De Baja California (3), Querétaro y el DF los 5 finalistas de la Olimpiada Mexicana de Historia

Ricardo Montalvo Guzmán, Efrén Ríos Téllez y Elizabeth García Ramírez, de Baja California; José Manuel Sánchez Nieto, de Querétaro; y Ernesto Carmona Gil, del Distrito Federal, los ganadores.

Academia Mexicana de Ciencias

Después de dos días de exámenes, estudiantes de Baja California obtuvieron tres de los primeros cinco lugares de la etapa nacional de la VII Olimpiada Mexicana de Historia (OMH); los finalistas ahora buscarán el primer lugar absoluto del concurso que organizan la Academia Mexicana de Ciencias y Fundación Televisa, en una próxima gran final televisada.

Ricardo Montalvo Guzmán, Efrén Ríos Téllez y Elizabeth García Ramírez, de Baja California; José Manuel Sánchez Nieto, de Querétaro; y Ernesto Carmona Gil, del Distrito Federal, ganador de la VI OHM el año pasado, obtuvieron las primeras posiciones de la olimpiada que tuvo como sede la ciudad de Querétaro, donde se reunieron casi cien jóvenes provenientes de nueve estados de la República Mexicana, luego de ganar su lugar en las etapas previas de calificación.

Durante las pruebas, los alumnos con edades entre 12 y 16 años, elaboraron ensayos a partir de lecturas de fuentes originales y que enriquecieron con sus propios conocimientos sobre la historia de México.

En la segunda jornada los textos correspondieron a la época colonial y del Siglo XIX. En los ensayos se calificaron análisis de lectura, originalidad, ortografía y redacción.

El comité organizador de la OHM entregó 10 reconocimientos a los mejores alumnos de tercer lugar, a cinco de segundo y cinco de primero, estos últimos estrenarán una nueva dinámica de pruebas durante la gran final, según adelantó el coordinador de la olimpiada, Alfredo Ávila Ruela.

Entre los cinco finalistas anunciados hoy se encuentra Ernesto Gil Carmona, del Distrito Federal, ganador el año pasado de la VI OMH, quien dijo sentirse muy emocionado tras haber conseguido uno de los cinco primeros lugares, y que ahora buscará defender su primer puesto  nacional en la final televisada, la cual se grabará el próximo domingo 12 de mayo.

“Ahora me siento muy exaltado por los nervios de la premiación. Esta es la última vez que vengo a competir y viene a defender el título”, dijo y añadió que no tuvo duda en lograr un buen sitio pues no se le hace complicado participar, sobre todo porque tiene gusto por la historia.

“Ya lo dijo Confucio: si encuentras algo que te gusta nunca vas a tener que trabajar en tu vida”, refirió con sentido del humor.

Los estudiantes que obtuvieron las cinco calificaciones más altas en el certamen, participarán ahora en la gran final televisada en la que se seleccionará al primer lugar (Foto: AMC).
Los estudiantes que obtuvieron las cinco calificaciones más altas en el certamen, participarán ahora en la gran final televisada en la que se seleccionará al primer lugar (Foto: AMC).

Elizabeth García Ramírez, de Baja California, sostuvo que para ella es un orgullo ser mujer, representar a su estado y  “voy a dar todo para que se demuestre que las mujeres también podemos”.

En Querétaro, la joven de 15 años cumplió su segunda participación en la OMH. El año pasado se ubicó entre los terceros lugares.

“Esta vez vine decidida a quedar entre los primeros. Mis expectativas en la final de televisión son ganar, ganar y ganar”, aunque reconoció que tendrá fuertes rivales, uno de ellos su propio coterráneo Ricardo Montalvo,  segundo lugar hace dos años.

La ceremonia de premiación la encabezaron las doctoras Graciela Márquez Colín y Valeria Sánchez Michel, integrantes del comité organizador; y Yolanda Gudiño, coordinadora de Proyectos Educativos de Fundación Televisa.

Sánchez Michel agradeció a los delegados su colaboración y compromiso para el desarrollo de la Olimpiada Mexicana de Historia, y a los estudiantes les reconoció su participación durante los dos días de pruebas.

Apuntó: “Los dos exámenes tienen cada uno su grado de dificultad, y después de las dos primeras etapas de calificación en las que se les pide demuestren sus conocimientos históricos; lo que intenta y busca el comité organizador en la fase nacional, es que se convierta en un taller de historiador, un ejercicio que los acerca a las fuentes primarias y al análisis histórico. Nosotros, como evaluadores, damos dos lecturas a todos los ensayos para otorgar una mejor calificación, lo cual es un trabajo arduo, pero es el compromiso que asumimos como miembros del comité organizador”.