El garlito del Buen Fin y sus consecuencias

Cuanta más libertad se otorga a los negocios, más cárceles se hace necesario construir. Esto escribió Eduardo Galeano en la parte inicial de su libro Las venas abiertas de América Latina. Obviamente no lo escribió pensando en el atraco que los negociantes de hoy cometen con el llamado “El buen fin” Lo escribió porque, en la división internacional del trabajo, existen unos gandayas que ganan y otros ingenuos que pierden. Esa es la materia del capitalismo, especialmente del salvaje. Y aunque no es el propósito hablar de cómo los negociantes han hecho sus capitales, si es importante exhibir su codicia y las formas que utilizan para atracar la economía de los incautos

Jesús Sosa Castro/ A los Cuatro Vientos

Conozco, porque lo vivo, cómo anda la situación económica de la gente. Hay pobreza, hay irritación y mucha violencia en esta sociedad a la que le están robando sus riquezas naturales y su derecho al trabajo. Tres millones de desempleados reconocidos y un país que Peña Nieto y sus compinches, están vendiendo al capital transnacional. Con El buen fin los atracadores profesionales y el gobierno federal, le están abriendo puertas falsas a la población. Están creando la imagen pública de que a las personas les había llegado el apuro por gastar sus “ahorros” y las empresas, alevosamente, han planeado cómo arrebatarle sus miserables recursos

buen fin ofertas falsasBastó ver lo que ocurrió en los centros comerciales para darse cuenta de lo que hicieron los tiburones del comercio. Sacaron sus saldos que no pudieron realizar durante el año, le subieron los precios, fijaron un porcentaje de descuento, dieron largos plazos para pagar y esclavizaron a los compradores a permanecer atados a deudas permanentes con los bancos. Con esto le arrebataron el futuro a la gente aprovechándose de su miseria y su ignorancia

Los señores negociantes fueron por el dinero a como diera lugar. No pensaron en la felicidad social, en una merecida solvencia económica para los trabajadores y sus familias, ¡NO! Estos señores actuaron en razón de sus intereses. Así lo hicieron y lo hacen  en la apropiación de las riquezas naturales de las naciones y también en la modesta economía popular.  En este atraco está metido el sistema en general pero especialmente está televisa, empresa que no paga impuestos, que impone presidentes y mantiene cautiva a una amplia franja social. En la página web ElBuenFin.Org, creada en noviembre del 2011, esta empresa manejó el argumento, junto con Felipe Calderón, de que era necesario reactivar el mercado interno a través del consumo generalizado. Dijo que esta campaña terminaría en el año 2014. Como si la pobreza y la ignorancia tuvieran este plazo tan corto

Buen-fin cari portadaLa pena ajena está en que la gente no da muestras de que esté aprendiendo del juego de esta empresa idiotizante y de las prácticas del gran capital. Se alerta a los ciudadanos para que no caigan en este garlito y sin embargo, corren y se atropellan para comprarle a las grandes empresas los saldos de mercancía descontinuada. No le importa que quede atrapada a la banca con altísimas tasas de interés. Los compradores compulsivos traen pegados como lapas, El “Viernes Negro” o “Black Friday” de los Estados Unidos. Los bancos BBVA, Santander, HSBC o Banamex-CITIBANK, son los tiburones que cobran tasas de interés por encima del 30 % anual mínimo, mientras casas comerciales como Bancoppel o Famsa cobran intereses hasta por encima del 65 % anual. Con estos monstruos se endeudaron miles de ciudadanos

Los corporativos bancarios internacionales, el gobierno federal y las cámaras empresariales, son los organizadores de este paquete de “descuentos gancho” Los que obligan a los tarjetahabientes a contraer  “deudas impagables” que empezarán a sufrirlas en la cuesta de enero. Los llevaron a una trampa que los dejará endeudados hasta la próxima promoción anual, y así hasta el infinito

Entonces, ¿hay crisis o no hay crisis? ¿Es el peso de las televisoras y la alcahuetería del gobierno, que no les importa lo que venga a partir del año que viene? Los que hoy corren atropellándose por la compra de lo que sea con tal que tenga descuento o facilidades de pago, no saben en la que se están metiendo.

People asking for debtsCuando a partir de enero se ponga en práctica la política económica  y fiscal de Peña Nieto, cuando entren en función las obligaciones que se derivan de la reforma educativa, cuando la renta petrolera sea privatizada y se profundice el despido, bajen los salarios y se pierdan prestaciones, cuando se hagan efectivas las reformas al código penal de Mancera; entonces, los que hoy se endeudaron y empiecen a protestar por las presiones bancarias, lamentarán no haber sido más precavidos.

¿Quiénes serán sujetos de ese castigo? Seguramente que no serán los comerciantes, no serán los de Televisa, los de Soriana, Wal-Mart. Tampoco serán los dueños de los bancos, los capitostes del dinero. Los que serán embargados si no pagan, los que serán acosados de manera permanente y vivirán amenazados de ir a la cárcel, serán los que han caído en el garlito del buen fin. Los que cayeron en la tentación y en la propaganda inducidas por los comerciantes y el gobierno. Lo penoso, lo lamentable, está en que la gente no entiende los problemas en los que se está metiendo ni se dispone a resistir y rechazar las políticas económicas y financieras que están aplicando los tiburones que nos gobiernan. Pero como dice el vulgo ¡Ay se los haiga!

jesus-sosa-castro3-150x150*Jesús Sosa Castro. Destacado militante de la izquierda mexicana. Articulista de SDP noticias y colaborador de A los Cuatro Vientos.