Urge reinventar, sin fricciones, la política fronteriza entre México y Estados Unidos

– “La clave para obtener el máximo potencial de la frontera requiere que integremos objetivos económicos, sociales y culturales a nuestra política fronteriza”: académica de la UCSD.

– Se están desperdiciando miles de millones de dólares en oportunidades económicas debido a la visión limitada de la frontera exclusivamente como un asunto de seguridad nacional-

Monitor Económico

San Diego, California, mayo 6.- Un estudio realizado por una coalición de especialistas altamente reconocidos en Economía Urbana, afirma que tanto los Estado Unidos como México se beneficiarían significativamente de una “Frontera sin Fricción”.

Este cambio en la estrategia diplomática y económica permitiría –según el estudio- que el cruce fronterizo entre Tijuana y San diego acelere el crecimiento económico y la prosperidad binacional en lugar de ser un “cuello de botella”.

Con el Título “De Barreras Fronterizas a una Promesa Binacional: Lo que pudiera ser con una Frontera sin Fricción”, el estudio de 25 páginas fue preparado por la firma de consultoría y estudios urbanos Creative Class Group, ubicada en la Ciudad de Nueva York, en alianza con Global CONNECT, un centro de investigación de Extensión Universitaria en la Universidad de California en San Diego (UCSD).

“El lugar, no la categoría de Estado, es el eje central en nuestro tiempo y de la economía global” manifestó el Doctor Richard Florida, fundador de la firma Creative Class Group, quien ya había expuesto el tema durante la segunda edición del encuentro Tijuana Innovadora en octubre de 2012, al señalar “la economía creativa no conoce razas, géneros, orientación ni distingue a personas, sino que esta surge del ambiente”.

Hoy refrenda que “en esta era de retos económicos épicos, necesitamos abrir puertas, no cerrarlas… procesos eficientes, sistemas inteligentes y tecnologías avanzadas es lo que se requiere urgentemente”.

La Doctora Mary Walshok, Vice-Canciller y Rectora de Extensión Universitaria en UCSD, coautora del estudio, enfatizó que “la clave para obtener el máximo potencial de la frontera requiere que integremos objetivos económicos, sociales y culturales a nuestra política fronteriza. Consideramos que debe reinventarse la forma de administrar nuestra frontera”.

Los investigadores se reunieron con líderes empresariales y comunitarios, así como con funcionarios de gobierno en ambos lados de la frontera Tijuana-San Diego para escuchar sus perspectivas personales sobre una frontera sin fricción entre México y Estados Unidos.

El estudio concluye que se están desperdiciando miles de millones de dólares en oportunidades económicas debido a la visión limitada de la frontera exclusivamente como un asunto de seguridad nacional, y que al integrar objetivos económicos, sociales y culturales en las políticas de administración fronteriza se podrá liberar un enorme potencial.

Estas conclusiones se presentaron ante un grupo de líderes empresariales, comunitarios y expertos de política pública de ambos lados de la frontera en las oficinas de la Fundación de San Diego.

Cada día, más de 300 mil personas cruzan la frontera de Tijuana-San Diego en ambas direcciones, muchos se ven obligados a esperar largos periodos de tiempo en filas de hasta tres horas o más.

Anualmente, se generan más de 60 millones de cruces, la gran mayoría por motivos de compras y recreación.

FRONTERA EU CON MEXICO

Algunos resultados relevantes del estudio:

· El gasto anual transfronterizo se ha triplicado en la última década, al mismo tiempo que los legisladores de E.U. han designado recursos cuantiosos para la construcción de sofisticadas redes de sensores, cercos, patrullas y vehículos aéreos autónomos.

· Las pérdidas directas por una estrecha política fronteriza e infraestructura obsoleta entre Baja California y el Condado de San Diego ascienden a más de $2,900 millones de dólares, equivalentes a 40 mil empleos a nivel regional, así como $7,200 millones de dólares y 62 mil empleos para ambos países.

· La contaminación ambiental generada por los vehículos en espera está ligada a problemas respiratorios, cardiovasculares y cáncer en poblaciones vulnerables.

Principales recomendaciones:

· Una separación formal entre la seguridad y las políticas de gobernanza en la operación de los cruces fronterizos de los Estados Unidos.

– Incluir al Departamento de Relaciones Exteriores y/o de Comercio de los Estados Unidos en la administración de la frontera.

· Inversión sustancial en tecnologías avanzadas de vigilancia y administración de sistemas gubernamentales.

· Inversión significativa en infraestructura de transporte más eficiente, desde aeropuertos binacionales hasta “tren bala” para ligar a las regiones fronterizas.