Toma nota, algo muy sencillo contra la influenza H1N1.

Los únicos accesos de entrada al virus de la influenza H1N1 son las fosas nasales, la boca y la garganta. Es casi imposible no contagiarse con H1N1, a pesar de todas las precauciones. El contacto con el virus no es tanto el problema, como su proliferación.

Mientras usted aún esté sano y no muestre ningún síntoma de H1N1, a fin de prevenir la proliferación,  agravamiento de los síntomas y desarrollo de infecciones secundarias, siga estos simples pasos, que no destacan en las comunicaciones oficiales, y que se pueden poner en práctica, en lugar de enfocarse en cómo almacenar N95 o Tamiflú.

Doctora Vinay Goyal*

1. Lavarse las manos con frecuencia.

2. Resista la tentación de tocarse la cara, cualquier parte de la cara, a menos que vaya a comer o bañarse.

gargaras3. Haga gárgaras dos veces al día con agua de sal tibia (use agua oxigenada diluida, Listerine si no confía en la sal). H1N1 permanece en la garganta y en la cavidad nasal dos o tres días después del contagio, y luego muestra sus síntomas característicos. Simples gargarismos previenen su proliferación. Las gárgaras con agua de sal, o agua oxigenada diluida, tienen el mismo efecto en un individuo sano que el Tamiflú en una persona infectada. No subestime este simple, baratísimo y poderoso método preventivo. Aléjese de las personas con gripe o tos, deben traer CUBRE-BOCAS, al estornudar y toser cubrir su boca con el brazo, pueden ser portadores de H1N1. No saludar de beso, ni la Paz en las Iglesias, evitar asistir a lugares concurridos, los aviones, autobuses, etc. están CONTAMINADOS por falta de ventilación adecuada.

4. Limpie sus fosas nasales al menos una vez al día con agua de sal tibia- Sonarse fuerte cuando menos una vez al día y limpiar la nariz con cotonetes humedecidos en el agua de sal tibia. Es muy efectivo y disminuye la población viral.

5.  Refuerce su sistema inmunológico con alimentos ricos en vitamina C. Si toma un suplemento de vitamina C, cerciórese de que también contiene Zinc, que estimula su absorción.

6. Beba muchos líquidos tibios, té, café, etcétera, tanto como pueda. Beber líquidos tibios tiene el mismo efecto de las gárgaras, pero en sentido inverso. Llevan los virus al estómago, en donde no pueden sobrevivir, proliferar o causar algún daño.

  *La doctora Vinay Goyal es especialista en terapia intensiva y en tiroides. Tiene veinte años de experiencia clínica y ha trabajado en instituciones como el Hospital Hinduja, en el Hospital Bombay, en el Hospital Saifee, en el Tata Memorial, etc. Actualmente encabeza el Departamento de Medicina Nuclear y la Clínica de la Tiroides en el Centro de Cardiología y Crisis en Riddhivinaya, en Malad.