Burocracia costará más en 2014, revela iniciativa

La administración pública federal contará el próximo año con una nómina más abultada y con un gasto corriente superior a la de este 2013, revelaron los datos del Proyecto de presupuesto de egresos 2014.

Mario Alberto Verdusco/| El Universal

Con información del Tomo VIII, relativo al Analítico de plazas y remuneraciones, el gobierno federal (excluyendo al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) tendrá una plantilla laboral de un millón 115 mil 548 trabajadores hacia el próximo año. Esa cifra supera a la operación del gobierno de 2013, que se realizó con un millón 110 mil 158 empleados, lo que significa que el próximo año se operará con 5 mil 390 burócratas más de los que se contabilizan actualmente. Además de que la propuesta incluye una nómina más amplia, los recursos que se destinarán para el gasto corriente también superan en 2014 lo que ejerció para este año. burocracia y colasEl gasto corriente de los ramos administrativos (tampoco incluye al Conacyt) se propone de 909 mil 580 millones de pesos para el siguiente año, que supera los 800 mil 774 millones que se presupuestaron ejercer para el mismo rubro en 2013. Las dependencias donde más crecerá el número de trabajadores son Gobernación, Relaciones Exteriores, Agricultura, Economía, Salud, Trabajo y Previsión Social, Energía, Tribunales Agrarios, Semarnat y Sedatu. Destacan también dependencias relacionadas con seguridad entre las que más crecieron el número de personal, como fueron Marina, PGR y Defensa Nacional. El investigador del Tecnológico de Monterrey, José Luis de la Cruz, dijo que la Reforma Hacendaria que se presentó tuvo un carácter más recaudatorio que de eficiencia del gasto y que el alto número de trabajadores del gobierno se debe a la inercia de años atrás. Jesús Sánchez Arciniega de la UNAM dijo que desde que apareció la Ley del servicio público de carrera, en 2000, la burocracia se enquistó y lo único que ha provocado es que se engrose la nómina. “A partir de esta ley, a los burócratas es más difícil despedirlos, así que cuando llega un nuevo jefe, muchas veces termina por contratar por fuera a otros empleados porque no tiene confianza a quienes están dentro y genera una burocracia más robusta”, dijo. Carlos Canfield, investigador de la Anáhuac, criticó que además del excesivo gasto en la burocracia su aportación a la economía es muy baja. Expuso que además de sueldos y salarios, los trabajadores de la burocracia reciben unas prestaciones que exceden a las que da la iniciativa privada.