Científicos ponen a dicusión el presupuesto para ciencia y tecnología en México

– Es difícil que se llegue al 1% del PIB para 2018, por lo que se tiene que acelerar el ritmo de crecimiento del gasto, dice Rosaura Ruiz.

– El empleo de los recursos debe ser eficiente, debemos mostrarle a la sociedad que la ciencia es una herramienta para poder resolver problemas del país: Drucker.

– El secreto radica en mantener el crecimiento del gasto en ciencia, tecnología e innovación: José Antonio de la Peña.

Academia Mexicana de Ciencias

Tres ex presidentes de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) coincidieron en que será difícil llegar a la inversión del 1% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2018 para ciencia, tecnología e innovación, por lo que sugirieron apoyar otros modelos y estrategias para lograr el crecimiento que por Ley está estipulado desde el año 2001.

Rosaura Ruiz, la única mujer que ha sido presidenta de la AMC, dijo que ve «difícil que lleguemos al 1% de la inversión del PIB para el 2018, para ello tiene que acelerarse un poco más el ritmo, tienen que haber aumentos mayores en ciencia y tecnología, el presupuesto global tiene que ser mayor para alcanzar el objetivo que todos deseamos (…), sí han habido aumentos y me da mucho gusto, pero para llegar a la meta tienen que haber aumentos más grandes».

Otro ex presidente, José Antonio de la Peña, expresó: «Si se da el mismo crecimiento que este año durante el resto del sexenio, aproximadamente se va llegar a la meta, el secreto del asunto va a ser realmente mantener el crecimiento».

Para René Drucker Colín es importante llegar al 1% del PIB y cree que «eventualmente llegaremos a eso, seguro no en este sexenio, pero más que nada (es relevante) que el empleo de los recursos sea eficiente y que podamos enseñarle a la población, a la gente y a los políticos que la ciencia es una herramienta para poder resolver problemas del país, de la ciudad, y en diferentes áreas».

Tres ex presidentes de la AMC opinan sobre el presupuesto para ciencia, tecnología e innovación 2014. En la Imagen Rosaura Ruiz, René Drucker y José Antonio de la Peña (Fotos: AMC).
Tres ex presidentes de la AMC opinan sobre el presupuesto para ciencia, tecnología e innovación 2014. En la Imagen Rosaura Ruiz, René Drucker y José Antonio de la Peña (Fotos: AMC).

El también secretario de ciencia, tecnología e innovación en el Distrito Federal,  señaló que más que presupuestos lo que se necesita son estrategias inteligentes donde se utilicen los recursos para cumplir con los planes que ya se han impuesto.

Y para ello sugirió cambiar varias cosas en el sistema científico nacional, porque «hay investigadores que se dedican a la ciencia básica, hay gente que se dedica a la innovación, hay investigadores que pueden solucionar problemas del país, pero a lo largo de los años, con el sistema de adjudicación de recursos se les entrega el dinero, los científicos analizan lo que hay que hacer, hacen recomendaciones y éstas no las implementa nadie, entonces todo ese dinero se desperdicia».

Por lo anterior, sostuvo hay que cambiar la estrategia y dar recursos a los investigadores que se dedican a la innovación o a resolver problemas, y para eso se necesita el dinero, es ahí donde se pueden hacer más eficientes los fondos.

Las plazas

En el tema de la creación de plazas para nuevos investigadores, De la Peña comentó que México en este rubro está muy atrás, rezagado, y señaló que sin embargo «se está rompiendo el bloqueo de plazas que se venía dando desde hace 10 años, el hecho que arranque el programa (las cátedras Conacyt que incluyen 500 plazas nuevas) es un buen indicio pero aún pequeño».

Sobre qué hacer con los aproximadamente dos mil jóvenes investigadores que se gradúan anualmente en el país, dijo que «es un compromiso del país y no sólo del gobierno, muchos de estos estudiantes deberían absorberse en la industria, en las empresas, sería muy importante que así sucediera para que México creciera de manera balanceada».

En el mismo tema se pronunció Rosaura Ruiz,  quien consideró importante la creación de estas plazas .

-«siempre he señalado la incongruencia de las políticas de Conacyt, me parece excelente dar becas internacionales y nacionales para los alumnos que quieren hacer posdoctorado, pero no hay la correspondiente creación de plazas».

Agregó que México invierte sumas de dinero considerables, sobre todo en doctorados en el extranjero.

CIENTIFICO MEXICANO– «Y cuando (los estudiantes) regresan, no tienen un lugar o un trabajo, así que se quedan en el extranjero, es decir, estamos aportando al desarrollo de otros países cuando primero tenemos que pensar en el nuestro».

Por su parte, Drucker Colín comentó al respecto que el sistema científico necesita crecer en las universidades, en los centros públicos, pero también se necesitan crear nuevos.

Para ejemplificar expuso que «México es un país con 11 mil kilómetros de costas y no hay ni un sólo centro dedicado a la biotecnología marina, y es aquí donde se pueden aprovechar los recursos del mar, lo cual sería una estrategia interesante con centros de investigación en pequeñas unidades en puntos clave del país».

Estímulos fiscales

Los ex presidentes de la AMC también abordaron el tema de los estímulos fiscales a la iniciativa privada, los cuales consideraron de importancia porque «van a colaborar para que las empresas sigan invirtiendo en ciencia o inviertan más, yo creo que ahí hay un cambio de mentalidad que tiene que darse para que los empresarios se den cuenta que es benéfico para ellos y para el país», aseguró De la Peña.

Por su parte, Rosaura Ruiz consideró necesario que haya «otros modelos para la gente que tiene una visión emprendedora», mientras René Drucker insistió en promover más proyectos innovadores y de interés social, es decir, que la comunidad científica resuelva problemas locales, regionales y nacionales.