“¡Ya nos tienen hasta la madre!”

La joya de la corona en los comicios a realizarse en 14 estados de la república el próximo 7 de julio es, sin duda, la gubernatura de Baja California, donde para refrendar la permanencia de Acción Nacional, su presidente Gustavo Madero muestra estar dispuesto a subir los decibeles del discurso beligerante y hacer a un lado los buenos modales oratorios mostrados durante seis meses de vida exitosa, con más altas que bajas, del Pacto por México.

Eduardo Ibarra Aguirre/ Utopía-Forum

En el discurso pronunciado en Isla Mujeres, Madero Muñoz expresó sin atenuantes que el Revolucionario Institucional y las “mañas” que practica “en todo México, empezando por Quintana Roo ya nos tienen hasta la madre”. En calidad de presunto vocero de los electores isleños, Madero Muñoz vaticinó: “Vamos a salir a votar y que se oiga que ya nos tienen hasta la madre, que se oiga claro que ya no los queremos”. Vaya usted a saber hasta cuándo los quiso el señor que mantiene una cerrada batalla contra Felipe Calderón, por la vía de Ernesto Cordero y la mayoría de los senadores panistas aliados a él, para controlar el partido que administra una docena de familias distinguidas. La descuidada expresión hecha en la plaza pública, bajo la motivación del aplauso que genera la arenga facilona pero inexacta, da pie para colegir que el chihuahuense y sus partidarios ahora divididos hasta la confrontación, antes quisieron al Partido Revolucionario y sobre todo a sus dirigentes reales más que formales, como Carlos Salinas que tanto los favoreció.Conocedores de tal favoritismo durante 1988-94, Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa, funcionarios de aquel autoritario sexenio que enlutó a cientos de hogares de opositores políticos y sociales, el primero desde la Secretaría de Gobernación y la gubernatura de Sonora y el segundo como titular de Comunicaciones y Transportes, advierten desde Tijuana que no aceptarán el regreso a la política conocida como de las concertaciones, de Salinas de Gortari al PAN por medio del impresentable Diego Fernández de Cevallos, al que defiende obtusamente su hermano Miguel.

El rechazo a la política salinista que tanto ensanchó los espacios de poder institucional del PAN, fue aprobada por la Comisión Política Permanente del tricolor en “respaldo absoluto” a su candidato a gobernador, y con la ausencia de Enrique Peña, quien no asistió a la reunión, dicen, “por prudencia” y para “no dar pretextos a quienes sólo buscan de donde asirse para justificar sus malos resultados y su incapacidad para persuadir electores”.

Lo anterior significa, seguramente, que la línea que expresó la Comisión Política es la misma de Peña Nieto, el primer priísta del país, pues en el Revolucionario con o sin adjetivos, nuevo o viejo, el presidente aún es factor decisivo.

Sería una más que pésima noticia, terrible derrota que el Partido Acción perdiera la gubernatura que mantiene desde el 1 de noviembre de 1989, sobre todo cuando la confrontación adquiere el nivel de acusación de Ernesto Ruffo sobre las irregularidades económicas en la bancada del Senado y la denuncia de que Juan Ignacio Zavala, cuñado del dipsómano (las fotos de mi amigo panista hablan) Calderón Hinojosa, cobraba como asesor y recibía préstamos de los fondos del Grupo Parlamentario.

Todo indica que la moneda está en el aire en Baja California, pero las encuestas arrojan resultados al gusto del cliente porque las encuestadoras no aprendieron la lección del triste papel manipulador que jugaron durante enero-junio de 2012. Lo que si está claro es que una porción grande de la ciudadanía podría suscribir la frase de Madero para aplicarla a la partidocracia, de la que él forma parte más que distinguida.

Acuse de recibo

Hacia un país de capas medias (14-VI-13) motivó la siguiente expresión del asiduo lector Jorge Rogelio Castro: “Otro mito genial de la inexistente clase media”… Cronolíneas de México es la columna dominical del diario Uno Más Uno, de Héctor Murillo Cruz, quien con frecuencia cita lo escrito en Utopía, muchas gracias… Joel Ortega Juárez presentará su libro Libertad de manifestación, conquista del movimiento del 10 de junio de 1971, el jueves 20 a las 19 horas, en el Memorial Tlatelolco (Eje Central Lázaro Cárdenas esquina Ricardo Flores Magón, colonia Guerrero, delegación Cuauhtémoc). Para estimular la asistencia, Joel divulgó: “Desde el 1 de diciembre y nuevamente el 10 de junio de este año, se está aplicando una estrategia siniestra del Estado para anular el derecho de manifestación que consiste en: a) Infiltración de provocadores. b) Acción de grupos de infantilismo ‘radical’, encapuchados. c) Encapsulamiento de manifestantes pacíficos  e incluso de periodistas. d) Detenciones arbitrarias de manifestantes pacíficos. Todo junto genera un clima de miedo y terror que tiende a desalentar la asistencia a manifestaciones. Hoy vuelve a ser necesario defender la libertad de manifestación”… Reporteros Sin Fronteras “pide al Congreso estadunidense que cree una comisión que investigue los programas de vigilancia masiva”.

Eduardo Ibarra Aguirre* Eduardo Ibarra. Periodista mexicano. Autor de la columna Utopía y director de la revista Forum (forum@forumenlinea.com  www.forumenlinea.com)