Gloria eterna al Congreso de la Unión

Espectacular cierre de año del congreso de la unión, que presagian la inscripción con letras de oro de estas legislaturas, el muro, junto a los héroes de la patria.

Manuel Narváez Narváez/ A los 4 Vientos

Mejor imposible, en el año de las grandes reformas estructurales que moverán a México a la cúspide del desarrollo y la competitividad, las y los legisladores federales, diputados y senadores, aprobaron por mayoría simple, o calificada, las iniciativas enviadas por el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, el reformador, para apuntalar las palancas transversales del despegue económico azteca hacia la prosperidad.

Sin referente alguno en los últimos 96 años; qué digo, desde la integración del constituyente de Querétaro y la promulgación de la carta magna de 1917, no existía en nuestro país semejante sentimiento por la nación.

Ni la expropiación petrolera del 38, ni la estatizaciones bancarias lopezportillistas, ni los pactos económicos ochenteros y noventeros, ni el reconocimiento del Estado Vaticano, ni la inclusión de México al tratado de libre comercio (TLCAN), ni la aprobación del Fobaproa, ni la reforma indigenista, mucho menos la del ISSSTE, han sido de gran calado como las aprobadas por los honorables legisladores federales actuales.

pleno senadoresTodos los partidos políticos representados en las cámaras de diputados y senadores, respectivamente, de una u otra forma, otorgaron su aval, y los votos necesarios, para aprobar los dictámenes de las reformas estructurales de este 2013, como: la de telecomunicaciones, laboral, educativa, hacendaria, financiera, político-electoral, y en ciernes la energética.

Cada iniciativa presentada por el titular del ejecutivo federal, o el pacto por México, invariablemente, fue ampliamente consensuada entre todos los sectores de la sociedad. No hubo diputado, senador o dirigente partidista que no haya consultado a sus representados y a sus correligionarios, para enriquecer, esculpir y pulir las normas de la transformación mexicana.

Sabedores de la enorme carga de trabajo desplegada a lo largo de este año y el fructífero desempeño a la hora de votar por los intereses de todas y todos los mexicanos, los honorables legisladores federales, insatisfechos con la bonhomía que los caracteriza, fueron más allá de sus fuerzas humanas y entregaron el extra para regalarnos la tan urgente y necesaria reforma política.

fansEsta última reforma, tema prioritario en cada hogar, en centros de trabajo, a la hora del desayuno, en el almuerzo, en la cena, a la salida de las escuelas, en la fila de las tortillas, en la cola de las cajas de los centros comerciales, en las carnes asadas, en los eventos deportivos y culturales, en las cantinas, en los cafés, en el cine, en la misa, en el mañanero, en el rapidín, en la sopa, en la lavandería; en fin, a toda hora y en cualquier lugar, no había tema de platica o discusión más importante para los mexicanos, que aprobación de la reforma política.

El país entero estábamos con el Jesús en la boca, unos; otros en un tacón, mordiéndose las uñas, halándose los cabellos o en ascuas, esperando hasta el amanecer la aprobación de soberana transformación del sistema político nacional.

Por fin, tras largos doce meses de espera, y después de construir los cimientos del mañana donde se desparramarán las inversiones extranjeras en México, senadoras y senadores adornaron con  plata celestial, aún falta el broche de oro, la consolidación del sistema democrático azteca; envidia de las civitas griegas y las polis romanas.

Entre los cambios aprobados en la cámara alta, destacan: la reelección de diputados federales, senadores, diputados locales y alcaldes; mayor control del IFE sobre las elecciones estatales y el cambio de la PGR por Fiscalía.

CÁMARA DE DIPUTADOSComo podemos apreciar, estas transformaciones sin parangón, buscan hacerles justicia a los políticos que desinteresadamente y por amor al pueblo, han dedicado su vida al ejercicio público. Acabar con los cacicazgos regionales en materia electoral y concentrarla democráticamente en el IFE. Cambiarle el nombre a la Procuraduría General de la República, para terminar con la mala integración y consignación de expedientes, que derivaron en injusticias contra personas como: Rafael Caro Quintero, Florence Cassez, el “Chaky” y Raúl Salinas de Gortari.

Nunca dudé y tampoco esperaba menos de mis gloriosos legisladores federales, por eso la motivación para dedicarles estas sentidísimas líneas, que seguramente reboza con el clamor nacional, para agradecerles infinitamente todo lo que han hecho por México, en tan poco tiempo.

P.D. Gloria eterna a ustedes senadoras y senadores, diputadas y diputados. Que el diez de mayo sea declarado feriado en honor al congreso federal.

manuel-narvaez1*Manuel Narváez Narváez. Jarocho de nacimiento en el 65, y chihuahuense por adopción desde el 82. Ex alumno de la FCA de la UACH. Ex -Diputado Federal y Local por Chih., ex Delegado de la Reforma Agraria. Múltiples cursos de Marketing Político y de Seguridad Nacional en USA. Analista Político y editorialista de diversos medios de comunicación desde 1988. Director del periódico digital alcontacto.com.mx  ( mnarvaez2008@hotmail.com, Twitter; @manuelnarvaez65)