La enorme deuda de Estados Unidos de América

Un matemático llamado Allen Paulos defiende, en sus libros, que a veces para saber la dimensión real de ciertas cifras, es adecuado trasladarlas a imágenes gráficas.

Federación Latinoamericana de Periodistas

La deuda americana en imágenes, para comprender su enormidad.

Aquí tenemos un billete de 100 dólares.

ATT5609398

Este billete es sin duda el más popular, el preferido en todo el mundo. Es el que utilizaremos para construir las «pirámides» de esta presentación

Esto es un fajo de 10.000 dólares (unos 7.700 euros):

ATT5609399

Esta suma nos permitiría pasar unas buenas vacaciones

Aquí tenemos 1 millón de dólares. No parece tan impresionante, ¿verdad?

ATT5609400

La mayoría de los habitantes del planeta no ganarán esta suma en toda su vida.

Pasemos a 100 millones de dólares:

ATT5609401

Como puede verse, esta suma puede situarse sobre un palet normal, lo que facilitaría su manejo. Al lado vemos, para comparación, 1 millón y 10.000 dólares.

¡Uf ! Llegamos ahora a los mil millones de dólares…

ATT5609402

Está claro: si quieres atracar un banco y llevarte mil millones de dólares,necesitarás un camión.

Y este es el aspecto de 1 billón (un millón de millones) de dólares:

ATT5609403

Fíjate que son dos pisos de palets de 100 millones de dólares cada palet,que ocuparían más que la superficie de un campo de fútbol…

ATT5609404

Ahora llegamos a los 15 billones de dólares:

ATT5609405

Como puedes ver, la estatua de la Libertad empieza a inquietarse, pues esta suma es inferior a la deuda de los Estados Unidos. que es de… ¡agárrate!: 114.5 billones de dólares.

Aquí la tienes, la deuda de USA:

ATT5609406

Estos 114,5 billones de dólares es la suma que falta a los Estados Unidos para pagar la medicina, las jubilaciones, la seguridad social, la policía y los gastos militares…

Ahora bien, para obtener esta suma, solo hay dos opciones:

– El gobierno americano imprime estos billones de dólares (!)

– Los ciudadanos americanos sacan ese dinero de sus bolsillos.

Y mientras tanto, las agencias de calificación AMERICANAS se atribuyen el derecho de juzgar la economía europea.