REFICCIONES: Endiablados policías madrean al Diablo

¡Aguas! un grupo de endiablados policías madrean al mismísimo diablo. El colmo, un conjunto de uniformados infernales agreden y roban al demonio frente a múltiples testigos. En una representación teatral titulada “Mitos y leyendas Potosinas”, promovida por el municipio y su Secretaría de Turismo, un grupo de policías uniformados golpearon y robaron al actor Gerardo Rivera, hijo de Gerardo Rivera “El Kabubi”, (teatrero con una trayectoria de más de treinta años), porque lo vieron vestido de diablo para una representación teatral al aire libre, seguramente se dijeron a sí mismos: “para diablos, nosotros”, y sin decir agua va, con la violencia que no utilizan para combatir a los verdaderos delincuentes, intentaron masacrar al joven actor cuyo único delito (sic) consistió en actuar en una obra de teatro, tradicional y para toda la familia.

Ignacio Betancourt/ A los Cuatro Vientos

Frente a un hecho de tal magnitud de inmediato surgen una serie de preguntas, ¿Por qué la policía puede agredir impunemente a un ciudadano por actuar en la vía pública la representación teatral de una vieja leyenda potosina? ¿Por qué puede un grupo de policías uniformados, sin presentar justificación legal alguna, golpear y robar a un pacífico actor que representa a un personaje mítico? ¿Qué dice el municipio respecto a tan descabellada agresión ¿Intervendrá la Secult ante un hecho tan grave? Por lo pronto, el Colectivo “Es hora de hacernos agua” (Sociedad civil), integrado por académicos de distintas instituciones y artistas independientes, acompañará en sus reclamos a los actores agredidos y estará muy pendiente de la demanda que ya han presentado en donde corresponde, porque “Un daño contra uno es un daño contra todos”, y porque si algo tan brutal es recibido con indiferencia, sería una forma implícita de convalidar tan inaudito proceder. Según miembros del grupo de teatro ya han comenzado a recibir amenazas telefónicas, por ello es muy importante mantener el seguimiento hasta que los agresores sean castigados. En cualquier otro lugar del mundo una acción tan grave sería motivo de destitución y cárcel para quienes decidieron tamaña agresión. Se debe denunciar nacional e internacionalmente (como muchos ya lo están haciendo) lo que ocurrió el sábado 29 de junio de 2013 en la capital de San Luis Potosí, México; algo que debería avergonzar no sólo a las autoridades que lo propician sino a la sociedad que lo tolera.

poli diabloHabrá que indagar quién los envió, porque aunque la marcha a la que ha convocado Gerardo Rivera (padre) para mañana sábado a las seis y media de la tarde en la plaza de Fundadores, se titula “Contra la estupidez policiaca”, los golpeadores fueron enviados por alguien (¿o actuarían por su cuenta?) y entonces habrá que precisar que los estúpidos primigenios fueron quienes  enviaron a la policía a tan insultante represión. Ahora resulta que los guardianes que pagamos con nuestros impuestos para que nos protejan de los delincuentes, se vuelven golpeadores de ciudadanos pacíficos y ostentando el uniforme insultan, roban carteras y golpean con absoluta impunidad frente a todo mundo ¿En qué país habitamos? ¿Han desaparecido las leyes más elementales para la convivencia social? ¿Qué hará la Secretaría de Cultura ante tan bochornosa situación? ¿Y la comunidad artística local? ¿Y los perros y los gatos y los pájaros y los grillos? ¿Y las nubes y el viento y las estrellas y el sol?

Bueno, prosiguiendo con la rollo-novela-semanal y la destacada actuación de los capos de la Secult y la sociedad civil representada por el colectivo “Es hora de hacernos agua”, se entra de lleno a la vía jurídica para anunciar que la H. Comisión de Educación, Ciencia y Cultura del H. Congreso del Estado, en oficio enviado el pasado lunes al Colectivo se declara incompetente para estimular la creación del Reglamento que permita la aplicación de la Ley de Cultura del Estado; también se declara incompetente para promover propuestas culturales que la sociedad potosina pueda incorporar al Plan Nacional de Desarrollo; y además se declara incompetente para conminar al Secretario de cultura a que deje de violar la Constitución General de la república y entregue, como funcionario público que es, la información requerida por escrito desde hace más de tres meses por el Colectivo respecto a las finanzas de la Secult; para lo que no se declaran incompetentes los congresistas es para seguir cobrando el jugoso sueldo que como diputados les corresponde a los miembros de la Comisión dizque de Educación, Ciencia y Cultura del Congreso.

diablo tanquián SLP por Lacho flores
Diablo Tanquián SLP por Lacho Flores

También se mantiene el alegato contra la burla oficial que el dueto cómico-cínico integrado por Juan Carlos Díaz y Mauricio Gómez (del séquito de Torres Arpi y amos del humorismo involuntario) intentó pasar como respuesta institucional ante las puntuales preguntas que el Colectivo solicitó con relación al denominado “Circuito Nopal” y su desmesurada (por no decir demagógica) aspiración. El Colectivo “Es hora de hacernos agua” prepara, dentro de su estrategia general que podría denominarse “Pregunta y encontrarás, o por lo menos descubrirás, por qué largo tiempo esperarás”, una próxima interrogante que consiste en averiguar el costo de la lujosa propaganda para un llamado Encuentro de Cultura, con fotos a todo color de Mr. Sueño Profundo y del gobernador Toranzo, quien también suele roncar frente la impunidad.

Ignacio Betancourt*Ignacio Betancourt (San Luis Potosí, 1948). Premio Nacional de Poesía Punto de partida (UNAM,1974). Premio Nacional de Cuento (INBA, 1976). Libros publicados: De cómo Guadalupe bajó a la montaña y todo lo demás (1977), El muy mentado curso (1984), Ajuste de cuentos (1995) y los poemarios Diaria poesía (2006) y Versos de noches y días (2007). Como dramaturgo ha escrito 10 obras, todas representadas. Entre sus libros de investigación literaria están: “El escándalo”, primer drama de Manuel José Othón. Texto y contexto (1999), José María Facha. “Idilio bucólico y otros textos”(2001), Historia y literatura mexicana en los comienzos del siglo XX (2002), Manuel José Othón. Antología de poesía, teatro y narrativa (2004), Literatura y frontera norte (2005). Diseñó la colección Literatura potosina 1850-1950, con 19 números hasta la fecha. Desde 1997 es investigador literario en El Colegio de San Luis.