Se extingue el ser humano.

«La conservación es ahora, 
la Tierra no tiene más tiempo.»
Karla Sanabria
Aura García/ A los Cuatro Vientos

No queridos lectores no deben de temer la raza humana no se esta extinguiendo, si he decido titular así este articulo es porque al extinguir a otras especies, estamos por consiguiente extinguiendo lo que nos hace humanos; los valores, la consciencia  ¿Dónde ha quedado ese respeto por la madre Tierra? ¿Acaso fue suplantado por esa fría indiferencia que nos hace exterminar de a poco a demás especies?

La noticia de que el rinoceronte negro de África ha sido declarado extinto (IUCN «Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza,03/05/2013) ha causado revuelo. A las pocas horas de dada a conocer la noticia en redes sociales comenzaron a circular diversas imágenes y leyendas alusivas a este acontecimiento.

Imagen circulada en Facebook

El sentimiento general ante esto era uno: Indignación. Sí, así es indignación ante el hecho de que hemos acabado con otra especie, uso el termino «hemos» porque todos tenemos un grado de responsabilidad ante esto, mayor o menor pero al fin de cuenta un grado.

Pero esta no es la única especie que ha sido llevada a la extinción  el delfín de Baiji, el ibex pirineo, el cuervo hawaiano y la rana de Monteverde son solo unos cuantos ejemplos de las muchas especies que han sufrido el mismo destino que el rinoceronte negro.

Y como si esto no fuera alarmante la Lista Roja de Especies Amenazadas  muestra que de las 63.837 especies evaluadas 19.817 están amenazadas por la extinción, incluyendo el 41% de los anfibios, 33% de los corales formadores de arrecifes, 25% de los mamíferos, 13% de las aves y 30% de las coníferas. 

Lamentable es que aún con cifras tan preocupantes existan personas quien sin ningún grado de valor moral continúen contribuyendo a que sucedan este tipo de acontecimientos.

Se podría pensar que el que animales desaparezcan no nos afecta directamente a nosotros los humanos, pero esto no podría estar más equivocado; la información de la Lista Roja indica que la fuente de nuestros alimentos, medicinas y agua potable, además de los medios de subsistencia de millones de personas, podrían estar en riesgo con la rápida disminución de las especies animales y vegetales del mundo.

Aún no es muy tarde para cambiar el rumbo de las cosas, para salvar las razones que nos hacen seres humanos, para usar nuestra consciencia y nuestra ética  sí, aún no es muy tarde pero podría llegar el día en que sí lo sea y ese querido lector, le aseguro que sera un día lúgubre para todo ser viviente.