La Tv y el niño que fue famoso por cinco minutos

Esta cultura nuestra de la victimización. ¡Que pase el niño abusado! ¡Gracias a este abuso capturado en video, la primera dama te regala una papelería!

Ramiro Padilla Atondo/ A los Cuatro Viento

(http://aristeguinoticias.com/3107/mexico/angelica-rivera-regala-papeleria-a-feliciano-el-nino-humillado-en-tabasco/ )

Yo ya le tengo nombre a la papelería. Papelería el niño humillado. Digo, si van a hacer el favor háganlo completo. ¿Qué pasará cuando el niño crezca? ¿La historia de su vida solo se dividirá en un antes y después del abuso?

Por supuesto que la televisión, esa carroñera en busca de raitings no podía desperdiciar la oportunidad. Hay que exhibirlo como si fuera un animal de circo. Hay que hacer que los televidentes lloren, se emocionen, vean a un pobre niño que no tiene la menor idea que ha sido llevado al centro de la producción de mierda del país.

Feliciano niño humilladoAparte y como todos sabemos la televisión manda. Y el gobierno aplaude. ¿Entonces? ¿Qué sigue? ¿La multiplicación de videos de niños siendo humillados? Porque ese parece ser el mensaje.

Si tu video se hace viral ya la hiciste. La civilización del espectáculo que como circo romano se extiende. Me recuerda el caso del político que al enterarse de que hay una manifestación en su contra baja a encabezarla.

Los gobiernos en su mayoría son reactivos. Sobre todo del tercer mundo. Aplican la dinámica de ahogado el niño tapan el pozo. Resarcir a un niño de un abuso no los exime de resarcir a todos los que históricamente han sido marginados en nuestro país.

Y la peor estupidez es hacer de este asunto, un asunto político-mediático para quedar bien. No chinguen. Si quieren ayudar al niño háganlo de manera privada, que no todo en la vida son raitings y dinero. Ya imagino a la primera dama tomándose la foto con un niño que jamás volverá a ver. Luego todos aplaudirán y las cosas volverán a esta estúpida normalidad cortesía de la tele.

Y el gobierno recibirá su estrellita y dirán que ahora sí están combatiendo la pobreza. Bueno. Al menos a un niño le dieron los útiles escolares. Pero es una excepción. Si tienes diez años y tienes que trabajar para comprar tus útiles escolares el problema no eres tú.

El problema es este sistema podrido que exonera a los que roban a manos llenas.

Eso es lo que nos debe indignar. La absoluta inequidad donde la televisión nos manda el mensaje de que seamos felices a pesar de nuestras carencias. Que ya hay otros disfrutando del paraíso llamado presupuesto. Y de vez en cuando bajan del paraíso de la impunidad para obsequiar (gracias a su infinita gracia) una limosna a los pobres.

Y encima quieren que les aplaudamos.

ramiro padilla A*Ramiro Padilla Atondo. Ensenadense. Autor de los libros de cuentos A tres pasos de la línea, traducido al inglés; Esperando la muerte y la novela Días de Agosto. En ensayo ha publicado La verdad fraccionada y Poder, sociedad e imagen. Colabora para para los suplementos culturales Palabra del Vigía, Identidad del Mexicano y las revistas Espiral y Volante, también para los portales Grado cero de Guerrero, Camaleón político, Sdp noticias, El cuervo de orange y Péndulo de Chiapas.

 Nota de la Redacción:  La señora Angélica Rivera de Peña, giró órdenes para que el sistema Nacional de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), que ella misma preside, apoye al niño Feliciano Díaz, el menor humillado por un inspector en Tabasco cuando vendía chicles y cigarros en la calle. Mediante un comunicado, informó que se ha instruido al DIF para que se provea al niño de un proyecto productivo consistente en la instalación de una papelería que otorgue el servicio de fotocopiado e impresión.

La intervención de la esposa del presidente de la República, sucede a una semana de que ocurrieron los hechos. El pasado 24 de julio –según se ha difundido ampliamente en medios de comunicación y en redes sociales– fue captado en un video el momento en que un empleado del estado de Tabasco obligaba a un niño tzotzil a tirar al piso sus mercancía para luego quedarse los cigarros.

La organización no gubernamental Melel Xojobal hizo llegar hoy A 4vientos. net un comunicado en el que condena la “revictimización” a la que fue sometido Feliciano Díaz Díaz, el indígena tzotzil de 10 años, quien la víspera fue llevado hasta la Ciudad de México para aparecer en un programa de TV Azteca.

Melel Xojobal señaló que en Tabasco hay 82 mil 276 niños de 5 a 14 años que, como Feliciano Díaz,  se ven en la necesidad de trabajar, y deploró, en este caso, el tratamiento en medios masivos de comunicación, «que coloca al menor en una situación de revictimización que violenta sus derechos»