El carnal Marcelo y sus Jesuses

En el mundo de la política pasan cosas insólitas. Durante varios años, Marcelo fue el hombre más cachondeado por los chuchos. Lo llenaban de apapachos, de glorias y méritos personales. Lo inflaron con la intención de oponerlo al liderazgo real de Andrés Manuel. Lo hicieron un político de terciopelo. El departía con los oligarcas y al PRD le quedaba lidiar con la prole. Ese sector siempre despreciado por el carnal y base de la clientela electoral de los jesuses. Pero ocurrió que en la parte final de su gobierno, Ebrard cayó en la tentación de saber qué se sentía garrotear a los jóvenes y a los ciudadanos que se opusieron a la compra de la presidencia por Peña Nieto. Como despedida, soltó a sus gorilas y los puso a retozar contra la protesta social. Entró al gobierno por la puerta grande y salió con la cola entre las patas

Jesús Sosa Castro/ A los Cuatro Vientos

Poquito antes de dejar su gobierno hizo dos declaraciones altitonantes. Dijo que a partir del día seis de diciembre empezaba su campaña por la Presidencia del 2018 y que en lo inmediato, sería el Presidente del chuchinero. Obviamente esto no cuadró con los intereses de los jesuses. Las querencias de Ortega, de Zambrano y demás integrantes de esta tribu, fueron lastimadas. Primero porque el recambio en la Dirección del PRD es entre estos dos mafiosos y en diciembre, le toca otra vez a Ortega. Lleva el visto bueno del PRIAN por haber promovido el Pacto por México, y Segundo, porque ya están acostumbrados a  ser los repartidores de huesos y sacarle a eso todo el provecho posible. De eso han vivido y no se van a retirar así porque sí para que llegue Marcelo y les quite su cualidad más apreciada; negociar todo en lo oscurito. ¡Así se las gastan estos jijos de PN!

los chuchos tresPor eso los primeros que sobre reaccionaron con las declaraciones de Marcelo, exigiéndole cuentas a su presidente sobre sus intentos de privatizar el petróleo, fueron los chuchos. Fue tan “contundente” la posición del carnal, que retó a PN a debatir el 25 de junio de manera pública al través de los medios que controla el gobierno. La oficina de la presidencia le dijo que si algo quiere decir sobre el petróleo, que lo haga al través de la Subsecretaria de Asuntos Energéticos. Jesús Zambrano, ese “guerrillero” llamado el tragabalas, le dijo a Marcelo que era un borracho de cantina. Es decir, todo normal en la cultura de estos políticos

¿Por qué Marcelo Ebrard, de pronto le llega la calentura de protestar contra las reformas al Artículo 27 constitucional que quiere hacer Peña Nieto? ¿Lo hizo porque es un patriota? ¡Yo francamente lo dudo! Pues durante su gobierno entregó, a discreción, poder económico a las transnacionales, especialmente a las españolas y regaló a los mafiosos de Televisa y Tv Azteca bienes que fueron propiedad de los mexicanos. Desde mi punto de vista, don Marcelo quiso montarse en la lucha contra la privatización de Pemex porque quiere ser presidente, por lo menos del PRD. Le urgían reflectores para alumbrar un poco su ya larga oscuridad. Las mafias de todo tipo y los medios al servicio del poder, inmediatamente le dieron cuerda a sus declaraciones. No por lo que pudieran implicar a favor de la lucha, sino para contrarrestar la protesta que viene encabezando Andrés Manuel López Obrador

Sin embargo, la defensa del patrimonio nacional requiere de la participación de los más amplios sectores de la sociedad. Los intelectuales, artistas, estudiantes, trabajadores y pueblo en general tenemos un lugar en la defensa de la renta petrolera. Ya hay personas y sectores que se están pronunciando a favor. Aunque los políticos como Miguel Ángel Mancera, Marcelo Ebrard, Cuauhtémoc Cárdenas, Pablo Gómez y los chuchos, sólo lo hacen por razones de ego. Sus antecedentes y su enchufamiento en los distintos niveles de gobierno, no los hacen merecedores de confianza. Por lo tanto, la responsabilidad de defender el patrimonio nacional, queda en manos de la izquierda real.

amlo pemex

Andrés Manuel, por su parte, le quiso limpiar la cara a Marcelo apoyándolo en su pretendido debate con Peña Nieto. ¿Por qué lo hizo? ¿Por razones de estrategia política? ¿Porque la defensa del Petróleo requiere del apoyo de un amplio abanico de fuerzas? ¿Para que los medios reacios a informar lo que hace AMLO lleven a la opinión pública lo que dice Marcelo sobre la privatización de Pemex? ¿No habrá el riesgo de que estos oportunistas negocien en lo oscurito, a nombre de la izquierda, y al rato nos salgan con que a chuchita la bolsearon? ¡Aguas con estos jesuses, son muy tenebrosos! No son políticos confiables. Pueden ser petardos de humo y operadores al servicio del status quo, para restarle fuerza a la lucha por la defensa de los recursos nacionales. Este es momento de definiciones. Espero que estos políticos no sean unos engañabobos y le estén haciendo el caldo gordo a los agachones de Nueva Izquierda y al presidente espurio de México. Sería lamentable que estuvieran haciendo el papel de esquiroles de una lucha digna a favor de la nación. ¡Pronto veremos de qué lado masca la iguana!

 jesus sosa castro *Jesús Sosa Castro. Destacado militante de la izquierda mexicana. Articulista de SDP y colaborador de A los 4 Vientos.