El presupuesto para el campo debe ser superior a los 313 mil millones de pesos. Urge un "golpe de timón"

– Evitar que nuestros socios comerciales nos inunden con productos de ínfima calidad

– El rezago en maquinaria es: Estados Unidos  por cada 2.5 campesinos se tiene un tractor agrícola, en México es por cada cien.

Frente Revolucionario de Campesinos y Trabajadores de México

Es necesario construir un programa emergente para garantizar que los pequeños productores del país tengan acceso a los fertilizantes, asesoría técnica, tecnología y semillas mejoradas que permitan incrementar la productividad y disminuir las importaciones de granos y oleaginosas.

En estos renglones  durante 2012 fueron superiores a los 10 mil 597 millones de dólares, 21.7 por ciento más a las registradas en 2011, señaló Juan Rojas Pérez, secretario general Frente Revolucionario de Campesinos y Trabajadores de México (FRCTM).

En el marco de su XXI Asamblea General en la sede nacional del Partido Revolucionario Institucional, destacó que si bien es cierto que durante el primer semestre del años  el promedio de compras de granos y oleaginosas registra una caída con respecto al mismo periodo del año pasado, es necesaria una reorientación de los programas, el aumento de los recursos y la simplificación para su entrega.

Consideró que el próximo  presupuesto que se destine al campo a través del Programa Especial Concurrente (PEC) debe ser superior a los 313 mil 790 millones de pesos del 2013, y estar acompañado con un cambio de políticas para alcanzar  la competitividad pues es imposible competir cuando los productores agropecuarios de Estados Unidos reciben alrededor de siete mil dólares anuales de subsidio por parte de su gobierno, y en el caso de México, el apoyo es de alrededor de setecientos dólares anuales.

Destacó las ventajas de su principal socio comercial que es el vecino país del norte de donde provienen más del 85 por ciento de las importaciones, pues mientras en ese país por cada 2.5 campesinos se tiene un tractor agrícola, en México es por cada cien.

“Estamos totalmente en desventaja, no hay duda que de manera paulatina nuestros socios comerciales inundarán nuestro mercado nacional con productos de ínfima calidad a precios muy bajos, pero si nos confiamos y pensamos que esto es lo mejor para México estamos equivocados, ya que una vez que los monopolios extranjeros se apoderen de nuestros mercados y dejemos de producir estos alimentos básicos, nos asestarán un golpe en el alza de los precios”, advirtió.

Consideró que para mitigar este problema, es necesario impulsar grupos de productores a nivel nacional e inyectar recursos y respaldo a través de instituciones como la de Apoyos y Servicios a la Comercialización  “Aserca”, para abrir canales tanto nacional como internacional de compradores y con esto cerrarles el paso a los monopolios que pagan muy barato la producción primaria.

Calificó de acertada la decisión del gobierno federal de impulsar la producción de fertilizantes con el propósito de abaratarlos, tomando en cuenta que esta industria es estratégica para producir los alimentos de los mexicanos.

Llamó a los legisladores a autorizar apoyos emergentes para lograr la mecanización del campo mexicano, el apoyo financiero a través de la banca de desarrollo para que los créditos sean baratos y tasas preferenciales.

Juan Rojas consideró que instituciones como la Secretaría de Agricultura tienen que robustecer los apoyos a los proyectos pecuarios, agrícolas, y acuícolas ya que es esencial promover en el campo la micro y macro-industria que manejen y administren los propios campesinos, para por una parte aumentar la producción agrícola y de manera paralela crear los empleos que se requieren en el campo, y robustecer la cadena de valor.

Por otra parte dijo que si bien la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), maneja programas sustantivos para la creación de empleos, en el campo y comunidades agrarias en el país, es necesario dotarla de más recursos económicos para beneficiar más gente pobre con iniciativa.

Finalmente destacó que es importante ir sustituyendo programas asistencialistas por programas de ayuda para ejecutar proyectos productivos pues sólo así México lograra disminuir su dependencia alimentaria que es casi del 50 por ciento.

Urge golpe de timón para el campo

– Sin medidas drásticas, difícil lograr la seguridad alimentaria.

– Importante contar con créditos oportunos, blandos y con visión social.

Confederación Nacional Campesina

CAMPO NO AGUANTAEl presidente de la Confederación Nacional Campesina, Gerardo Sánchez García, manifestó la urgencia de tomar medidas drásticas a favor del sector rural, y aseguró que si no se da un golpe de timón, será difícil lograr la seguridad alimentaria comprometida por el gobierno federal.

A su vez, Manuel Cota Jiménez, cenecista y presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería del Senado de la República, consideró la importancia de contar con instituciones que aporten créditos oportunos, blandos y con visión social que acompañen a los productores en la comercialización de sus cosechas, a fin de que se pueda retomar el camino de la productividad, de la producción y de la competencia.

Para los legisladores de la CNC en el sector agropecuario no se puede seguir con un gasto público inercial, como ocurrió en los dos sexenios pasados, y consideraron necesario que el Gobierno Federal libere los recursos de los programas aprobados en el presupuesto de este año y, de esta forma, se empiece a reflejar la importancia del campo en los criterios generales de política económica del 2014.

El líder de la CNC y también senador por el estado de Guanajuato aplaudió la voluntad política del Gobierno de no caer en subejercicios presupuestales, y el llamado gubernamental a liberar los recursos, con la garantía de que los que no sean prioritarios para determinadas secretarías de Estado o dependencia, haya la posibilidad de que sean reasignados, lo que calificó de “buena medida” porque permite que se dé la eficiencia en el gasto público en nuestro país.

En este marco, Gerardo Sánchez García sostuvo que ahora es cuando se tienen que plantear de fondo las soluciones que “estamos esperando en el sector primario” de México, y detalló que apremia, primero, que se liberen los recursos de los programas aprobados en el Presupuesto de Egresos para el 2013, y también que los criterios generales de política, de presupuesto 2014, “empecemos a verlos, y justamente eso es lo que a nosotros nos interesa porque aquí es en donde en definitiva tendrá que ponerse el toque del Presidente de la República”.

Insistió: “Obvio es que las señales son mucho muy importantes, en el sentido de que haya mayor incremento y que haya también una redefinición del presupuesto, pues no podemos seguir con cálculos inerciales como en el pasado.

Para la CNC, aclaró el dirigente, es mucho muy importante que el Presidente de la República tenga dentro de su agenda al tema del campo, que no es ajeno y que por supuesto le interesa tomar decisiones.

Pero “no es lo mismo que tengamos primero que concientizar al Presidente, a que esté convencido el Presidente de que la vulnerabilidad del sector primario no puede permanecer en esas condiciones y, en consecuencia, si no se toman medidas drásticas, si no se da un golpe de timón, no podemos lograr la seguridad alimentaria que es uno de sus compromisos”.

Por separado, el senador Manuel Cota Jiménez, presidente de la Comisión de Agricultura en la Cámara Alta y secretario de Elecciones en la CNC,  informó que los titulares de SAGARPA y SEDATU tienen órdenes de respaldar los proyectos de los campesinos.

El legislador Nayarita comentó además que en 70 días las organizaciones relacionadas con el sector primario se reunirán con los diputados federales, para definir el Presupuesto 2014 en materia agropecuaria y afianzar el camino de la productividad y la competitividad en el campo mexicano.