Las Elecciones sin AMLO

La baja participación electoral es un triunfo indirecto de AMLO y  una derrota al Pacto por México y a todos los partidos que lo firmaron.

Juan Pérez Cuzcate / 4Vientos

Los hechos, basados en la cantidad de información sobre los personajes políticos que se escribe en los medios impresos y por el número de veces que salen comentarios sobre su persona, han hecho que Andrés Manuel López Obrador, sea el personaje político más mencionado y conocido de la última década. Tanto entre académicos e intelectuales como en el público general, hay individuos que lo aman u odian fanáticamente, y también quienes lo apoyan o rechazan con argumentos racionales. AMLO polariza y atrae. Por eso unas elecciones sin el, son sosas, aburridas, poco atractivas, e irrelevantes, tanto para la prensa como para los ciudadanos. Eso es lo que está sucediendo en las elecciones de 2013, sobretodo en Baja California.

Las dos alianzas conformadas en Baja California, se han esforzado con dinero, publicidad e incluso con la llamada guerra sucia, y ninguna de las campañas prende. No les interesa a la mayoría de  ciudadanos. Como consecuencia, independientemente de quien gane las elecciones para gobernador, el próximo gobernador será, la autoridad estatal que menos porcentaje de votos obtenga de los electores registrados. Y por lo tanto, será un gobernador legal, pero con poca legitimidad otorgada por los ciudadanos.

ESTAMOS HARTOS ACTAEl efecto positivo que ha tenido el Pacto por México, para que el Presidente de México y los Presidentes del PAN, del PRD y del PRI, sean conocidos y tengan el escaparate televisivo, también ha tenido algunas desventajas, como la creencia de que todos los firmantes del Pacto por México son iguales, y que la única oposición en el país la representa MORENA. A este resultado adverso del Pacto por México,  junto con las alianzas entre partidos con diferente ideología y la ausencia de AMLO apoyando a algún candidato, ha reducido el interés de la ciudadanía por las elecciones, por lo que se espera una baja participación electoral. La baja participación electoral es un triunfo indirecto de AMLO y  una derrota al Pacto por México y a todos los partidos que lo firmaron.