La COFEPRIS, una entidad de funcionarios "sordos, ciegos y mudos", paralizó las exportaciones de moluscos mexicanos a EU

Más de 30 empresas pesqueras y comercializadoras de moluscos bivalvos de Baja California, que dan empleo directo a más de 500 trabajadores y generan recursos millonarios por la exportación de especies marinas como almeja, mejillón y ostión, están en peligro por el cierre de la frontera estadounidense a sus productos.

A los Cuatro Vientos

El bloqueo se originó, dijeron los oceanólogos Sergio Guevara Escamilla y Enrique Gastélum, productores de moluscos bivalvos en Baja California, por la negligencia de funcionarios de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), que violaron disposiciones de control de calidad impuestas por la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA -Food and Drug Administration- por sus siglas en inglés).

En entrevista radiofónica con A los Cuatro Vientos (en la estación XS 92.9 FM, de la ciudad de Ensenada, Baja California), los oceanólogos manifestaron que los supervisores de la COFREPIS tardaron más horas de las que permite la FDA para analizar las condiciones del agua que se utiliza en la comercialización de los moluscos bajacalifornianos que se venderán en el mercado estadounidense.

Por ello,  la Agencia de Alimentos y Medicamentos, que originalmente dio facilidades para realizar la certificación protocolaria a los productores de moluscos en Baja California, determinó cerrar las cinco áreas de producción acuícola en la entidad, entre ellos las bahías de Ensenada y San Quintín, así como laguna Manuela.

Y esto ocurrió, especularon, porque los nuevos altos funcionarios de la Comisión en la ciudad de México, por su soberbia, no conocen las condiciones en la que se desarrolla el sector pesquero.

MEJILLONES«De repente llegan los nuevos funcionarios y creen que todo se está inventando con  ellos, y ese es el grave error. Y el problema es que no se dejan ayudar. Nosotros tenemos ya 22 años trabajando en esto».

El daño que origina la burocracia de la COFREPIS va más allá del hecho de que han dejado de exportarse más de 750 toneladas de moluscos bivalvos al mercado americano en las 10 semanas que lleva el problema.

«Estamos hablando del mediano y largo plazo, en el que estaremos perdiendo la confianza y la credibilidad de nuestros clientes en los Estados Unidos. Y lo más lamentable es que no es un problema de calidad de agua, sino de procedimientos, de protocolos».

Por ello, solicitaron que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) asuma el papel legal que le corresponde en materia de certificación del sector pesquero y deje fuera a la COFREPIS.

A continuación, el audio con la entrevista a los oceanólogos:

http://4vientos.net/audio/MOLUSCOSBCPARANEXPORTACION.mp3