La muerte política de los lacayos

La conducta política de los chuchos en el Congreso y fuera de él, Cuauhtémoc Cárdenas y Zambrano incluidos, han llevado al PRD a un descrédito total. Haber firmado el Pacto contra México y apoyado las reformas a la ley del Trabajo, Educación, de Comunicaciones y fiscal, les ha llevado a su muerte política.  No se trata sólo de una mala querencia contra un partido al que miles de mexicanos contribuimos a su creación. Sus muertos, sus éxitos y sus fracasos, también fueron nuestros. Pero eso, nada tiene que ver con la traición a las causas del pueblo que han cometido los chuchos. El sector más entreguista y corrupto, que tuviera jamás ese partido

Jesús Sosa Castro/ A los Cuatro Vientos

En lo personal me duele la suerte del PRD, aunque me temo que ya no tiene salvación. Sí creo que su derrota política, lastima la credibilidad de la izquierda y da pie a quienes sostienen que su enfermedad, llamada oportunismo y corrupción, la está llevando a la muerte y al descrédito general. Esta izquierda, la oficial, no podrá ser una fuerza de cambio jamás, por lo menos en nuestro país. Las tribus que se han adueñado de ella, le han quitado la mística, los ideales y el sentido de organización que traía en su origen. Para muchos, resultó frustrante la fusión de las fuerzas democráticas en el Partido de la Revolución Democrática.

Arnoldo-Martínez-Verdugo-03-300x168
Arnoldo Martínez Verdugo (enero 925- mayo 2013), ex secretario general del Partido Comunista Mexicano, ex candidato presidencial en 1982 por el Partido Socialista Unificado de México (PSUM) y uno de los principales impulsores de la unidad de la izquierda mexicana en la fundación del PRD.

Antes de que el PRD surgiera, algunos críticos de oficio, afirmaban que la izquierda respondía a una línea sectaria y que no era capaz de articular un programa que uniera a lo mejor de las fuerzas democráticas y progresistas del país. La verdad es que esto no correspondió a la verdad. El PCM y sus dirigentes, fueron los más empeñados y consecuentes luchadores por la unidad de las fuerzas progresistas y por un programa de izquierda. Tan fue así, que impulsó el surgimiento del PSUM, del PMS y al final, le entregó su registro y sus bienes, a lo que hoy es el partido del chuchinero. Los mitos del sectarismo se desvanecieron, y para mal, nació el oportunismo en el seno del PRD. Las tribus y sus intereses, mataron el esfuerzo histórico que durante años empujó la izquierda comunista y democrática de México.

La estrategia política de transformación de la vida nacional, terminó cuando el PRD como tal pactó su suerte con lo más nefasto y autoritario que ha tenido el país. De boca a boca, los chuchos le están oxigenando la vida al partido del gobierno que está hundiendo al pueblo y acabando con la economía nacional. Nada de lo que ha hecho el PRI, su gobierno y sus apoyadores, está sirviéndole a la gente. Al contrario, se está hundiendo y sus derechos políticos, están siendo aplastados por los pactistas de la traición. Algunos de los que entraron por la puerta grande al seno de ese partido, metieron por la puerta de atrás la doble moral, el entreguismo, la corrupción y un costal de privilegios y canonjías

chuchos-prd-calderon-nalgasAquel planteamiento que hacían los chuchos de que para derrotar al PRI había que aliarse con el PAN fue abandonado para irse directamente con los dueños del dinero. Calcularon que no tenía caso mantener una simulación con tintes izquierdosos si podían compartir el pastel directamente con los dueños de las talegas. Pasaron de una pragmática forma de hacer política con las fuerzas democráticas, a entregarse de plano al priismo que les ha llenado sus cuentas bancarias. Por eso su derrota política la traen encima y el descrédito es la carga principal que vive el chuchinero.

Hay que decir, sin embargo, que la mayoría de los militantes del PRD, que han sufrido el desempleo, el hambre, la violencia y el desbarajuste que vive el país, están completamente en contra de estas alianzas oportunistas. Los que fuimos a la unidad de la izquierda en el PRD ya no estamos en sus filas. Nos sacó la traición y el oportunismo de los chuchos. Hoy estamos construyendo Morena para rescatar la autoridad moral y la política de principios que los chuchos convirtieron en un cochinero

Al lado de Andrés Manuel López Obrador, hay cientos y miles de mujeres y hombres respetables, demócratas convencidos que estamos trabajando por un Proyecto Alternativo de Nación. Dieciséis Asambleas estatales constitutivas, todas exitosas, dan fe del avance del partido de la esperanza. MORENA puede hacerle un gran servicio a la nación si la gente convierte a este partido en un instrumento para el cambio verdadero, la democracia, la independencia respecto del poder y si abre las puertas a los millones de ciudadanos que ya están hartos del fracaso, la corrupción y la violencia que nos esta imponiendo el Pacto contra México

El partidazo y la oposición
El PRI de antaño en el Pacto por México

Este país se está cayendo. Hay un enorme descrédito de los políticos tradicionales del PRI, del PAN, de los chuchos y de otros partidos oportunistas. Por eso hay que ocuparse del país, del pueblo y de su gente. Ya no cabe ni se explica que cada quien siga caminando por su lado, cuando PN y sus lacayos están llenando de desprestigio, de lodo y de pobreza a la nación. Ojalá todos los que nos dedicamos a la política escuchemos la voz de la gente que quiere un cambio verdadero, y cuanto antes, demos los pasos necesarios para construir el escenario que unifique a lo más honorable y prestigiado de las mujeres y hombres de México

jesus-sosa-castro3-150x150*Jesús Sosa Castro. Destacado militante de la izquierda mexicana. Articulista de SDP noticias y colaborador de A los Cuatro Vientos