Cuentos e historias para la ternura: error de dragón

Los dragones son animales que aparecen en diversas historias, cuentos y cosmovisiones de múltiples civilizaciones. Grecia, Japón, China… y hasta nuestra Serpiente Emplumada, que muchos estudios la relacionan con alguna forma de dragón.

Cuauhtémoc Rivera Godínez/ A los Cuatro Vientos

Pues en este tema, el argentino Gustavo Roldán dio ejemplo de creatividad, imaginación y talento regalándonos sus historias deslumbrantes. Hoy comparto una de ellas, estoy seguro que les encantará.

 Error de Dragón

Gustavo Roldán

Dragón –dijo el jaguar- ¿Por qué hiciste al hombre?

-Creo que fue un accidente, esas cosas pasan…

-Sí, pero fue un accidente grave. ¿No querés que lo coma y terminamos con el accidente?

-Todavía no, merece alguna oportunidad.

-Ya tuvo demasiadas, y además ningún animal lo quiere. ¿Te fijaste que nadie, ni con pelos ni con plumas, habla con él?

-Yo vi que hablaba con algunos animales.

-Hablaba, pero ya no. Ahora todos hacen como que no lo entienden, porque no les gusta lo que habla. Y cuando aparecen se van para otro lado.

-Eso suena feo, pero pienso que siempre hay que dar más oportunidades.

Quien te dice.

-Las oportunidades son peligrosas. Yo, como cualquier jaguar que se precie, estoy dispuesto a comérmelo ya mismo, no sé qué puede pasar si dejamos que el agua corra.

-Esperemos jaguar. ¿Qué puede pasar?

-No sé. Y le tengo miedo a las cosas que no sé.

-Ese parece un pensamiento del hombre, jaguar.

-¿Ves hasta dónde puede ser peligroso? Ya me estoy contagiando de su manera de pensar.

-Y me vas a contagiar a mí. Estamos entrampados, jaguar, porque comerlo también es una manera de terminar un problema a la manera del hombre.

-¿Qué hacemos, dragón?

-¿Qué hacemos, jaguar?

Y ahí se quedaron dando vuelta al problema. Una y mil veces y otras mil.

Todavía no encontraron la solución. Lástima.