Presentan en México al Frijol Flor de Mayo AN10, una siembra contra el hambre

La  Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN) desarrolla una variedad de semilla que produce gran cantidad de producto, aun en ausencia de abundante agua.

Revista 2000Agro

A través del frijol, planta ancestral que ha acompañado por miles de años a los mexicanos, la Universidad Agraria Antonio Narro busca emprender el camino hacia la autosuficiencia alimentaria y sumarse a la Cruzada Nacional contra el Hambre en México.

Una semilla denominada Flor de Mayo AN10, representa para la universidad la posibilidad de que aun con pocas precipitaciones la zona del Altiplano provea de mayor cantidad de frijol al país y en consecuencia el consumo sea garantizado.

El proyecto está listo y germinado tal como ocurre con la semilla Flor de Mayo AN10, ahora se espera el apoyo de las autoridades de los distintos niveles de gobierno, tanto como organismos para hacerlo producir y hacer llegar este alimento básico a las mesas de los más necesitados.

Alfredo Sánchez López, director de la investigación Frijol para el Altiplano Mexicano, Flor de Mayo AN10, reveló que la universidad ya ha logrado desarrollar dos variedades de frijol, el Flor de Mayo AN05 y el actual Flor de Mayo AN10.

Planteamiento al Senado

FRIJOL PLANTASánchez manifestó que Flor de Mayo AN10 ya se presentó ante la Comisión de Agricultura del Senado de la República, quien pidió como requisito que éste fuera de gran potencial e impacto en la cruzada nacional denominada “México sin Hambre”.

“El planteamiento que se hizo al Senado fue solicitar el apoyo para hacer este proceso y llegar ya al 2015 con la semilla a manos de una semilla certificada”, dijo.

Lo anterior con el fin de incluir dentro del plan nacional de desarrollo 2012-2018.

“Este proyecto fue el que tuvo más impacto por las posibilidades de beneficio en cuanto a área territorial de impacto”, dijo, “recibió muchos y buenos elogios en la reunión por el hecho de estar enfocado al área número uno de producción de frijol, en el altiplano mexicano.”

Entre las ventajas que se destacaron ante la Comisión de Agricultura sobre la semilla Flor de Mayo AN10, están mejorar la economía familiar, beneficiar el nivel económico de los productores frijoleros y sus familias; además que se dé un mayor volumen de frijol y llegue al mercado, con lo cual se dependerá menos de las importaciones y, sobre todo, tener mayor seguridad de cosecha.

El panorama en México

CAMPO ANEGADOEn México, 87 por ciento de la agricultura que se practica es de temporal, es decir, si llueve nos va bien en la siembra y en consecuencia se levanta una buena cosecha, “si hay sequía olvídate”, refiere el investigador.

“El 87 por ciento es de temporal y en el Altiplano los porcentajes se disparan”, comentó.

Ante tal panorama el Senado aceptó el proyecto, pero ahora las gestiones deben partir de ahí y de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, así como de organismos y productores de frijol para que éste se vuelva un soporte alimentario a largo plazo.

“Vamos a buscar cómo bajar el recurso o establecer convenios específicos para producir volúmenes comerciales de semilla.

“De hecho, aunque se oiga mal, vale la pena aclarar que la universidad no cuenta ni con el recurso económico, ni la infraestructura apropiada para poder realizar esta operación por lo cual se solicita el apoyo indispensable para la consecución. Ahí vamos a jalar, tiene que entrar Sagarpa”, explicó.

En 2010, en la región del Altiplano se sembraron 1.24 millones de hectáreas de frijol, equivalente a 65 por ciento de la superficie nacional y en promedio aporta anualmente 50 por ciento de la producción nacional de frijol, indicó.

“Se produjeron en México un millón 111 mil toneladas de frijol, es decir, hubo producción suficiente, para satisfacer la demanda nacional, entonces el consumo por persona fue de aproximadamente de entre nueve y 11 kilos anualmente”, apuntó.

Mientras que en 2011 no llegó ni a 600 mil toneladas, entonces empezaron las importaciones para evitar que se encareciera el producto, a razón de la sequía, y en 2012 el consumo cayó a ocho kilos, destacó.

La semilla

SEMILLA FRIJOL FLOR MAYOLa semilla Flor de Mayo AN10 se debe al programa de frijol de la universidad que ha desarrollado dos variedades, Flor de Mayo AN05 y la AN10, expuso.

García mencionó que uno de los atributos que tiene la semilla AN10 es que permite incrementar la productividad del cultivo por el potencial de rendimiento respecto a otras variedades de frijol en la misma unidad de superficie.

Respecto a esto, detalló que en pruebas hechas en el estado de Zacatecas, desde 2006 a 2012, entre diversas variedades de frijol y Flor de Mayo AN10, ésta superó significativamente a las demás variedades de frijol recomendadas para siembra, por parte de la Sagarpa.

Así, Flor de Mayo AN10 rindió dos mil nueve toneladas por hectárea, mientras que Flor de Mayo AN05 redituó en mil 813 kilogramos por hectárea, lo cual fue un 9.7 por ciento menos.

En el caso de otras semillas, como Flor de Mayo Sol, la cantidad de frijol cosechado fue de mil 546 kilogramos por hectárea, esto es, 23 por ciento menos; casi en el mismo declive pasó con Flor de Mayo 2000 con mil 562 kilogramos, un 22 por ciento menos todavía. Y finalmente Flor de Mayo M-38 con mil 231 kilogramos, lo que representa un 38 por ciento menos.

Además es de ciclo vegetativo intermedio, lo que le da mayor seguridad de cosecha, pues sólo requiere de 90 a 95 días para su madurez fisiológica y posterior cosecha.

Permite la cosecha mecánica y no requiere de ningún manejo agronómico diferente y ante el sistema de cosecha mexicano, de temporal, es adaptable a las escasas precipitaciones.

Actualmente la universidad cuenta con semilla original para sembrar dos hectáreas y a su vez producir cinco toneladas de semilla básica durante 2013, la cual a su vez se pueda usar en 2014 para la producción de semilla registrada, aproximadamente unas diez hectáreas y proseguir con la semilla certificada unas 100 hectáreas.