Carne de cerdo exportada de EU a México puede tener hasta 4 años de congelamiento

Aunque la carne congelada proveniente de EU no presenta problemas sanitarios, tampoco cumple con los estándares nutricionales con los que sí cuenta la carne de cerdo nacional, que es un producto fresco y de primera calidad, aseguró la Cofepor

Isabel Rodríguez / Revista Agro2000 / A los Cuatro Vientos

La carne de cerdo que Estados Unidos exporta a México puede tener hasta cuatro años de congelamiento, lo que permite su ingreso al país a precios depredatorios para el mercado nacional, señaló José Luis Caram Inclán, presidente de la Confederación de Porcicultores Mexicanos (Cofepor).

Agregó que si bien la carne congelada proveniente de EU no presenta problemas sanitarios, tampoco cumple con los estándares nutricionales con los que sí cuenta la carne de cerdo nacional, que es un producto fresco y de primera calidad.

En conferencia de prensa con motivo del inicio de la gira gastronómica “México Sabe”, Caram Inclán destacó que los porcicultores mexicanos cuentan con la capacidad de atender tanto la demanda de carne de cerdo nacional como la de mercados internacionales.

Al respecto, consideró que las exportaciones de carne mexicana —que actualmente son de alrededor de 71 mil toneladas anuales— podrían superar las cien mil toneladas en los próximos años, debido a que en países europeos y asiáticos la producción de carne presenta una tendencia a la baja, debido a factores ecológicos, económicos y políticos.

En su oportunidad, el coordinador general de Promoción Comercial y Fomento a las Exportaciones de Apoyos y Servicios a la Comercialización Agropecuaria (Aserca), Gabriel Padilla Maya, informó que será hasta el primer trimestre de 2014 cuando inicie formalmente la exportación de carne de cerdo mexicana directamente a China, ya que hasta ahora ésta se ha realizado de manera triangulada a través de Hong Kong y Vietnam.

En tanto, agregó, se trabaja en obtener los certificados de exportación para cinco plantas que se sumarán a las cinco que ya cuentan con la autorización para comercializar en el mercado chino, así como la apertura de fracciones arancelarias para todas las piezas del cerdo y no sólo a las vísceras, lo cual —apuntó— dará certeza a los empresarios mexicanos.

Por otra parte, el presidente de la Cofepor explicó que mediante la gira gastronómica “México Sabe” se busca incrementar el consumo per cápita de carne de cerdo, con la finalidad de que éste crezca de 16.4 kilogramos al año a más de 21 kilos en 2018.

Destacó que la eficiencia de los porcicultores mexicanos ha contribuido a incrementar la producción de carne de cerdo en 1.6 por ciento anualmente, aunque ésta podría crecer a tasas superiores a 5 por ciento, lo cual permitiría satisfacer la demanda de mercados como el asiático así como disminuir las importaciones de carne, que actualmente ascienden a 500 mil toneladas al año y representan 40 por ciento de la oferta en el mercado nacional.

La crisis del sector y la negligencia del gobierno mexicano

CARNE CERDO CANALEn marzo pasado, José Luis Caram denunció que carne de cerdo de Estados Unidos que fue  rechazada en Rusia y China estaba ingresando a México

Apuntó que las miles de toneladas que entra a nuestro país es pierna de cerdo «vieja y congelada», lo que por reglamentos sanitarios de dichos países asiáticos no permitió la entrada para su consumo humano.

– “Tenemos problemas con las importaciones. Rusia y China devolvieron a Estados Unidos pierna de cerdo que no quisieron recibir y esa pierna seguramente está entrando a México y eso está haciendo una sobreoferta de este alimento,lo nque a su vez ha causado un descalabro en los precios en nuestro país”.

Mencionó que en este año han entrado a México 120 mil toneladas de pierna de cerdo de Estados Unidos y a eso hay que sumar la que se importa de Canadá y Chile.

Agregó que la carne importada es más barata porque no es fresca y sus condiciones sanitarias son de baja calidad.

En México, informó, el costo por producir un kilogramo de carne de cerdo en pie es de más de 22 pesos, pero en el mercado se cotiza a 18.50.

“Actualmente estamos viviendo una de las crisis más fuertes que tiene la porcicultora en los últimos años. Seguimos perdiendo tres o cuatro pesos por kilo por cada animal de cien kilos; imagínense: Se está perdiendo casi 500 pesos por animal”, lamentó.

El porcicultor reveló que más de 800 mil toneladas de los dos millones de carne de cerdo que se consumen en México son importadas, por lo que los porcicultores nacionales pidieron a los legisladores federales que intervengan y frenen un problema “que nos está pegando a los productores mexicanos”.

Además, exigieron que el gobierno mexicano imponga normas de calidad similares a las que se aplican en los Estados Unidos para controlar el mercado y aumentar la producción nacional de este alimento.

“Estamos pidiendo normas de etiquetado para que el público sepa lo que un producto realmente tiene, no solo en valor nutritivo sino en los elementos que forman ese producto, es decir de dónde viene, de qué esta hecho, cuándo se mata, en qué rastro se mata y bajo qué condiciones”, detalló el entrevistado.

Hasta el martes 25 de septiembre, las peticiones de los porcicultores no han sido escuchadas, y mucho menos puestas en marcha por los legisladores y el gobierno federal mexicano.