Recibe Héctor Bonilla la presea Lunas del Auditorio 2013 por Una vida en el escenario

El popular actor presentará en el Cecut el martes 19 de Noviembre la obra “Almacenados” dirigida por su hijo Fernando Bonilla y en la que comparte el escenario con su otro hijo Sergio Bonilla

•Son distinguidos también El Mariachi Vargas de Tecalitlán, por Trayectoria artística  y Jenny & the Mexicats como Revelación.

Bitácora Cultural

Tijuana.- El popular actor Héctor Bonilla recibe la presea Lunas del Auditorio 2013 por Una vida en el escenario, como parte de los reconocimientos especiales que este año son entregados en el Auditorio Nacional, en la Ciudad de México, entre los que se encuentran también El Mariachi Vargas de Tecalitlán, por Trayectoria artística  y Jenny & the Mexicats como Revelación.

Héctor Bonilla se presentará en Tijuana en el Teatro del Cecut el martes 19 de Noviembre con la obra “Almacenados” dirigida por su hijo Fernando Bonilla y en la que comparte el escenario con su otro hijo Sergio Bonilla; en una obra que narra la historia de un hombre desechado por la empresa a la que entregó toda su vida, en un quehacer absurdo, como encargado de un almacén en el que no se ha almacenado absolutamente nada en 29 años y ahora deberá enseñar el oficio a un joven.

Por primera vez las Lunas del Auditorio reconocen también a un recinto cultural, el Salón los Ángeles, como parte de los galardones especiales cuya presea es una réplica de la escultura de Juan Soriano ubicada en la explanada del foro capitalino.

Dieron a conocer la lista de galardonados, en representación del Consejo Asesor de reconocimientos especiales de las Lunas del Auditorio 2013, el actor Sergio Corona, Gerardo Estrada, Coordinador Ejecutivo del Auditorio Nacional y Francisco Serrano, Director de Desarrollo Corporativo del recinto.

Además de los galardones que se otorgan en las 20 categorías oficiales de las Lunas del Auditorio 2013, creadas por el máximo foro de espectáculos en México para distinguir a lo mejor del espectáculo en vivo presentado en todo el país, en cada edición se entregan distinciones especiales a figuras o espectáculos que han hecho historia por su trayectoria, su permanencia, o participación destacada en el escenario.

Estos galardones especiales son Trayectoria artística, Una vida en el escenario y Revelación, aunque en ediciones anteriores se han otorgado otros reconocimientos a aquellas personalidades o eventos que han destacado por sus aportaciones indiscutibles en el mundo del entretenimiento. En esta ocasión, por primera vez se otorga a un espacio cultural emblemático.

“Hemos abierto una nueva categoría para reconocer a aquellos recintos que se han vuelto emblemáticos del espectáculo en México, que han contribuido a forjar la memoria colectiva de los habitantes, en este caso de la Ciudad de México”, explicó Gerardo Estrada, Coordinador Ejecutivo del Auditorio Nacional.

Y agregó que aquella frase emblemática que dice “El que no conoce Los Ángeles no conoce México”, tiene algo de realidad: “Todos hemos pasado en algún momento de nuestra vida por ese sitio y como el Salón Los Ángeles hay otros recintos dignos de reconocer. Este premio va dirigido, por supuesto, a la familia Nieto Applebaum, que lo ha manejado durante más de 70 años”.

Es el salón de baile más antiguo de la Ciudad de México. Abrió sus puertas en 1937 y desde entonces se han presentado ahí los máximos exponentes de la música afroantillana, como la Sonora Matancera, Toña La Negra, Acerina y su Danzonera, Celia Cruz, Benny Moré, Pérez Prado, Héctor Lavoe, Rubén Blades, Willie Colón, Eddie Palmieri, Oscar D’León, Wilfrido Vargas, Rigo Tovar y la Sonora Santanera.

El famoso salón también ha sido el escenario de numerosas producciones televisivas, fílmicas y teatrales. Recién inició una nueva etapa para convertirse en un espacio de encuentro entre diversas generaciones, sub-culturas y sectores sociales, añadiendo actividades culturales a sus ya tradicionales días de baile.

“Esta presea para el Salón Los Ángeles es muy especial y merecida también, porque  la cultura mexicana son muchas cosas: literatura, voces, música,  grupos, solistas, parejas, ballets y en este caso un lugar de cultura popular mexicana, maravilloso. De ahí han surgidos muchos artistas, orquestas, grupos, empresarios, en fin, ha sido un motivador para la alegría para el convivio, para participar”, enfatizó el actor Sergio Corona.

El galardón Una vida en el escenario es este año para Héctor Bonilla, actor con más de 50 años de carrera artística, dentro de la cual ha dado vida a diversos personajes al participar en 34 telenovelas, 28 películas e incontables obras de teatro.

Con más de un siglo de tradición, este año el Mariachi Vargas de Tecalitlán recibe el galardón de las Lunas del Auditorio por su Trayectoria Artística. La agrupación es la más longeva, representativa e influyente de este género musical mexicano, y los expertos consideran que ha participado de manera importante en la conformación y evolución de este estilo musical. Creado en 1898 por Gaspar Vargas López en Tecalitlán, Jalisco, actualmente es dirigida por Rubén Fuentes.

El galardón a Revelación es para Jenny & The Mexicats, agrupación integrada en 2008 por la inglesa Jenny en la voz, guitarra y trompeta; el español David González en el cajón y percusiones, y los mexicanos Luis Díaz “Icho”, en el contrabajo; y Alfonso Acosta “Pantera” en la guitarra. La banda ha logrado una variedad de nuevos sonidos, derivados de sus respectivas raíces e inspirados por la combinación de flamenco, folk y rockabilly.

Estos reconocimientos especiales son elegidos por un Consejo Asesor, formado este año por destacadas personalidades de la cultura y el espectáculo, como: Silvia Pinal, Sergio Corona, Julieta Egurrola y Mario Espinosa.

En ediciones anteriores han participado, entre otros, Alejandro Luna, Ángeles Mastretta, Angélica Aragón, Armando Manzanero, Carlos Monsiváis, Cristina Pacheco,  Diana Bracho, Jacqueline Andere, José Alonso, Luis Gimeno, María Rojo, Pedro Armendáriz, Víctor Hugo Rascón Banda y Xavier López “Chabelo”, entre otros; algunos de ellos participando en más de una ocasión en este consejo.

Acerca de los reconocimientos especiales

Desde la creación de las Lunas del Auditorio, en 2002, se han reconocido con galardones especiales a 33 figuras del espectáculo en México por Trayectoria artística, Una vida en el escenario y Revelación. Adicionalmente, se han otorgado otros 13 reconocimientos extraordinarios a personalidades y eventos destacados en diversas áreas.

Ignacio López Tarso en Macario (1960)
Ignacio López Tarso en Macario (1960)

En Trayectoria artística han recibido el galardón Luis Miguel (2002), Roberto Gómez Bolaños “Chespirito” (2003), Ernesto Alonso (2004), Ignacio López Tarso (2005), José Ángel Espinosa Ferrusquilla (2006), Marco Antonio Muñiz (2007), José José (2008), La Banda El recodo de Don Cruz Lizárraga (2009), Xavier López “Chabelo” (2010), Joaquín Cordero (2011) y Óscar Chávez (2012).

El reconocimiento Una vida en el escenario se lo han llevado María Victoria (2002), Silvia Pinal (2003), Amparito Arozamena (2004), Carmen Montejo (2005), Manuel “El Loco” Valdés (2006), Sergio Corona (2007), Fanny Kauffman “Vitola” (2008), Elsa Aguirre (2009), Yolanda Montes “Tongolele” (2010), Julio Alemán (2011) y Angélica María (2012).

La presea por Revelación ha sido entregada a Elefante (2002), Yahir (2003), Angélica Vale (2004), Moderatto (2005), Zoé (2006), Camila (2007), Ximena Sariñana (2008), Alexander Acha (2009), Hello Seahorse (2010), Espinoza Paz (2011) y Torreblanca (2012).

Otros galardones especiales que han sido entregados son Investigación y recuperación para Óscar Chávez (2002), el Ballet Folklórico de Amalia Hernández (2004 y 2003) y La Guelaguetza (2005).

Entre las categorías extraordinarias que se han dado por única ocasión, están: Trayectoria como compositor e intérprete, entregado a Armando Manzanero (2002); Promoción cultural alternativa, que fue recibido por el festival DFiesta en el D.F (2003); Forjador del imaginario popular que recibió Manuel Esperón (2004), Composición, otorgado a Rubén Fuentes (2004); Innovación Artística y Escénica para Miguel Bosé (2004); Artista mexicano con proyección internacional que se llevó Alejandro Fernández (2007); Tradición renovada entregado a Ana Ofelia Murguía (2007); Composición para el México de siempre, que recibió Emma Elena Valdelamar (2009), y Legado artístico iberoamericano dado a Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina (2012).