Cortina de humo en el tema de la inundación del aeropuerto de Chihuahua

No sin falta de razón OMA, la compañía operadora del aeropuerto de la ciudad de Chihuahua se ha convertido en el villano favorito de estos días. Dejando de lado la exhibida nacional que nos dio al inundarse las instalaciones aeroportuarias en un estado desértico, hay que contar los automóviles siniestrados en el estacionamiento, los vuelos suspendidos, los contratiempos a pasajeros, etc. Además, habría que pensar en que OMA no paga impuesto predial ni el municipio ejerce medidas para obligarla, cuando, por el contrario acosa a familias de escasos recursos, mujeres y personas de edad avanzada para que paguen tal contribución. Los servicios de OMA son malos, los changarros que tiene concesionados, carísimos. Una cerveza en el “snack bar” porque la va a salir más cara que en cualquier restaurante de postín para  políticos.. Hay que revisar, pues, si esa compañía, otra de las empresas favorecidas por las privatizaciones salinistas-zedillistas, merece conservar su patente de corso.

Víctor Quintana Silveyra/ A los Cuatro Vientos

Pero, el pleito del gobernador, alcalde, senadores y diputados priístas con OMA (por cierto tendrían que agradecerle la oportunidad de mostrarse combativos por única vez), echa una cortina de humo sobre un problema mucho mayor, el de los cientos de familias que durante el temporal de la semana pasada han visto cómo sus viviendas recientemente adquiridas, casi se les caen sobre la cabeza y sus fraccionamientos se inundan se aíslan, más de lo que ya de por sí estaban. Hay muchos casos, sobre todo en Ciudad Juárez y en Chihuahua. Aquí nos referimos al de las varias secciones del fraccionamiento “Punta de Oriente”, en la lejana periferia de la capital del estado.

Hacen honor a su nombre estos fraccionamientos: están en la punta del municipio, a casi 20 kilómetros del centro de la ciudad de Chihuahua. ¿Por qué se permitió a las fraccionadoras e inmobiliarias expander de una manera tan horrorosa la mancha urbana? ¿Qué van a hacer las personas que viven aquí si dejan de trabajar en las maquiladoras más cercanas? ¿Cuánto tiempo y dinero les costará transportarse ya no digamos a los parques industriales del norte, sino al centro de la ciudad?

inundaciones casasEso, suponiendo que las viviendas fueran de buena calidad. Pero al entrevistarnos con decenas de familias que las habitan, surge toda una cauda de problemas causados por las lluvias: las paredes se remojan, se cae el yeso del cielo, se abren “goteras” de un 25 cm. de diámetro; se producen corto circuitos por la mala calidad del cableado en paredes y techos humedecidos; se hunde el pavimento, etc. Así sucede en las varias secciones de Punta de Oriente, construida o promovida por la empresa PROCOSA, de las beneficiarias del auge loco del “estado que más vivienda construye”, aunque se caigan o sean deshabitadas al mes siguiente.

Tan sólo en una de las secciones son 200 familias las que manifiestan inconformidades y problemas graves en su vivienda. No es lo único: la arteria que une estas lejanías próximas al puerto de Dolores en la Sierra de Santa Eulalia, con el Boulevard Juan Pablo II, la avenida Equus, se encuentra cortada por el derrumbe de un puente sobre un arroyo. Así que hay que dar un rodeo hasta casi el CERESO de Aquiles Serdán para salir a trabajar. No hay vías alternas.

Abundan las tragedias familiares: los jóvenes que el sábado pasado vieron incendiadas sus casas por un corto circuito generado por la humedad de las paredes; la señora que vio morir a su madre de un coma diabético porque las ambulancias no pudieron llegar hasta acá;  la madre de un niño abusado en la guardería de Jardines de Oriente a la que se le ha negado la justicia…

inunda colonias chihEstas viviendas de pésima calidad, lejanas, con pocas vías de acceso, sin embargo le salieron muy caras a la gente; las adquirieron mediante el INFONAVIT a un costo superior a 300 mil pesos por dos minirecámaras y una mini salacomedor. Ahora pagarán por ellas mil 300 pesos mensuales durante 40 años, cuando la mayoría de estas personas, trabajando en las maquilas vecinas, si mucho gana dos mil 700 pesos al mes.

Como en el aeropuerto se trata de autos y de aviones y de lucimiento y de atacar a una empresa privada, el gobernador y sus corifeos se van duro. Como acá se trata de defender a las personas, a las familias, de la incapacidad del INFONAVIT y de la voracidad de las constructoras la lentitud se impone. Le piden a la gente que presente su queja ante la PROFECO, que resulta más lejana que la promesa cristiana de la vida eterna. Cuando fueron la irresponsabilidad y o colusión de los gobiernos municipales, estatales e instituciones como INFONAVIT lo que permitió que se vendieran viviendas miserables a precio de casa clasemediera.

aeropuerto chih adentroPerdónesennos terminar con un reto callejero: si son tan hombrecitos contra OMA, ¿por qué no aprovechan el viaje y se ponen a defender a estos cientos de familias defraudados por los constructores y promotores de vivienda? ¿Por qué no se gasta un poco de la energía y poder de negociación en lograr que se indemnice a estas familias por el fraude de que fueron víctimas?

Hay que aterrizar las políticas donde la gente las necesita, no en aeropuertos de mala calidad.

victor-quintana1*Víctor Quintana Silveyra. Doctor en Sociología. Presidente del Comité Estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en Chihuahua.