Ve, ve esta muchacha

posiblemente pensarán que lo escribí sin ortografía, no es así, está escrito en voces Chocoes de orilla de río, disfruten de éste estilo, costumbrismo chocoano-Colombia”

El autor: Hernando Caicedo Rivas

 Ve, ve esta muchacha

al poeta Miguel A. Caicedo Mena

-A yo no te había dicho ya

Que del Belarmino te tenías que cuidá,

No te rije pues que mucho no te arrimaras,

Que no quería vete ni pol su toldo ni pol su curiara.

Yo no te había advertío

Que las cosas mal te iban a Sali…

Coge tus dos trapitos ahora mesmo

Y te vas de aquí.

 

-Pero ma’, a no me eche

¿Ahora que voy a hacer yo?

 

-Maunifica ni masmea,

mandaya sea esta muchareja

Eso le debiste pensa

Antes de anda de arrabalera.

 

-Si, yo sé, yo sé.

-A yo comprendo que es la verdad

Pero que más iba a hace yo después

De velo baila, de ve como meneaba

Esas nalgas como culebra jepá

Con ese movimiento de cadera

Que se quería descoyontá.

 

-Mandaya sea

Pues amarrarte bien las enaguas

Pa que él no las levantara.

Ahí, sí no fuiste sonsa

Ahí, no fuiste atolondraa

Ahí tuviste fuerza pa hace lo remás.

Por eso ahora mesmo coge tus chiros y te vas

 

Y no va a decí donde te queres arrimaa

Que a yo te parí

Polque yo ya no soy ma tu mamá…

 

Y a ese mardecio decile que aquí no pisa má.

Que ojala un rayo lo palta, que lo odio,

Que no me vuelva habla. Y que si lo llego a divisá

Le aguzo al quicho pa’ que le muerda las que le cuelgan…

Decile que bien te crie ese hijo como te criaba….

A mala hora lo metí a esta casa

Disque pa’ que juera tu papá.

 

Y…..La niña se fue.

poema esa muchacha