano Carranza y el Gral. Gustavo Mass, este último encargado de la plaza, dieron la orden de retirada dejando a los cadetes de la marina al mando del Teniente José Azueta y a un puñado de hombres del pueblo, la responsabilidad de defender al territorio nacional, mientras los héroes de la burguesía huían como ratas y viles cobardes. Nuestra propaganda debe poner el acento en el carácter entreguista y servil con que la burguesía está saqueando nuestras riquezas, desenmascararla como una burguesía antinacional, corrupta, incompetente y traidora a la Patria. No es poco lo que hay que sacar a la luz para que el pueblo conozca quién lo gobierna. Perderse en problemas menores, es andar jondeando gatos de la cola

jesus-sosa-castro3-150x150*Jesús Sosa Castro. Destacado militante de la izquierda mexicana. Articulista de SDP noticias y colaborador de A los Cuatro Vientos.