Los resultados del PRODEPA-UABC y sus efectos en la sucesión de la rectoría universitaria

Además de los profesores e investigadores anónimos que obtuvieron el  nivel 7 y 8, la principal ganadora del Programa de Reconocimiento al Desempeño del Personal Académico (PREDEPA) de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), fue la coordinadora de Formación Básica –maestra en ciencias Anabel Magaña Rosas-.

Arturo Jiménez Cruz* / Observatorio Académico Universitario

A su área de responsabilidad le otorgaron el mayor porcentaje relativo de puntos.

También ganó el machismo: las tres mejores investigadoras de la UABC (Bacardi, Stoycheva y Viana) fueron castigadas severamente con niveles que no merecen por su trayectoria y productividad.

Perdieron, además de la universidad, el estado de Baja California, nuestro país y la mayoría de investigadores que publicaron en revistas ISI en 2013 y en la historia de la universidad.

Aparentemente también perdieron el secretario general -licenciado Ricardo Dagnino Moreno- y la coordinadora de Postgrado e Investigación -doctora en ciencias Patricia Moctezuma Hernández-, o probablemente como dice el dicho: “ganaron perdiendo”.

La coordinadora de formación tuvo la capacidad de persuadir al rector y al secretario general sobre  la importancia de su área de responsabilidad. El segundo y la tercera no presentaron argumentos sólidos para defender su área de responsabilidad: la de apoyar a los investigadores, las actividades de investigación y el prestigio de la universidad.

Los resultados del PREDEPA podrían tener alguna relevancia para el proceso de sucesión para la rectoría. Los perfiles de quienes se equivocan tienen más posibilidades de subir en la carrera burocrática; mientras más éxitos tengas más posibilidades de triunfar en el ámbito empresarial, en el ejercicio profesional o en la actividad académica internacional. Más obstáculos se tienen en la carrera burocrática.

Se desata la  carrera por la sucesión en la Rectoría de la UABC. Los resultados del programa académico influirán en el proceso, que arranca en cinco meses más (Foto: edificio de Idiomas, internet).
Se desata la carrera por la sucesión en la Rectoría de la UABC. Los resultados del programa académico influirán en el proceso, que arranca en cinco meses más (Foto: edificio de Idiomas, internet).

El programa de educación superior y el apoyo a la investigación y la tecnología  del Lic. Enrique Peña Nieto es otro damnificado con el PREDEPA.

De alguna manera los resultados unen a Peña con el secretario general, la coordinadora de postgrado y con los investigadores que publican en ISI: todos perdieron con el PREDEPA.

El Lic. Peña Nieto se ha comprometido a mejorar la investigación y los recursos para investigación a 1% del total del PIB. El PREDEPA disminuirá o anulará la eficacia de  los supuestos recursos que se aumentarán para investigación, por lo menos en la UABC y en el estado de Baja California.

La administración de una universidad y las posibilidades de llegar a la rectoría podría ser más compleja, impredecible, coyuntural, que lo que se puede hacer mediante un análisis histórico. Los medios de información, los medios tecnológicos y las relaciones entre las fuerzas políticas ya no son las mismas que en el siglo XX.

Quedan un poco más de cinco meses para que se inicie el proceso de asignación del o de la rectora y menos de nueve para que tome posesión el o la nueva rectora. En ese período puede haber muchos aciertos y errores de cada uno de los candidatos de la actual administración. Con implicaciones impredecibles para sus carreras burocráticas.

ARTURO JIMENEZ CRUZ* Doctor e investigador de la Facultad de Medicina y Psicología de la Universidad Autónoma de Baja California, campus Tijuana, y miembro de la Academia Mexicana de Ciencias.