Fracasa nuevo intento de "consulta" para imponer megaproyectos turísticos inmobiliarios en el valle de Guadalupe

Se identifica a la empresa Atelier Urbano como la desarrolladora de al menos dos proyectos de super lujo, que incluyen hoteles, campo de golf, albercas, spas, “haciendas” y áreas de producción colectiva de vid y olivo.

A los Cuatro Vientos

El segundo intento del Ayuntamiento de Ensenada por acelerar la modificación del Programa Sectorial de Desarrollo Urbano de los Valles Vitivinícolas del Norte de Ensenada, que permitirá la edificación de megaproyectos turísticos-inmobiliarios de gran lujo en el principal valle vitivinícola de México, fracasó y ninguna de las tres “consultas públicas” programadas este miércoles 9 de octubre para dar a conocer los pormenores del proyecto a la ciudadanía se realizaron.

Primero los vitivinicultores de los valles de San Antonio de las Minas, El Porvenir, Guadalupe, Ojos Negros y San Vicente impidieron el desarrollo de la primera consulta en el Palacio Municipal, programada a iniciar a las 10 de la mañana.

Más tarde, a las 13.00 horas en el mismo edificio municipal, solo asistieron cinco de 13 organismos empresariales convocados a la segunda consulta, por lo que esta reunión también se canceló.

Y por la tarde –a las 17.00 horas-, la falta de quorum en el ejido El Porvenir, corazón del valle de Guadalupe, también suspendió la consulta a los residentes de la región. Principalmente ejidatarios, pequeños propietarios y comunidades indígenas (San José de la Zorra y La Huerta).

La primera de las consultas programadas –a las 10.00 horas- fue la más concurrida pero en ella miembros de la Asociación de Vitivinicultores de Ensenada y la organización ProVino, así como productores independientes de vino, expresaron su malestar por la forma en cómo se convocó la reunión.

El enólogo Hugo DÁcosta López y el empresario Jaime Palafox Toscano encabezaron las protestas de los vinicultores, molestos por la escasa difusión y la mala organización que el municipio, a través del Comité de Planeación y Desarrollo Urbano de Ensenada (COPLADEM), cometió en la realización de las tres consultas públicas.

De hecho, el licenciado Ross Lester Latham Figueroa, secretario técnico del COPLADEM, reconoció que el municipio no tiene dinero para pagar a los medios impresos del municipio el desplegado de la convocatoria a las consultas.

Por ello, los regidores del Partido Acción Nacional María del Carmen Iñiguez y Aníbal Santana acordaron pagar el valor del desplegado de la convocatoria en los periódicos al menos por dos días y se sugirió realizar estas reuniones públicas entre los días viernes 25 y sábado 26 de octubre próximos.

Sin embargo, los vitivinicultores fijaron su posición de no permitir modificaciones al Programa Sectorial de Ordenamiento de la zona vinícola de Valle de Guadalupe, en donde existen al menos dos megaproyectos turísticos listos para arrancar sus actividades y generar la construcción de un mínimo de cuatro mil 500 viviendas de tipo residencial-campestre que se ubicarían en una superficie de aproximadamente 930 hectáreas.

RANCHO OLIVARES MASTERPLAN
El “Masterplan” del Rancho Olivares (Foto: internet)

Estos megaproyectos los impulsa la empresa Atelier Urbano, que la integran el arquitecto español Ignacio López de Maturana y la urbanista tijuanense Alejandra Zazueta, aparente familiar del empresario Ricardo Zazueta, asesor del alcalde de Ensenada Enrique Pelayo Torres y socio del consorcio inmobiliario Lagza, en donde figura el influyente desarrollador de vivienda Carlos Lagos.

Con personal especializado en los ámbitos de la sociología, economía, política, arquitectura, ingeniería, sostenibilidad, planificación urbana y el arte, Atelier Urbano tiene como objetivo final “el Planeamiento y Desarrollo de los nuevos Proyectos Estratégicos y Sostenibles, para las nuevas Comunidades, Territorios y Ciudades del siglo XXI”.

En el Valle de Guadalupe tiene en gestión dos planes maestros de desarrollo turístico-agrícola-inmobiliario: el que denomina “Rancho Olivares Masterplanned Country Community”, en 900 hectáreas ubicadas en el bosque de olivos más grande de México y propiedad de Lagos, y el llamado “Masterplan Rancho Docepiedras”, de 30 hectáreas.

El primer megaproyecto incluye los conceptos “Wine Estates” (comunidades vitivinícolas compartidas de dos a cinco hectáreas de extensión y una bodega-club social compartida); “Olive Estates” (fincas de media a una hectárea de superficie, distribuidas en torno a un anillo interior de comunicación y con equipamiento deportivo, con posibilidad de producción de aceite de los olivos existentes dentro de su propiedad en la almazara de Rancho Olivares); y “Haciendas” (parcelas de un tamaño que oscila entre una y dos hectáreas, que podrán ser configuradas a gusto del cliente con olivos y/o viñedos, proporcionando así una experiencia agrícola completa).

Asimismo contempla el Rancho Olivares SPA & Boutique Hotel, que contará con talasoterapia, vinoterapia, bodega propia con restaurante, canchas deportivas y albercas.

También el Golf Club “El Mirador de Olivares”, que” siguiendo la estela marcada por los chateaux de la región de Burdeos (Francia)”, propone la creación de un complejo hotelero ligado al mundo del vino, con un campo de golf ejecutivo de 9 hoyos ubicado entre los viñedos de la propiedad, con casa club y zonas comerciales.

El campo de golf de Rancho Olivares (Foto: internet)
El campo de golf de Rancho Olivares (Foto: internet)

Se incluye un parador ecoturístico, una zona inmobiliaria con casas de tiempo compartido, el barrio-plaza de Almazara, plazas comerciales y un Centro impulsor del cluster vitivinícola, el cual, a decir de la empresa desarrolladora, esta contemplado dentro del Programa Sectorial de Desarrollo de los Valles Vitivinícolas.

“La finalidad principal de este centro –dice Atelier Urbano en su proyecto- será la detonación del desarrollo turístico en la región así como la realización de actividades turísticas de forma sustentable y ordenada”.

Y agrega: “Para la consecución de este objetivo, el Centro Impulsor contará como mínimo con un centro de exposiciones y eventos, oficinas de la Asociación de Vitivinicultores de Ensenada, campus enológico de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), exposición y ventas, mercado regional de ingredientes, estacionamiento y áreas ajardinadas”.