Confirma el Servicio Meteorológico Nacional: lluvias deficitarias para BC al concluir el invierno

El Servicio Meteorológico Nacional, al evaluar la evolución de la sequía en México, anunció  que Baja California, Sonora y el Norte de Chihuahua vivirán este año una condición de severa a extrema en lo concerniente a bajas precipitaciones pluviales.

Asimismo reveló que existe un 50 por ciento de posibilidades de que el país enfrente un nuevo fenómeno meteorológico conocido como El Niño-Oscilación del Sur, que afectará con la posibilidad de lluvias a la región peninsular de Baja California a partir del mes de junio.

Y en cuanto a la proyección preliminar de tormentas tropicales y huracanes para la temporada 2014, pronosticó 15 ciclones tropicales nombrados, de los cuales cinco serían de la categoría de tormenta tropical, siete serían huracanes moderados y tres intensos para un total de 10 huracanes.

A continuación, A los Cuatro Vientos presenta las previsiones meteorológicas generales 2014 que el coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional, maestro Juan Manuel Caballero, dio a conocer este miércoles 12 de marzo en el edificio central de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en la ciudad de México:

ADRIANA CUEVAS, COORDINADORA GENERAL DE COMUNICACIÓN Y CULTURA DEL AGUA DE LA CONAGUA

Muchas gracias por acompañarnos esta mañana.

Le agradezco mucho también al maestro Juan Manuel Caballero, él es el titular del Servicio Meteorológico Nacional, así como al maestro René Lobato, gerente de Meteorología.

Vamos a platicar con ustedes sobre las Previsiones Generales de cómo viene este año en materia climatológica.

Comenzaremos con una breve explicación, ya sabemos algunos datos de porcentajes, hasta dónde nos marcan que puede ser Niño o Niña, lo que implica esto para nuestro país y después ya pasamos a la sesión de preguntas y respuestas si están de acuerdo.

Adelante maestro, muchas gracias.

JUAN MANUEL CABALLERO GONZÁLEZ, COORDINADOR GENERAL DEL SERVICIO METEOROLÓGICO NACIONAL (JMCG):

Buenos días a todos.

Como parte de las Previsiones Generales que está estimando el Servicio Meteorológico Nacional en Conagua, primero que nada vamos a hablar sobre el pronóstico de El Niño-Oscilación del Sur.

Actualmente El Niño-Oscilación del Sur se mantiene en una fase neutral, pero las condiciones de la atmósfera y del océano nos están indicando que son favorables para el desarrollo de un evento de El Niño a partir de este verano, muy probablemente a partir de julio y hasta septiembre cuando inicie este proceso.

Si observamos los modelos de probabilidad esto justamente nos indican. Actualmente los modelos que utiliza el Centro de Predicción Climática de los Estados Unidos, de la NOAA, esto nos están indicando, que a partir de julio cambia esta tendencia y que hay un 50 por ciento de probabilidad de que se desarrolle un evento de El Niño en el Pacífico Ecuatorial.

Típicamente El Niño y La Niña se forman entre abril y junio y alcanzan su fase de madurez entre diciembre y febrero, pueden persistir de 9 a 12 meses en promedio, pero ha habido eventos mucho más largos que han durado dos años, no tienen un periodo definido y por lo tanto, no tienen una tendencia lineal, son recurrentes entre cada dos y siete años.

De este 50 por ciento de probabilidad sólo el 10 por ciento nos está indicando que sea la fase contraria, que sea un evento de La Niña y que por lo tanto haya un enfriamiento de las condiciones normales en el Pacífico Ecuatorial.

Si observamos en esta lámina, durante el último mes los cambios de la temperatura superficial del mar en el Pacífico Ecuatorial fueron positivos, por lo tanto, el patrón de El Niño, aunque no se establece, es una señal de que ya está cambiando el océano y esto, no indica una normalidad de temperatura durante las últimas semanas y, justamente, vemos en el análisis de los últimos cinco días cómo hubo ya un calentamiento por arriba de lo normal que es, básicamente, la señal que nos está indicando la gestación de El Niño para los siguientes meses.

EL NIÑO OSCILACION SUR

¿En qué nos afecta un evento de El Niño?

Ha habido eventos de El Niño muy intensos en los años 82-83 y 97-98, que en México han generado, durante el verano, altas temperaturas con sequías en la mayor parte del país, a excepción de las penínsulas de Baja California, Yucatán, y el sur de Veracruz, en Tabasco y el norte de Chiapas; es decir, en estas zonas habría un aumento de lluvias a partir de que se establezca El Niño.

La frecuencia en huracanes también se ve afectada y, por lo general, cuando hay condiciones de El Niño, en el Océano Atlántico disminuye esta frecuencia, es decir, hay un menor número de huracanes, pero en el Pacífico, aumenta. La intensidad es relativa y no está directamente asociada a un evento de El Niño o La Niña.

Para las condiciones en invierno, aumenta el número de frentes fríos y se observa lluvia por arriba de lo normal en casi todo el país, excepto en el sur de Veracruz, Guerrero y Oaxaca. Además de presentarse temperaturas mínimas extremas en el noroeste y centro del país.

Si estamos pronosticando que la señal de El Niño empiece a partir de julio, las afectaciones podrían presentarse al final de este verano e indiscutiblemente ya para el siguiente invierno.

Actualmente, se encuentra por parte de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) y del Centro de Predicción Climática de los Estados Unidos, una vigilancia, que en inglés le llaman El Niño Watch, y esto indica que las condiciones de la anomalía de la temperatura superficial del mar en el Pacífico Ecuatorial son favorables para el desarrollo de El Niño dentro de los siguientes seis meses.

Por esta condición, estamos también nosotros haciendo este Alertamiento, para ir tomando las consideraciones necesarias.

SEQUIA CAMPESINO DAÑADO

En cuanto a la evolución de la sequía.

El monitor de sequía en nuestro país, en febrero de 2014, nos marca que, prácticamente, hay unas condiciones de anormalmente seco en el sur del país, principalmente en Guerrero, Oaxaca y el sur de Veracruz, alguna porción en el norte de Jalisco, casi la totalidad del estado de Sinaloa, Sonora, parte del norte de Chihuahua, norte de Coahuila, alguna porción mínima en Tamaulipas, el sur de Baja California Sur y el norte de la península de Baja California.

Tenemos una condición de sequía severa, solamente en Baja California, en Sonora, en el norte de Chihuahua y en el norte de Coahuila, y una condición de sequía extrema únicamente en el norte de Chihuahua, y esto es a consecuencia de la gran cantidad de lluvias que tuvimos durante el año pasado. Recordando también que febrero del año 2014 fue uno de los años con menores lluvias en nuestro país, con sólo 6 milímetros de promedio nacional.

En cuanto al porcentaje del área afectada por sequía, tenemos un 78 por ciento sin afectación del territorio y un 21.8 por ciento con algún grado de afectación de sequía. De los cuales, la sequía moderada es de 3.68 por ciento; la sequía severa, 5.5; la sequía extrema, solo el 0.23 por ciento, y no tenemos aún alguna condición de sequía excepcional, que es el rango más alto para la sequía.

En cuanto a la proyección preliminar de tormentas tropicales y huracanes para la temporada 2014, tenemos un pronóstico de 15 ciclones tropicales nombrados; de los cuales, cinco serían de la categoría de tormenta tropical, y siete serían huracanes, de los cuales, estos serían moderados, más tres intensos, con una totalidad de 10 huracanes.

Para el Pacífico se estima por arriba del promedio histórico que son 13.2 tormentas con nombre, en el periodo de 1949 al año 2013, y hay un récord de 24 ciclones tropicales por año en 1992 como máximo, y un mínimo de 4 ciclones tropicales en el año de 1953.

Para la Cuenca del Atlántico estamos pronosticando 10 ciclones tropicales, de los cuales tres serían tormentas tropicales, cinco huracanes moderados y dos intensos.

En el Atlántico se estima que con estos números estaremos por debajo del promedio histórico que son 11 ciclones con nombre, en el mismo periodo de 1949 al año 2013; para el Atlántico hay un récord máximo de 27 ciclones tropicales en el año 2005 y un mínimo de cuatro, en el año de 1983.

Recordemos que ésta es una cifra preliminar, son datos preliminares que estamos exponiendo el día de hoy.

HURACANES MEXICO MAPA

En cuanto a los nombres que se van a asignar para las tormentas tropicales y huracanes en este año 2014, tenemos en la columna de la izquierda los nombres para la Cuenca del Pacífico, aquí estarán Arthur, Bertha, Cristóbal, Dolly, Eduard, Fay, Gonzalo, Hanna, Isaías, Josephine, Kyle, Laura, Marco, Nana, Omar, Paulette, Rene, Sally, Teddy, Vicky y Wilfred.

Para el Océano Atlántico, tendremos los nombres asignados para Amanda, Boris, Cristina, Douglas, Elida, Fausto, Genevive, Hernan, Iselle, Julio, Karina, Lowel, Mary, Norbert, Odile, Polo, Rachel, Simon, Trudy, Vance y Winnie.

Y recordamos que estos ciclones tropicales o estos nombres para los ciclones tropicales, se hace con base en Plan Operativo de Huracanes de la Cuarta Región Meteorológica de la Organización Meteorológica Mundial, que comprende a los países de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe.

En cuanto a la perspectiva de lluvias para este mes de marzo, podemos observar que la precipitación promedio va a ser de 14 milímetros a nivel nacional, y de éstas sólo vamos a tener 11 milímetros, es decir, vamos a estar por debajo del promedio, que es 14, lo que representa un 85 por ciento de toda la condición normal.

Y esto nos indica que habrá condiciones de lluvia por debajo de lo normal en la mayor parte del territorio nacional, con excepción de algunas regiones localizadas en el centro del país, la Península de Yucatán, y donde se esperan condiciones arriba de la media.

En el resto del país se esperan condiciones normales.

Para el mes de abril la precipitación promedio es de 18 milímetros y estamos pronosticando que tengamos 14 milímetros, lo que representa un 80 por ciento de la media.

Se esperan lluvias por debajo de lo normal en la mayor parte del territorio nacional, con excepción de regiones localizadas en el centro de Sinaloa, sur de Oaxaca, Chiapas y en la Península de Yucatán, donde se esperan condiciones arriba de lo normal.

El resto, bajo condiciones normales.

Y para el mes de mayo, que es cuando ya se presenta o inicia la temporada de lluvias, para mayo el promedio es de 41 milímetros a nivel nacional, y estamos estimando, justamente, una condición normal, muy cerca de los 41 milímetros.

Se esperan lluvias por debajo de lo normal en el norte y en la vertiente centro-occidental del territorio nacional, así como condiciones arriba de la media en la mesa central, centro, sur y sureste de México, en el norte y en el sur de la Península de Yucatán.

El resto del país, bajo condiciones normales.

En resumen:

Actualmente, las condiciones de El Niño-Oscilación del Sur (ENOS) permanecen neutrales. Las condiciones atmosféricas y oceánicas son favorables para que un evento de El Niño se desarrolle durante el verano del 2014, con afectaciones para México.

Estados Unidos, a través de la NOAA y del Centro de Predicción del Clima, ha declarado la etapa de Vigilancia de El Niño-Oscilación del Sur (ENOS), a fin de que se actúe con tiempo, para implementar las medidas preventivas ante la posible ocurrencia del fenómeno y los cambios que éste ocasiona en el clima del planeta.

De acuerdo con el Instituto Internacional para la Investigación del Clima y la Sociedad, el IRI, de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, la probabilidad de desarrollo de un evento de El Niño se ha incrementado, con valores alrededor del 50 por ciento a partir de junio, julio y agosto, mientras que las probabilidades de que se desarrolle una Niña, son por debajo de 10 por ciento.

El monitor de sequía en México, indica que a finales de febrero de 2014 se encuentra sin afectación el 78.18 del territorio nacional y con algún grado de sequía un 21.82 por ciento, de los cuales 3.68 es de sequía moderada, 5.05 por ciento de sequía severa, 0.23 por ciento de sequía extrema, sin presentarse la condición de sequía excepcional en nuestro país, actualmente.

De manera general, en el siguiente trimestre, se espera que la lluvia esté por debajo de lo normal en el norte y noroeste del país, mientras que en el Golfo de México y el centro-sur, por arriba de la media.

Marzo presentará lluvias abundantes en la Península de Yucatán y la región centro, abril será normal para la región central y mayo tendrá lluvia por arriba de la media desde Durango y Zacatecas, hasta Yucatán.

La Península de Baja California y las entidades del norte tendrán un déficit de lluvias en este trimestre.

Básicamente esas son las condiciones que imperan climáticamente en nuestro país.