Alerta Profeco a consumidores mexicanos por vehículos automotores peligrosos

En lo que va del año, la Procuraduría Federal del Consumidor ha reportado fallas de fabricación en al menos cinco modelos de automóviles comercializados en México, que ponen en peligro la vida de los usuarios

Paris Martínez / animalpolitico.com

26 de agosto de 2013.- En lo que va del año, la Procuraduría Federal del Consumidor ha reportado fallas de fabricación en al menos cinco modelos de automóviles comercializados en México, entre 2003 y 2013, así como en cuatro modelos de motocicletas, que ponen en peligro la vida de los usuarios, ante el riesgo de que se presenten incendios repentinos, apertura del cofre por falta de pernos, rupturas de la suspensión por una mala soldadura e, incluso, la activación de bolsas de aire cuando se colocan asientos especiales para niños.

Entre los autos que han sido reportados con fallas de fabricación, según la Profeco, están modelos producidos por las firmas Chevrolet, Honda, Volkswagen y Toyota, así como trimotros y cuatrimotos de la fábrica de motocicletas BRP, a cuyos propietarios se ha ofrecido la garantía de reparar estos defectos, de forma gratuita… así que si tú eres propietario de uno de estos vehículos, aquí te decimos qué hacer:

Para muestra, un botón

Matrix, de Toyota
Matrix, de Toyota

¿Acaso un botón pegajoso puede hacer que tu auto se incendie? Parece mentira, pero la textura adhesiva que, por un defecto de fabricación, posee el interruptor con el que se controlan las ventanas eléctricas en los vehículos Toyota Corolla y Toyota Matrix, modelos 2003 y 2004, ha generado incidentes con llamas, ya que, algunas personas han aplicado detergente al botón, al creer que esta textura “pegajosa” puede solucionarse de esa manera, sin embargo, destaca la Profeco, estos líquidos “pueden filtrarse al mecanismo (ubicado en la puerta del conductor) y, en consecuencia, generar humo o fuego en el vehículo”.

En México, Toyota distribuyó 8 mil 232 de estos modelos entre 2003 y 2004, así que quienes posean un Corolla o un Matrix de esos años puede comunicarse al teléfono 01-800-77869682, para tramitar la reparación preventiva sin costo.

De piel, pero insensible

Beetle Sport, de WV
Beetle Sport, de WV

Aunque en México está prohibido llevar menores en el asiento del copiloto, los autos Beetle cuentan, además, con un sensor que desactiva las bolsas de aire si junto al conductor es colocada una silla para bebés. Esto es así porque, de abrirse la bolsa de aire, ésta podría golpear al menor, causándole lesiones graves.

En el Beetle Sport modelos 2012 y 2013 con asientos de piel, sin embargo, “es posible que el módulo de control no sea capaz de detectar el asiento para niños, por lo cual la función de desactivación automática de la bolsa de aire podría no operar”.

Según la Profeco, en México se comercializaron 394 autos con el riesgo de presentar esta falla, por lo cual, sus dueños pueden solicitar una verificación y reparación gratuita, al número 018007378489… aunque no por esto deben llevar a sus bebés de copiloto.

Más apretaditos, por favor

Malibú, de GM
Malibú, de GM

En febrero pasado, la empresa General Motors de México informó a la Profeco que 370 vehículos Malibú 2013 vendidos en el país cuentan, en la suspensión trasera, con algunos tornillos que “podrían no estar apretados de acuerdo a las especificaciones”.

El riesgo menor, señaló GM, es que escuches algún ruido al conducir, pero el riesgo mayor es que “podrían presentarse cambios repentinos en el manejo del vehículo”.

Por ello, si eres el flamante poseedor de un Malibú último modelo, échales una llamada al 01800-4660800, para que le den un apretón final (y gratuito) a tu suspensión trasera.

Cual caja de sorpresas

CAMIONETAS CHEVROLETAl mismo número de General Motors de México –018004660800– debes marcar si adquiriste una camioneta Chevrolet Colorado o una GMC Canyon de modelos 2010 a 2012, ya que, por una falla de ensamblaje, algunas de ellas carecen de cerrojo “secundario”, y como consecuencia “el cofre podría abrirse inesperadamente” mientras vas conduciendo.

En México, reportó la Profeco, fueron comercializadas 7 mil 492 camionetas de este tipo, todas las cuales están llamadas a revisión gratuita.

Ignición

Cuatrimoto todo terreno Comander, de BRP
Cuatrimoto todo terreno Comander, de BRP

Otros vehículos comercializados en México entre 2008 y 2013, que presentan el riesgo de incendiarse repentinamente, son los todoterreno de la fábrica de motocicletas BRP, particularmente los modelos de cuatrimoto Commander, así como las trimotos Roadster Can-Am y Spyder.

En el caso de las Commander, informó la Profeco, “todos los modelos” 2011 a 2013 pueden prenderse en llamas cuando son conducidos en zonas fangosas o con 12 pulgadas de agua, ya que “se podría generar una gran acumulación de residuos en el tubo del escape (…) que podría provocar un incendio en el vehículo, si éste se calienta o los residuos se secan”, lo cual representa un riesgo de “graves daños a la propiedad o, incluso, lesiones o la muerte de los usuarios”.

De forma añadida, las Comandar 2011 y 2012 –de las cuales fueron vendidas 88 en México– presentan un “montaje incorrecto de la columna de dirección”, lo que puede ocasionar “pérdida de control” del vehículo, generando nuevamente “riesgo de lesiones graves o incluso la muerte” de quien vaya a bordo.

Trimoto Roaster Can-Am Spyder, de BRP
Trimoto Roaster Can-Am Spyder, de BRP

Por otro lado, en el caso de las trimoto Roadster Can-Am (2008-2012, serie GS, RS y RT), el tapón del depósito de combustible no sella correctamente, y si entran “en contacto con una fuente de ignición, los vapores y el combustible podrían provocar un incendio, causando daños a la propiedad de los consumidores, a su salud o, incluso, la muerte”, misma amenaza que pesa sobre los conductores de la trimoto Roaster Can-Am Spyder (modelos 2008-2010, series GS y RS), ya que “en determinadas circunstancias puede darse el escape de vapor de combustible del tubo de aireación del cartucho de vapores (ubicado) en el compartimiento cerrado del motor”, con igual peligro de incendio.

Al ser cuestionada por la Profeco en torno a la solución aplicable a estas fallas, la fábrica BRP ofreció instalar gratuitamente una rejilla que impida la introducción de residuos en el escape, aunque también sugirió, como solución alternativa, no conducir estos todoterreno “en los terrenos y condiciones indicados anteriormente (sic)”; además, garantizó reparar el eje del volante de las Commander, sustituir el el tapón de combustible por uno “nuevo y mejorado”, así como el cartucho de vapores, a cada propietario de estas motos, por lo que si te cuentas entre ellos, marca al 0133-22827716, para obtener una reparación preventiva.

Fortrax Rancher, de Honda.
Fortrax Rancher, de Honda.

Pero quizá tú descartaste las todoterreno de BRP y optaste por una Fourtrax Rancher de Honda 2012, y si es así, no respires con alivio aún: checa antes si no se trata de una modelo TRX420FE o una TRX420TM, ya que ambas presentan fallas de soldadura que podrían ocasionar “que las ruedas delanteras, repentina e inesperadamente, puedan inclinarse hacia el exterior”.

De ser así, llama al 01800-3688500 y, en menos de una hora –según Honda–, este riesgo será eliminado.