Presenta la fiscalía de BC a presunto asesino de sacerdote católico

– El sospechoso se dedica a la venta de imágenes religiosas, afirma la Procuraduría General de Justicia de BC.

– Agrega que el detenido confesó su participación en el homicidio, así como haber hurtado la cartera, el celular y el vehículo del religioso.

Procuraduría General de Justicia de Baja California

Ensenada, B. C., a 6 de agosto de 2013.- La  fiscalía estatal anunció el esclarecimiento del homicidio de Ignacio Cortez Álvarez,  de 56 años de edad, recordado como padre “nachito”, informó el Procurador General de Justicia del Estado, Rommel Moreno Manjarrez.

El religioso fue hallado sin vida el pasado 22 de julio, a las 9:00 horas, en la sala de la casa parroquial contigua a la Iglesia “María Auxiliadora”, ubicada en El Sauzal de Rodríguez,,Ensenada.

Al  lugar se abocaron agentes de la Policía Ministerial, Peritos y el Ministerio Público del Fuero Común, quien dio fe del deceso del sacerdote quien presentaba lesiones punzo-cortantes en tórax, abdomen y espalda.

El fiscal estatal  manifestó que a través de las indagatorias realizadas  por los agentes de la Policía Ministerial del Estado (PME) adscritos al Grupo Contra Homicidios, se estableció la presunta responsabilidad de Marcos Cisneros Melo de 55 años de edad, originario del Estado de Hidalgo.

Las investigaciones arrojaron que el homicidio tuvo lugar  la noche del 21 de julio luego de que el indiciado conviviera con el religioso en la casa parroquial, con el pretexto de venderle mercancía, ya que se dedica a la venta de imágenes religiosas.

Los  agentes investigadores se trasladaron ayer, 5 de agosto,  a la ciudad de Tijuana y desplegaron un operativo en la colonia Valle Verde, logrando capturar  a  Cisneros Melo.

SACERDOTE SAUZAL MUERTOA la par del aseguramiento del presunto homicida, los agentes ministeriales localizaron en buenas condiciones el vehículo del sacerdote, en  las inmediaciones de la colonia Villa Fontana, de Tijuana.

El presunto responsable fue trasladado a Ensenada y puesto a disposición del agente del Ministerio Público del Fuero Común, quien le decretó la detención por urgencia administrativa.

En su declaración Cisneros Melo aceptó su participación en el homicidio y dijo que hurtó la cartera, el celular y el vehículo del religioso.

Manifestó que conoció al ahora occiso hace 15 años en el poblado de San Vicente, y que desde entonces lo frecuentaba para venderle mercancía.

El Procurador General de Justicia indicó que en  las próximas horas la fiscalía  ejercerá acción penal en contra de Marcos Cisneros Melo, quien será consignado al Juzgado Penal en Turno, como presunto responsable de los delitos de homicidio calificado, robo a casa habitación y robo de vehículo.