REFICCIONES: Las catástrofes, ingrid, manuel y el retorno del dinosaurio

        A estas alturas del año 2013 todo indica que lo profetizado para ocurrir en el año 2012 está sucediendo en este; en términos generales se hablaba de determinaciones astronómicas que harían brotar lo peor y lo mejor de los seres humanos, de catástrofes naturales apocalípticas, de conflictos bélicos y efectivamente, en este año México padece el retorno del dinosaurio al gobierno federal, la posibilidad de una tercera guerra mundial debida al conflicto sirio y en el mundo los peores terremotos e inundaciones.

Ignacio Betancourt/ A los Cuatro Vientos

La presencia mediática del Copete Parlante en su papel de padre omnipotente declarando desde las pantallas que los cientos de miles de damnificados serán atendidos de inmediato y sus pérdidas serán resarcidas, contrasta con los reclamos de los afectados que se quejan por el abandono en que se encuentran: sin casa, sin alimentos, aislados, con familiares muertos, etc. ¿Qué mayor ejemplo de cinismo puede encontrarse? Pero no resulta ocioso señalar lo obvio pues permite entender que esa es la manera de proceder en cualquier caso, sea lo que sea, funcionarios de los más variados niveles, ineptos para casi todo, resultan excepcionales en el engaño y la triquiñuela.

DAMNI MUERTITOS

El problema que genera la impunidad lleva a un clima de esquizofrenia social en donde pese a que la credibilidad de la clase política se desmorona frente a la contundencia de los hechos la simulación sigue siendo virtud funcional. El ladrón habla de honradez, el asesino habla de solidaridad, el mentiroso habla de la verdad y toda la clase política habla y habla y habla de versiones de la realidad nacional construidas para los intereses de su propia rapiña ¿y la complicidad gubernamental con quienes construyen carreteras fraudulentas? ¿Y los arreglos con quienes autorizan fraccionamientos en zonas de riesgo? Pero no hay problema, para eso están las impecables  imágenes televisivas de los copetes parlantes (algunos con copete de hueso) y sus piadosas y cínicas declaraciones; afortunadamente cada vez más víctimas descubren la engañifa, no tanto a partir de “un análisis objetivo de la realidad” por parte de los  estafados ciudadanos sino en buena parte debido a lo inverosímil del intento gubernamental que ha omitido en su pensar lo de que un dedo (o un dedazo) nunca ha podido ocultar el sol.

DAMNI AUTOPISTAS
Carreteras y puentes destrozados, como la Autopista del Sol que ahora muestra las fallas en su construcción de costo multimillonario

Y regresando a la rollo-novela-semanal de la incultura cívica de los funcionarios culturales, el Colectivo “Es hora de hacernos agua” (Sociedad civil) ha hecho llegar a este columnista los documentos que Salvador Castro de la Rosa, Jefe de la Unidad de Información Pública de la Secult, les entregó con la información solicitada al IPBA por el propio Colectivo. Según los datos proporcionados, hasta el mes de septiembre de 2013 la directora general es Laura Elena González (no existe sub dirección ni se puede saber si hay asesores), Caridad Torres se encarga del control escolar, el administrador es José Jorge Cato, el director del centro cultural “Raúl Gamboa” es Jacob David Reyna, el coordinador de artes plásticas es Armando Belmontes (sic), el de música es Guerguina Pavlova, el de danza es Carmen Alvarado, el de teatro es Marco Antonio García, y el de literatura es Jorge Humberto Chávez. Será interesante conocer cuántos maestros y alumnos existen en cada coordinación y además qué ocurre con instancias como la compañía de teatro (el Colectivo tendría que volver a solicitar tales datos). Los ciudadanos que requieran información sobre la administración pública deben tomar muy en cuenta que el dato solicitado debe ser explícito y claro para no dar pretexto a las de por sí inevitables demoras.

DAMNI ANCIANO

En el IPBA durante el año 2012 había 57 maestros y 725 alumnos, en septiembre de 2013 existen 62 maestros y 675 alumnos (de un año a otro aumenta el número de maestros y disminuye el de los alumnos); acotación al margen: ¿qué ha pasado con el arbitrario despido del maestro del taller literario? Respecto al presupuesto autorizado al IPBA para 2012 éste fue de 1 millón 984.027 pesos de recursos propios y 17 millones 698.551 pesos de transferencia estatal; en el presente año son 2 millones 209, 420 pesos de  recursos propios y 17 millones 845,482 pesos de transferencia estatal. Habrá que conocer además su presupuesto modificado y el ejercido.

Damnificados-456x303

Es tanta la costumbre de buena parte de la ciudadanía a ser indiferente a las marrullerías gubernamentales que la semana pasada en una conversación de café cierto señor de mediana edad me preguntaba por qué el  Colectivo “Es hora de hacernos agua” se entromete en los asuntos administrativos de las instancias culturales del estado. La pura idea de suponer una intromisión si alguien se ocupa de saber qué ocurre con los dineros públicos y los criterios con qué se toman decisiones, permite entender la urgente necesidad de fomentar una cultura de la transparencia entre la población. En la medida en que la ciudadanía siga sin darse cuenta que si bien no se pueden controlar los huracanes o las tormentas, la corrupción y el autoritarismo son males que la gente puede impedir o por lo menos atenuar, permanecerá la tradicional corrupción que impunidad e indiferencia alimentan. Para no volverse cómplice de los abusos institucionales lo mejor será tener presente aquello de “no hay peor lucha que la que no se hace”.

ignacio betancourt *Ignacio Betancourt Robles. Poeta potosino. Desde 1997 es investigador literario en el Colegio de San Luis Potosí. Premio Nacional de Poesía Punto de Partida (UNAM, 1974); Premio Nacional de Cuento (INBA,1976) Libros publicados: De cómo Gudalupe bajó a la ontaña y todo lo demás (1977), El muy mentado curso (1984), Ajuste de cuentos (1995) y los poemas Diaria poesía (2006). Como dramaturgo ha escrito diez obras, todas representadas. Entre sus libros de investigación literaria están: “El escándalo”, primera drama de Manuel José  Otón. Texto y contexto (1999); Literatura y frontera norte (2005).