Exigen a PGR investigar importación de manzanas de EU dañinas para la salud

Nos han usado como consumidores de segunda: senador Patricio Martínez

El pleno del Senado demandó al gobierno federal suspender la comercialización de manzanas provenientes de Estados Unidos, y solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) que investigue la posible existencia de un delito en contra de los productores nacionales de ese producto y de los consumidores mexicanos, por el probable daño a su salud, ya que la fruta es de cosechas rezagadas en el vecino país del norte y tratada con químicos.

Víctor Ballinas y Andrea Becerril/  La Jornada

Fue una propuesta del PRI, a la que se sumaron las demás fuerzas políticas, para exigir apoyo a los productores nacionales, que tienen 4 millones de cajas de manzana sin poder vender de la pasada cosecha, y otros 7 millones de cajas de la actual que correrán el mismo destino.

De igual forma, en el punto de acuerdo aprobado por el pleno se pidió a las secretarías de Economía y de Salud que de manera inmediata se frene la importación de manzanas de Estados Unidos hasta que se compruebe que el consumo de este producto no provoca daños a la salud.

Con el respaldo de todos los grupos parlamentarios representados en el Senado, se demandó que la Secretaría de Hacienda investigue de qué manera y con qué documentación ingresaron al país millones de cajas de manzana procedentes de Estados Unidos.

Al presentar el punto de acuerdo ante el pleno, el senador priísta Patricio Martínez subrayó: no podemos permitir la dependencia de muchas cosas en el país, y ahora también de la manzana extranjera, procedente del vecino país del norte, que está entrando de forma irregular y nos han usado como un patio trasero de consumidores de segunda, pues nos envían productos que ya caducaron y eso no lo podemos permitir.

Por parte del PRD, el senador Fidel Demédicis Hidalgo demandó la solución a este problema, para que se vea que el Senado no es tapadera ni establece complicidades con nadie, en su afán de coadyuvar a que los productores de manzanas mexicanas salgan de la crisis en la que los han metido, por cierto, quién sabe quién.