Pelea México por leche en el mundo

– Se disputa el producto con China e India que aumentaron sus importaciones.

– Productores subsidiaron a industriales con 45 mil millones de pesos en 2012

Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche

Álvaro González Muñoz presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, dijo que, en este sentido México dejó de ser el principal importador de lácteos en el mundo no por crecimiento en la producción sino porqué países como China, India, Pakistán, Indonesia, Irán, y Arabia Saudita aumentaron sus compras, por lo que ahora el gobierno tendrá que pelear por los desperdicios en el mundo para alimentar a los mexicanos.

Lo anterior, dijo, es que México vive la amenaza de otra crisis alimentaria, ahora por la disputa del lácteo, ya que en el sector lechero mundial se comercializa menos del 7% de lo  que se produce y de ésta solo el 3.4% proviene de los países que lo hacen a bajo costo por sus condiciones naturales.

Pero su crecimiento llegó al límite, exceptuando Argentina, el resto de la leche que se produce 93% es igual o más cara que la mexicana y se usa para el consumo interno.

Para el dirigente, las políticas erróneas a partir del TLCAN que privilegió a la industria con la condonación del impuesto arancelario por más de 4 mil millones de dólares durante los 14 años del periodo de desregulación y también con leche importada y subsidiada de origen, obligando a los productores mexicanos a competir con los precios internacionales del producto en polvo, condenó a más de 600 mil productores a abandonar la actividad, contraviniendo el espíritu del periodo de gracia establecido en dicho acuerdo.

LITRO LECHE

Aunado a lo anterior, explicó, se han autorizado Normas Oficiales Mexicanas (NOM 155), que permiten vender productos lácteos con un contenido nutricional menor al que aporta naturalmente lo producido por una vaca.

Asimismo, la liberación del precio de la leche, fungió como un arma en contra de productores y consumidores de México, sin considerar que involuntariamente “contribuimos a la industria con más de 45 mil millones de pesos por el bajo precio que pagó a los productores tan solo en 2012, lo que a final de cuentas representa un subsidio.

Con esa cantidad, aseguró el dirigente, la autosuficiencia lechera en México sería una realidad y se produciría leche al mismo costo de los principales 20 países principales en este ramo a nivel mundial, pues los productores mexicanos somos tan capaces como cualquiera.

“El problema radica en que la industria nos transa sin que el gobierno la limite en su ambición. Los industriales de la leche obedecen a la lógica de la rentabilidad además de arrebatar a los pequeños productores su vocación de bien social. Hoy le estamos pidiendo a las empresas asentadas en nuestro país que nos den nuestro lugar y que reconozcan que por producir tenemos que sobrevivir y recibir un peso más de lo que actualmente nos pagan”, afirmó Álvaro González Muñoz.

El aumento, aseguró, no es gravoso, ya que los industriales tienen en nombre de la leche otros productos que les representan mayores ingresos, por eso es en que los productores de  insistimos en nuestra petición de un peso más por litro y que el gobierno actué en consecuencia ya que lo único que se pide es equidad en la cadena.