Crónica de un ensenadense en Chilangolandia: Festival En contacto contigo-Cultura UNAM

Me bajo del Metrobús en la estación Centro Cultural Universitario. Disfruto del paisaje que me ofrece la imponente recta de Insurgentes al perderse en los cerros de Tlalpan. Camino hacia la explanada del Museo de Arte Contemporáneo, donde una imponente carpa blanca se yergue, cubriendo a los asistentes del festival de la siempre presente lluvia veraniega de la capital.

Uriel Luviano/ A los Cuatro Vientos

Llego y me topo con el Ballet Folklórico de la UNAM, que interpreta una celebración de casamiento prehispánica. Dentro de la carpa se agolpan varios millares de almas que revolotean entre los estands de las interesantes y variadas dependencias culturales de la máxima casa de estudios del país. La OFUNAM, TVUNAM, RadioUNAM, el CUEC, y muchos otros más nos cuentan de todas las opciones que ofrecen a los universitarios interesados en ampliar sus horizontes artísticos. Además de ello, hay varias exposiciones interactivas donde uno puede entretenerse un rato, en lo que decide a qué evento meterse.

uriel4 Inmediatamente me llama la atención el concierto de «La Internacional Sonora Balkanera». La agrupación, conformada por dos clarinetistas, dos percusionistas, un guitarrista, un DJ y un VJ (el hace el espectáculo visual), toca una muy interesante mezcla de música de Asia menor, beat, y cumbias muy sabrosas. La banda, con un dominio increíble del público, casi de inmediato nos pone a sacudir el esqueleto. Después de bailar una hora, tanto los músicos como nosotros estamos cansados, así que se despiden con dos canciones más, a petición de la muchedumbre, y se retiran.

Regreso a la carpa a deambular un rato y me topo con el concierto de Paola Vergara, cantante tapatía que con una voz suave y aguda, canta sobre el amor y la vida, entre otras cosas. Acompañada de una banda multitalentosa, Paola sorprende al público son su manejo de la guitarra y el arpa, ejecutando canciones difíciles de encasillar en un solo género, pues me recuerdan a una especie de pop indie con muchos elementos de música latinoamericana.

uriel3La tarde empieza a caer, y decido entrar a una obra de teatro, titulada «El lado B de la materia», del dramaturgo y director mexicano Alberto Villarreal, sin más armas que la poca información que hay en la reseña del programa. (Cabe aclarar que no soy crítico de teatro, así que este párrafo puede estar un poco incompleto en ese sentido, por lo que pido a los lectores ilustrados las respectivas disculpas.) Después de hacer fila un rato, nos pasan al interior del Teatro Juan Ruiz De Alarcón, pero, para sorpresa de la mayor parte del público, en lugar de pasar hacia los asientos, nos sientan en unas sillas en bambalinas, para lo cual es necesario atravesar el escenario, donde los actores ejecutan lo que me pareció una especie de circo de muchas pistas: una pareja baila al ritmo de la música que suena en la sala; en donde deberíamos de estar sentados, una especie de ninja con máscara de gato hace acrobacias y, a unos metros de él, un hombre en una botarga de oso polar camina entre los asientos; más allá, sobre un templete de madera, hay una reina de belleza zapateando enérgicamente, acompañada de un árbol muy delgado y una espiral café, que, al ser inspeccionada más de cerca, resulta ser un flamante mojón; entre la pareja que baila y la reina de belleza, yace una mujer sobre un charco de sangre. Ya en nuestros asientos, nos preparamos para ver una obra de la que sabemos que se puede esperar cualquier cosa. La obra resulta ser tan exigente para el público como para los actores, o al menos esa es mi impresión. Si algún lector que viva en el área metropolitana desea corroborar mi versión, puede asistir al Teatro Juan Ruiz de Alarcón hasta el 1ero de diciembre, que termina la temporada.

1002530_660785353932928_89065057_n

Terminada la obra, regreso a mi casa, después de un festival que demuestra, entre otras cosas, que la UNAM sigue siendo incomparable en su oferta cultural y que siempre busca hacerla accesible a sus alumnos. Lo único que me duele es no haber podido entrar a todas las presentaciones, pues todavía no desarrollo la ubicuidad.

URIEL LUVIANO*Uriel Adrián Luviano Valenzuela. Estudiante de Física en la UNAM; Director de Difusión e Imagen en Revista Pluma Joven y Presidente del Consejo Consultivo en Pluma Joven A.C. ( Fotos: U.Luviano)