Reforma Energética, posicionamiento de la senadora Dolores Padierna

La propuesta de reforma energética del Presidente Enrique Peña Nieto, corresponde a un modelo de privatización en abierto, tal como el PRD lo ha señalado.

Dolores Padierna Luna, Vicecoordinadora del Grupo Parlamentario del PRD

Con un juego de palabras para confundir a los mexicanos, presenta la reforma al párrafo sexto del artículo 27 constitucional y el párrafo cuarto del artículo 28 constitucional.

Como lo prometió en Irlanda con el grupo del G8, Peña Nieto presenta un proyecto para dar certidumbre a los privados al compartir, producir y comercializar nuestros recursos energéticos, como son el petróleo, gas y electricidad.

La estrategia de presentar resultados catastróficos de Pemex y la CFE a los mexicanos, contrasta con la situación real y con el mensaje que la propia paraestatal emite a los inversionistas privados y extranjeros. Ubicando a Pemex como la octava empresa en competitividad dentro de América Latina y como la número 34 a nivel mundial.

La propuesta de modificar en un solo término “control del sistema eléctrico nacional” suprimen de facto términos como generación, conducción, transformación, que son exclusivos de la nación, para dar pie a una interpretación sesgada donde se valide y/o entregue el sector de electricidad. Convalidando lo que por años los productores independientes han violentado en nuestras leyes.

En la propuesta se suprimen términos fundamentales como “no se otorgaran concesiones, ni contratos, ni subsistirán los que en su caso se hayan otorgado”; especificando que será a través de la ley reglamentaria la que determinará como se lleva a cabo la explotación del petróleo y de los carburos de hidrogeno.

Términos como utilidades o producción compartida, que equivalen a la renta compartida de nuestro petróleo y gas son maquillados con la nota de bajar los precios de la electricidad y fertilizantes.

Cabe recordar que esos mismos términos utilizaron en 1993 cuando privatizaron y concesionaron Fertimex, se nos informó de igual manera tal como ahora lo hacen, que el campo tendría más y mejor costo de fertilizantes, los resultados fueron criminales, cerraron la industria de fertilizantes, y se dedicaron solo a importar ciertas cantidades desde Rusia, Ucrania o Trinidad y Tobago; el campo en estas dos décadas sufrió las consecuencias de abandono y retroceso.

pemex_cfe

De igual manera hace 10 años cuando los productores independientes de electricidad empezaron a producir la energía – violentando la ley- se nos dijo que sería más económica, incluso hasta llegaron al absurdo de crear apagones pretextando que no teníamos suficiente capacidad; mientras que generadores de electricidad de la Comisión Federal de Electricidad los ponían “fuera de operación” para dar entrada a los privados (españoles principalmente)

Los resultados son las elevadas tarifas, inundaciones en el sur del país debido a que las hidroeléctricas han sido subutilizadas. Esto ha llevado a que se importe también una gran cantidad de gas para satisfacer a los independientes.

Si en verdad se quiere apoyar a PEMEX y modernizar -como lo han declarado-, se debe de empezar por trabajar con el régimen fiscal, elaborar un proyecto en conjunto para eliminar la enorme carga fiscal y pago de derechos, acompañarlo de una autonomía de gestión para que Pemex tenga facultad de invertir sus ganancias en proyectos propios de transformación en refinados y petrolíferos.

No es posible que los excedentes del petróleo se vayan en gasto corriente y estos conceptos se dejan a segundo término.

El PRD está de acuerdo en la integración de una sola empresa, ya que la división de subsidiarias ha ocasionado una alta burocracia y fracturación de actividades, incluso este diseño también fue presentado en 1995 como la panacea para brincar al primer mundo, se sacrificó a Pemex en su desarrollo y crecimiento que traía en ese entonces, ya que se le obligó a operar con precios internacionales dentro de sus subsidiarias llamados “precios de transferencia”

El PRD propone que se invierta en ciencia y tecnología en el sector, que se aumente el porcentaje a este rubro; mientras que la propuesta del Ejecutivo ni siquiera la menciona o la deja en segundo plano.

En la exposición de motivos manifiesta la deficiencia en Refinación y Petroquímica, indicando los millones de dólares en importación, pero en contra parte prácticamente “regala” las plantas petroquímicas a privados y en casi 40 años no ha tenido la voluntad de construir una nueva refinería.

Rechazamos que se comparta la utilidad y producción petrolera; proponemos que se administre de manera más eficiente a la paraestatal. Rechazamos que se concentre todo el presupuesto de inversión en explotación mientras se abandona la industria de la transformación donde se obtienen mayor valor agregado.