Hasta febrero de 2014 ingresarán a la UABC siete alumnos amparados por rechazo

1. Por fin, después de muchos extraños tironeos, Roberto Castro Pérez, “delegado a las Audiencias” de los doctores Felipe Cuamea y Ángel Norzagaray en los amparos de los estudiantes rechazados, expresó– en un lenguaje casi sibilino — que el propósito de “sus delegantes” es que los siete estudiantes por cuyo caso dichos funcionarios ya fueron declarados por un juzgado federal en desacato, ingresen a sus carreras en febrero próximo, ciclo escolar 2014-I.

Daniel Solorio Ramírez*

2. El parto por los derechos humanos de los estudiantes rechazados ha sido — para los doctores Cuamea y Norzagaray — extrañamente doloroso. Sin explicar sus motivos se resisten cuanto pueden (y más) como si su función no fuera educar. Pareciera que su concepto de autonomía universitaria pasa por otro: extraterritorialidad. Es un error.

3. Si la firma del doctor Castro Pérez tiene la fuerza jurídica que le reconoció el juez XIV de Distrito, esos siete estudiantes ya tienen asegurados sus asientos en febrero próximo en las carreras elegidas.

4. Por las dudas, la defensa jurídica de estos chicos está pidiendo a un superior del juez, que declare que obligue directamente a los doctores Cuamea y Norzagaray a asumir directamente ese compromiso porque hacia el interior del gobierno de UABC, la firma del doctor Castro Pérez no tiene fuerza jurídica para ser obedecida por otros funcionarios – los directores de unidades académicas, por ejemplo—. Será un tribunal de circuito el que sobre ese punto diga la última palabra.

5. ¡¡¡Felicidades a estos 7 estudiantes!!! La suspensión del acto reclamado —por la vía de la apariencia de buen derecho— los ha puesto ya casi en un salón universitario.

6. El caso de tres estudiantes que se “reubicaron” y de otros 18 que van a Medicina y Odontología, ha pasado a un tribunal de circuito para decidir en vía de recurso su ingreso en la vía suspensional.

7. En el caso de otros 14 estudiantes, siguen en desacato lo doctores Cuamea y Norzagaray. Las consecuencias de su conducta remisa quedarán en manos de los jueces.

DANIEL SOLORIO RAMIREZ* Maestro en Derecho Público. Ex Magistrado Presidente de la Segunda Sala del Tribunal de Justicia Electoral del Estado de Baja California. Profesor de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), en exilio decretado por el rector Felipe Cuamea.