Profanos y extraños: Jardín Botánico Todos Santos

Como lo reportaron los medios de comunicación, el Jardín Botánico Todos Santos fue inaugurado oficialmente este pasado sábado 29 de marzo por el alcalde de Ensenada, profesor Gilberto Hirata Chico.

Horacio de la Cueva Salcido*

Este lugar toma su nombre del viejo nombre castellano de la ensenada, Ensenada Todos Santos. El grupo de trabajo que ha desarrollado el jardín decidió que era una forma de mantener viva la historia de nuestra comunidad mientras se destacaba la riqueza de plantas y paisajes que nos rodean.

Buscamos un jardín botánico representante digno de los muchos ecosistemas que conforman al estado.

El Jardín Botánico Todos Santos, que apenas hoy cubre siete mil metros cuadrados pero está planeado para 2.6 hectáreas, no puede ni podrá albergar a las más de tres mil especies de plantas del estado, pero si nos dará una muy buena idea de la riqueza de plantas y paisajes que nos rodean.

Esperamos en un futuro cercano convencer al ayuntamiento y al gobierno estatal de que el jardín botánico es una alianza que beneficia a todos los ciudadanos y que nuestro manejo de las áreas del desarrollo que les corresponden es el mejor uso que se le puede dar a sus terrenos.

Un jardín botánico cumple funciones múltiples. Es, antes que nada, parte de la vida cultural de una ciudad y de su población. Asistir a un jardín botánico es asistir a un evento cultural en un sentido muy amplio de la palabra. En un jardín botánico se aprende de plantas, pero también de cómo nos sentimos y relacionamos con la naturaleza, de cómo esta forma parte esencial de nuestras vidas y nuestro lugar en los ecosistemas.

La función esencial de las plantas es convertir el dióxido de carbono en oxígeno y con la luz y el agua, a través del proceso de fotosíntesis, producir para el resto de los organismos, transformando el dióxido de carbono en azúcares simples y almidones. Luego la planta se encarga de generar otros nutrientes. Sin plantas el mundo sería inimaginable.

A partir de esa función como productores primarios y en respuesta al medio, las plantas evolucionan, adaptándose al ambiente y, al mismo tiempo, modificando el ambiente al cual se adaptan ellas y el resto de los seres vivos.

Para nosotros las plantas son más que eso, forman parte de nuestra vida como alimento, decoración o elemento esencial del paisaje. Las plantas son también parte de nuestra cultura, no sólo son alimento, son cocina diaria o de grandes ocasiones, son el fondo o el tema de pinturas, cuentos, poesías y novelas.

El jardín botánico nos puede llevar a estas reflexiones. El Jardín Botánico Todos Santos, localizado en el Sauzal de Rodríguez, en lo que era el rancho La Escondida, convertido en un desarrollo urbano incipiente, tiene este y otros fines.

Consideramos que un jardín botánico también es un área verde urbana, un área verde donde vecinos y visitantes de todas las edades pueden caminar, reflexionar y conversar.

Es también un lugar donde todos pueden aprender. Aprender a como convivir con la naturaleza, a comprender nuestro entorno local, a imitar a la naturaleza que nos rodea para tener un jardín bello de plantas nativas en nuestra casa.

El Jardín Botánico Todos Santos será el lugar ideal para entender y vivir el desarrollo sustentable. Si no conocemos y aprendemos de nuestro entorno, poco podemos hacer para entender por qué y cómo debemos modificar nuestra forma de vida, sin sacrificar nuestra calidad de vida ni la de las próximas generaciones.

El Jardín Botánico Todos Santos será de todos nosotros en cuanto lo hagamos parte de nuestra vida. Si nos quieres ayudar en este esfuerzo o visitarnos búscanos en jardintodossantos@gmail.com.

HORACIO DE LA CUECA* Investigador titular del Departamento de Biología de la Conservación de la División de Biología Experimental y Aplicada del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE). Directivo del grupo civil ambientalista Terra Peninsular, de Baja California.cohevolution@gmail.com cuevas@cicese.mx