Organizaciones civiles de México presentaron a “los capos de la chatarra”

Toño, alias “el Tigre”; Ronald McDonald, “el Payaso”; Melvin, “el Elefante”, y el oso polar, “la Coca”, son acusados de publicidad engañosa y causar obesidad a niños

Red por los Derechos de la Infancia en México / El Poder del Consumidor / Alianza por la Salud Alimentaria

El pasado 3 de mayo fueron presentados algunos de los “capos” más importantes del “Cartel de la Chatarra”, capturados por organizaciones de la sociedad civil: Toño, alias “el Tigre”; Ronald McDonald, “el Payaso”; Melvin, “el Elefante”, y el oso polar, “la Coca”, fueron los acusados.

Estos personajes fueron acusados de violar los derechos de la infancia mexicana bajo dos cargos principales: manipular y engañar a los niños y niñas por medio de la publicidad y mercadeo de sus productos, y por inducir el consumo de alimentos y bebidas que contribuyen a la expansión de la epidemia de obesidad entre este sector de la población.

Diversos organismos internacionales y nacionales reconocen que los niños son muy vulnerables a la publicidad, no entienden el sentido persuasivo de la misma y son muy vulnerables a las estrategias de engaño y manipulación que asocian el consumo del producto con un regalo, hazaña física o un personaje popular.

Al mismo tiempo, existe evidencia que demuestra que a mayor exposición de la infancia a publicidad de comida chatarra y refrescos existe un mayor índice de sobrepeso y obesidad.

A todos los acusados se les señaló por vender productos con altísimas concentraciones de azúcar, por ejemplo a Toño, alias “el Tigre” se le acusó de vender “Zucaritas”, de las que “40 por ciento de su peso es azúcar”.

Alma Meneses, coordinadora jurídica de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), dijo: “Este tipo de publicidad viola tanto la Convención de los Derechos de la Infancia como la Ley para la Protección de las Niñas, Niños y Adolescentes que señala que los contenidos trasmitidos por los medios de comunicación deben contribuir al desarrollo social y la salud física de la infancia”.

NIÑOS GORDOS MACDONALDSAgregó: “Viola también la Ley General de Salud que establece que ‘la publicidad no deberá inducir a hábitos de alimentación nocivos’ y la Ley Federal de Protección al Consumidor que obliga a la protección especial a la infancia como grupo vulnerable frente a las estrategias engañosas de venta y publicidad.”

En su intervención, Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor (EPC), declaró: “La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido que este tipo de publicidad se ‘aprovecha de la credulidad e inexperiencia de los niños’ lo que significa una violación a sus derechos”.

Al mismo tiempo, agregó, la OMS y una gran lista de instituciones internacionales han señalado que este tipo de publicidad contribuye al deterioro de los hábitos de alimentación y a la epidemia de obesidad que afecta a la población infantil, “lo que constituye otra violación a los derechos humanos de esta población.”

La detención de los “capos” del “Cartel de la Chatarra” se efectuó gracias a la colaboración del colectivo artístico Puño de Tierra con la Alianza por la Salud Alimentaria.

Por parte del comando que capturó a los “capos” estuvieron los actores Héctor Bonilla, Bruno Bichir, Mauricio Isaac, Alejandro Calva, Jorge Zárate y Alfonso Borbolla, entre otros.

El testimonio en video de la captura se ha puesto a disposición de los ciudadanos, en el sitio www.alianzasalud.org.mx