Sin ser necesario, el gobierno mexicano quiere importar carne de cerdo al mercado

Está garantizado el abasto nacional de carne de cerdo y en ningún momento se ha puesto en riesgo el sistema productivo ni la distribución, dicen los porcicultores.

Están inconformes con la posibilidad de importar derivados cárnicos del cerdo.

Confederación de Porcicultores Mexicanos

El abasto de carne de cerdo nacional está totalmente garantizado en los principales centros comerciales del país, en las mejores condiciones de calidad y sanidad, informó el presidente de la Confederación de Porcicultores Mexicanos, José Luis Caram Inclán.

El dirigente de los porcicultores mostró su preocupación por la propuesta que se ha hecho al interior de la Comisión de Comercio Exterior, que preside la Secretaría de Economía, por la posibilidad de abrir cupos de importación de diversos derivados cárnicos procesados del cerdo,  provenientes de terceros países con los cuales México no cuenta con acuerdos comerciales.

De prosperar esta propuesta, dijo, se presentarían condiciones adversas para la porcicultura nacional. Primero, se vería afectada la recuperación de esta importante industria, cuyas inversiones son cuantiosas y de la que dependen más de dos millones de empleos directos.

Puntualizó que “en ningún momento se ha puesto en riesgo el sistema productivo ni la distribución y comercio de derivados de esta especie, que sigue siendo uno de los alimentos preferidos por la población del país”.

En el orden sanitario, expresó que, desde junio del 2012, cuando se notó la presencia en México de la enfermedad “Diarrea epidémica porcina”, los porcicultores mexicanos, junto con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria de la SAGARPA, establecieron mecanismos de acción inmediata para su control y se adoptaron medidas preventivas para el blindaje de las granjas porcinas que operan en todo el país.

Entre estas medidas, apuntó, destaca la distribución de materiales informativos sobre buenas prácticas de producción porcina y capacitación de personal encargado del manejo de las piaras. Se emprendieron también acciones de bioseguridad, lavado y desinfección de instalaciones y vehículos de transporte, en el marco de un esquema de seguridad sanitaria absoluta.

CARNE CERDO CORTES

Consideró que la buena relación entre productores y autoridades de SAGARPA, cada quien en el ámbito de su responsabilidad, se mantiene en México un sistema sanitario, de calidad e inocuidad, de lo más avanzado en el mundo, al grado de que nuestros productores mantienen su presencia en los mercados internacionales de la carne de cerdo y de otras especies.

Derivado de que estas medidas, dijo el MVZ Caram Inclán, se implantaron medidas de orden sanitario en las granjas con propósitos comerciales en todo el país, y se ha logrado mantener el estatus de calidad, sanidad e inocuidad, con el reconocimiento de especialistas de la SAGARPA y, sobre todo, de los compradores asiáticos de carne mexicana.

Mencionó que, de acuerdo con cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), en los últimos cuatro años la producción de carne de cerdo ha crecido en promedio 3.4 por ciento, derivado del crecimiento de la demanda de un mayor número de consumidores mexicanos que hoy en día prefieren la carne de cerdo por su frescura, calidad y valores nutricionales.

Finalmente destacó que, en días pasados, se publicó el acuerdo por el que se crea la Comisión Ejecutiva para la Productividad de la Cadena Porcícola, en el marco de nuevas políticas públicas para impulsar el desarrollo de la porcicultura nacional.

Por todo ello, el dirigente de los porcicultores mostró su extrañeza por la eventual aplicación de cupos de importación propuestos por la Secretaría de Economía, lo cual contravendría la anterior iniciativa gubernamental, señaló el también porcicultor Caram Inclán.