Calificaciones: Moody’s y consumidores

Las campanas del éxito fueron echadas a vuelo en el solemne ritual del Teatro de la República de Querétaro porque la calificadora Moody’s elevó por primera vez “la nota soberana de México” de Baa1 a A3 con perspectiva estable, lo que significa que los títulos del gobierno son considerados buenos instrumentos para invertir porque existe seguridad respecto del cobro del capital e intereses. Nivel que se obtuvo bajo el impulso de las reformas energética, financiera y de telecomunicaciones.

Eduardo Ibarra Aguirre/ Utopía-Forum

El director de Riesgo Soberano de la calificadora estadunidense, Mauro Leos, fue más directo que el orador principal de la ceremonia para festejar el 97 aniversario de la Constitución (¿La original, la que a juicio de distinguidos constitucionalistas ya no rige a México?), al comparar el alcance y la magnitud del “paquete de cambios estructurales”, por los que esperaron 20 años, con la firma y entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

El directivo de la calificadora distinguida para el mundo de los grandes inversionistas, es decir, los dueños de la aldea global, fue al grano sin la retórica del primer priísta del país, y aplaudió “la eliminación de los monopolios públicos” (sic) en energía y “los cuasi monopolios dentro del sector de las telecomunicaciones”. Sentenció: “Abres mercados y eso se traduce en más inversión”. Pero no explicó por qué Estados Unidos, entre otros, mantiene cerrados a la inversión extranjera los sectores estratégicos de su economía.

A pesar de que falta la aprobación de las leyes reglamentarias de las reformas constitucionales –excepto la educativa, en la que para Eugenia Dresser el gobierno de Enrique Peña reculó al posponer la aplicación de los estímulos derivados de la prueba Enlace–, Leos dio por hecho “que la legislación secundaria esté en línea con el espíritu de las reformas”, adelantándose al trabajo legislativo, sabedor que los legisladores acuerdan bajo la dirección presidencial y no lo que les dicte su experiencia y pensamiento, ya no digamos una incierta consulta ciudadana en la que todo el establecimiento cierra filas para que no se produzca, pero intelectuales como Jorge Castañeda apuestan a su realización como una condición democrática.

deuda -A reserva de que alguno de los que festejan la calificación de Moody’s, explique quién califica a las calificadoras, éstas actúan sobre economías emergentes y periféricas para inhibir y desinhibir la inversión extranjera, de acuerdo a intereses ajenos a los de esos países.

En Querétaro capital predominó la postura de que la calificación de la que sólo gozaba Chile en América Latina, confirma que “se amplía y crece la confianza de México ante el mundo”. Ahora los grandes capitales son “el mundo” en el discurso presidencial.

Discurso que ignoró la calificación de los mexicanos que derrumbaron en 15.5 por ciento en enero de 2013 el Índice de Confianza del Consumidor, elaborado por el INEGI, lo que según el consenso de analistas participantes en la encuesta realizada por la empresa Bloomberg, obedeció al “repunte inflacionario, la desaceleración de la actividad productiva y depreciación del peso”.

Claro que la opinión de los mexicanos que votan consumiendo menos, poco importa frente a las calificadoras que colocan por las nubes a México, cuando la deuda del sector público alcanzó un monto histórico de casi 6.5 billones de pesos al término de 2013, cantidad que representó 38.5 por ciento del producto interno bruto, cifra lograda tras una elevación de 606 mil 174.6 millones de pesos de nuevo endeudamiento contratado en el primer año de este gobierno.

Acuse de recibo

Para Héctor Barragán Valencia, analista político y económico, Estrategia Nacional Antisecuestro (31-I-14) es “Buen artículo mi estimado Eduardo. Si no me equivoco, ya son cuatro los planes antisecuestro. El primero fue con Zedillo”…. Dice la señora Julie Furlong: “Gracias señor Ibarra por su artículo (Ni michoacanazo ni connivencia, 5-II-14), al parecer sigue la inopia en nuestros gobernantes. Me permito felicitar ampliamente a todos los participantes en el Congreso Popular, será la balanza indicada para modular al Congreso de la Unión ante tantas decisiones que toma contra la sobrevivencia de todo ciudadano mexicano y sus futuras generaciones. En especial felicito a los doctores Irma Sandoval y John Ackerman, académicos por excelencia que han sido pilares de la creación del Congreso Popular. Saludos muy cordiales también a nuestra gran periodista Manú Dornbierer”… Rubén Eduardo Soto Díaz invita al homenaje a Manuel Ahumada, en el Museo de la Caricatura de la estación del metro Zócalo. La cita es el 7 a las 18 horas… Genaro Rodríguez Navarrete invita al seminario “Medios de Comunicación: en busca de estrategias para prevenir la violencia y la delincuencia a través de la información”, el viernes 7, en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Más datos: http://www.casaderechosperiodistas.org/periodistasenprevencion/

EduardoIbarraAguirre-col*Eduardo Ibarra Aguirre. Periodista mexicano. Autor de la columna Utopía y director de la Revista Forum     forum@forumenlinea.com  www.forumenlinea.com