Empresas chinas de Cabo Dorado (Pulmo) acusadas de fraude por el Banco Mundial

Dos de las tres empresas que conforman Beijing Sansong International Trade Group, compañía asociada con la norteamericana Glorious Earth Group, interesadas en invertir más de tres mil millones de dólares en el nuevo megaproyecto Cabo Dorado, están relacionadas con actos de corrupción, y están vetadas por el Banco Mundial (BM) desde el año 2009, por fraude.

Erick Murillo / bcsnoticias.mex

La Paz, Baja California Sur (BCS).- Se trata de China State Construction Engineering Corporation (CSCE) y China Communications Construction Company (CCCC), las cuales fueron acusadas por la institución internacional de realizar prácticas fraudulentas durante la primera fase de construcción de carreteras en Filipinas, y la de un puente en Malasia, donde el BM aportó un financiamiento de 150 millones de dólares.

Las empresas que empujan de nuevo el proyecto para las inmediaciones de Cabo Pulmo, apoyadas abiertamente por presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en BCS Juan Alberto Valdivia Alvarado y el senador Isaías González Cuevas, fueron señaladas por inflar los precios de materiales e insumos usados en las carreteras filipinas para maximizar sus ingresos.

La CSCE, con dirección en Beinjing, está inhabilitada, según consta en el sitio oficial del BM, por un periodo de cinco años —de enero del 2009 a enero del 2015—, y la CCCC recibió un veto por un lapso de ocho años —de enero del 2009 a enero del 2017—.

Con la inhabilitación se les impide que “se presenten a licitaciones de contratos que financie el Banco Mundial en el futuro, ya sea indefinidamente o durante el período de sanción que aparece más adelante, son el resultado de una investigación exhaustiva realizada por la Vicepresidencia de Integridad Institucional”, se explica en el sitio oficial de la organización.

El escándalo por corrupción de las empresas no sólo acapara el continente asiático, puesto que la CSCE se ha visto recientemente envuelta en una situación similar en Australia, donde construye una marina en la Costa Dorada, en la que se invierten cinco billones de dólares.

Ambas compañías ya han sido expuestas y rechazadas para realizar proyectos inmobiliarios en América Latina, como en Ecuador y Argentina; sin embargo en México fueron bien recibidos por algunos legisladores priistas de Baja California Sur.

En una reunión realizada el 14 de abril en La Ribera, los diputados locales Juan Alberto Valdivia Alvarado y Carlos Castro Ceseña, y el senador Isaías González Cuevas respaldaron el desarrollo que contempla la construcción de más de 22 mil cuartos, y señalaron a grupos de ambientalista de tener, presuntamente, intereses de empresarios que no quieren competencia en la zona.

Acusan ambientalistas al PRI de BCS de campaña de desprestigio

CABO PULMO GREENPEACE

Organizaciones ambientalistas dieron a conocer que enviaron una carta al presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, César Camacho Quiróz, para denunciar una campaña de desprestigio en su contra, que dijeron, fue iniciada por el senador Isaías GonzálezCuevas, y los diputados Juan Alberto Valdivia yCarlos Castro.

Las organizaciones Amigos para la Conservación de Cabo Pulmo (ACCP), COSTASALVAjE, Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), Defensa Ambiental del Noroeste, Greenpeace y Niparajá enviaron dicha carta, donde le solicitan a Camacho Quiróz su intervención para parar la campaña de desprestigio.

Habrá que recordar que a mediados de abril, tras una reunión con pobladores de La Ribera, los priistas manifestaron su apoyo al proyecto Cabo Dorado, e incluso afirmaron que las organizaciones ambientalistas que se pronunciaban en contra de dicho proyecto tenían otro tipo de intereses y que eran usados por empresarios del ramo para evitar la competencia.

“Es lamentable que estos tres legisladores sean parte de una campaña de difamación y desprestigio en contra de las ONG afirmando que se mueven por intereses de tipo económico con el objetivo de restar legitimidad a los argumentos científicos, ambientales y sociales que las organizaciones hemos manifestado y que sustentan la preocupación ante la posible construcción de Cabo Dorado”, señala la carta enviada al líder del PRI.

En la misiva, los grupos ambientalistas exponen la problemática ambiental que conllevaría la construcción del mega proyecto.

“Las organizaciones firmantes reconocemos la importancia que tiene el turismo como generador de divisas para México, pero estamos convencidas de que un modelo de turismo depredador, que ofrece aparentes beneficios de corto plazo a cambio de la transformación del ecosistema y la biodiversidad, genera una presión adicional para los ecosistemas de la región que a largo plazo llevan a las comunidades al colapso

Además, este tipo de desarrollos aceleran la erosión de la franja costera y la hacen más vulnerable frente a fenómenos meteorológicos como huracanes y tormentas tropicales. Ésta ha sido la preocupación central de las organizaciones que durante muchos años hemos defendido los ecosistemas y a las comunidades que los habitan o dependen de ellos por su cercanía geográfica”, explicaron.

La carta fue enviada con copia a Emilio Antonio Gamboa Patrón, Coordinador de la Fracción parlamentaria del PRI en la Cámara de Senadores LXII Legislatura y Manlio Fabio Beltrones Rivera, Coordinador de la Fracción parlamentaria del PRI en la Cámara de Diputados LXII Legislatura.

El PRI de BCS lo niega

CABO PULMO BAHIA

El diputado Juan Alberto Federico Valdivia Alvarado, dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), niega de manera rotunda que se haya iniciado una campaña de desprestigio contra los grupos ambientalistas que defienden Cabo Pulmo de la construcción del proyecto turístico Cabo Dorado.

Esto luego de que las organizaciones Amigos para la Conservación de Cabo Pulmo (ACCP),COSTASALVAJE, Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), Defensa Ambiental del Noroeste, Greenpeace y Niparajá, enviaran una misiva a César Camacho Quiroz, presidente nacional del PRI, solicitando un llamado de atención para el senador Isaías González Cuevas, el líder sudcaliforniano del tricolor y el diputado local Carlos Castro Ceseña acusándolos de difamación.

“Yo nunca he arremetido ni iniciado ninguna campaña contra nadie”, señala Valdivia Alvarado después de leer la carta, confesando sentir “extrañeza por el tono de la misma”, pues él siempre ha sido, asegura, “respetuoso de todas de las expresiones”.

Así, el legislador y líder afirma que desde el PRI “no hay ninguna campaña de desprestigio en contra de nadie”.

Sobre su visita y la de sus compañeros legisladores a La Ribera para dar su apoyo al proyecto Cabo Dorado, precisa que el partido únicamente busca el desarrollo social y económico de la zona, pues los pobladores del lugar exigen mejoras en educación y mayores oportunidades de empleo.

Después de que las organizaciones ambientalistas hicieran llegar el mensaje a Camacho Quiroz, con copia a Emilio Antonio Gamboa Patrón, coordinador de la Fracción Parlamentaria del PRI en la Cámara de Senadores, y a Manlio Fabio Beltrones Rivera, coordinador de la Fracción Parlamentaria del PRI en la Cámara de Diputados, Juan Alberto Valdivia asegura que ha mantenido comunicación con la dirigencia nacional, sin embargo, aclara, el tema de Cabo Dorado y la epístola ambientalista no se ha mencionado siquiera.

Asimismo, apunta “de manera tajante y de manera muy clara” que no conoce siquiera el proyecto turístico claramente ni mucho menos a funcionarios de las empresas Beijing Sansong International Trade Group-State Construction Engineering Corporation (CSCE) niChina Communications Construction Company (CCCC), interesadas en invertir en el megaproyecto Cabo Dorado y que están relacionadas con actos de corrupción y fraude.