Las 5 mil 80 concesiones mineras sólo han pagado 500 pesos anuales por hectárea

Carecen de actas constitutivas, revela informe de Familia Pasta de Conchos y Cereal. Del año 2000 a 2010 se entregaron más de 5 mil títulos de exploración por seis años

Patricia Muñoz Ríos/ La Jornada

De las más de 5 mil 80 concesiones mineras de exploración que se han otorgado en el país desde el año 2000 a la fecha, las empresas mineras sólo han pagado por concepto de derechos una cuota anual de 500 pesos por hectárea.

No obstante, este pago es por dicho monto siempre y cuando tengan una concesión con una superficie de 100 a 500 hectáreas. Sin embargo, si las mineras tienen una menor a las mencionadas, no paga nada, revela un informe de la Familia Pasta de Conchos y el Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal).

Indica que en materia de cumplimiento de obligaciones y derechos de los concesionarios, se encuentra un nivel de ineficacia y negligencia que supera, por mucho la imaginación, ya que hay un desfase de la información generada por el Sistema de Administración Tributaria para comprobar pago de derechos mineros; los concesionarios no informan a la Dirección General de Minas (DGM), ni ésta verifica que se sujeten a las normas oficiales de seguridad y equilibrio ecológico.

Muchos mineros adeudan pagos de obligaciones desde los años 90, casi la mitad de las empresas que presentan solicitudes de concesión otorgadas carecen de actas constitutivas que acrediten que son de capital mexicano.

En promedio, sólo una quinta parte de los productores realiza informes estadísticos sobre producción, beneficio y destino de minerales a la Secretaría de Energía, como es su obligación.

pasta_de_conchos_revoluciontrespuntocero
Familiares de los 65 mineros que murieron en la explosión de la mina de carbón de Pasta de Conchos, Coahuila en febrero de 2006, exigieron una vez más, al cumplirse el séptimo aniversario de la tragedia, que los cuerpos de sus seres queridos sean rescatados.

Según el análisis Secretaría de Economía y concesiones mineras, en el país se tienen registrados más de 25 mil títulos de 1931 a la fecha. De 2010 a lo que va de 2013, las concesiones suman más de 5 mil y se otorgaron por 50 años. Incluso, aunque en cientos de concesiones haya expirado el plazo de explotación, las mineras las continúan operando. Pone como ejemplo títulos de concesión que vencieron en 2004, en 1979 o 1973 y que las mineras siguen operando.

Es decir, los más de 25 mil títulos concesionados extrañamente siguen vigentes, lo que es cuestionado por la Familia Pasta de Conchos y el Cereal, que señalan que al menos los permisos elaborados en las décadas de los 30, 40, y 50 ya fenecieron y significa que a todas las empresas se los renovaron.

Pagan lo mismo por extraer oro que yeso o carbón

También pregunta si las empresas mineras han pagado sus derechos por exploración, ya que si tienen de 0 a 100 hectáreas no pagan cuota anual. Si tienen de 100 a 500 hectáreas el pago de derechos es de 500 pesos anuales. En el caso de los que tienen una superficie por explotar de 500 y hasta mil hectáreas es de mil 500 pesos anuales.

El cobro de derechos no está diferenciado por el tipo de mina, es decir, pagan lo mismo los concesionarios, “como si extraer yeso, plata, oro o carbón mineral se hiciera de la misma manera y tuvieran el mismo valor en el mercado y las empresas obtuvieran las mismas utilidades.

Del año 2000 a 2010 se entregaron más de 5 mil títulos de exploración por seis años, ya que las empresas hacen trampa que consiste en solicitar estas concesiones, que son de seis años y cuestan 500, 300 por ciento menos de derechos, y luego las cambian por los de explotación, que son de 50 años y se ahorran una diferencia abismal de derechos.

El análisis detalla que la implementación de títulos de exploración con vigencia de 650 años sólo beneficia a concesionarios, lo cual no parece estar reglamentado por la manera en que la Secretaría de Economía otorga concesiones, y los informes que pide sobre reservas probables, extraíbles y la profundidad de las vetas no sirven para tener control sobre los recursos de la nación.

*Nota publicada en: http://www.jornada.unam.mx/2013/07/30/sociedad/039n1soc