Disponibilidad de agua y desarrollo urbano, factores limitantes para la industria de vino en Baja California

Vitivinícolas seguirían siendo aptas aun con los escenarios previstos de cambio climático.

Centro de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada

Ensenada, Baja California, México, 3 de mayo de 2013. Luego de analizar variables como temperatura, precipitación, disponibilidad de agua, enfermedades de la vid y fauna nociva, la industria del vino en Baja California podría seguir siendo apta hacia finales de este siglo aún con los escenarios previstos de cambio climático.

Los factores más limitantes serán la disponibilidad de agua y el desarrollo urbano en la zona agrícola (principalmente en el Valle de Guadalupe), según un estudio liderado por investigadores del CICESE y realizado con apoyo del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, a iniciativa del Senado de la República.

La presentación de resultados del proyecto Situación actual y bajo escenarios de cambio climático de la industria vitivinícola de Baja California, se realizó el pasado 28 de abril en el Museo del Vino, ante la presencia de vitivinicultores, empresarios y académicos, así como del secretario de Protección al Ambiente de Baja California, Dr. Efraín Nieblas Ortiz.

Correspondió a la Dra. Tereza Cavazos Pérez, investigadora líder del proyecto, presentar de manera resumida la situación actual y bajo escenarios de cambio climático de la industria vitivinícola en la entidad, un estudio en el que participaron los doctores Leonardo Lizárraga, Rufina Hernández, Thomas Kretszchmar y Edgar Pavía, además de un técnico y cuatro estudiantes de maestría y doctorado del CICESE.

Enfatizó nueve estrategias que se desprenden del estudio:

* Establecer un programa de monitoreo en los viñedos para entender cómo los afectan las variaciones atmosféricas (la fenología), y establecer además relaciones con el cambio climático y las plagas.

* Crear plataformas en línea para consultar datos climáticos.

* Implementar obras de retención de agua pluvial en zonas estratégicas.

* Apoyar la infraestructura agrícola que permita usar el agua de manera más eficientemente.

* Regular el crecimiento urbano y la vivienda, respetando el ordenamiento territorial y la vocación de uso de suelo.

* Identificar y evaluar las variedades de uva más resistentes al estrés, y al aumento de temperatura y salinidad.

* Promover la expansión de la región vitivinícola a otras regiones de Baja California, manteniendo un balance sustentable con la vegetación nativa.

* Impulsar la vinculación de los centros de investigación para lograr la transferencia del conocimiento, y avanzar así con los productores.

* Generar iniciativas de ley que apoyen al sector vitivinícola, especialmente en materia de impuestos.

TERE CAVAZOS VINOLa Dra. Tereza Cavazos (en la foto a la derecha) enfatizó que el desarrollo urbanístico en la llamada Ruta del Vino debe ser bien planeado, con visión a largo plazo y con objetivos centrados en la industria del vino.

El tema, agregó, debe ser apoyado transversalmente con acciones sustentables que permitan mantener la actividad vitivinícola por la que se reconoce a Baja California nacional e internacionalmente.

En el evento, además de la plática que ofreció la Dra. Cavazos, se presentaron dos oradores más: el Dr. Edgar Pavía López, investigador del Departamento de Oceanografía Física del CICESE, quien habló sobre las Ondas de calor en Baja California, y el Dr. Alexander Gershunov, investigador del Instituto Oceanográfico Scripps, de la Universidad de California en San Diego, quien presentó el tema Ondas de calor y cambio climático en California.

Durante la apertura de esta presentación de resultados, el secretario de Protección al Ambiente, Dr. Efraín Nieblas Ortiz, destacó la creación de una Comisión Intersecretarial de Cambio Climático en el seno del gobierno de Baja California, que buscará implementar medidas de mitigación, reducir la producción gases de efecto invernadero, e “impulsar todas aquellas acciones de adaptación al cambio climático que nos ayuden a que todos los sectores socioeconómicos y sociales de nuestra entidad, estén lo más prevenidos ante estos escenarios que estaremos enfrentando en los próximos años”.

Esta comisión, aseguró, deriva del trabajo técnico realizado por investigadores del CICESE, El COLEF y la UABC, liderados por la Dra. Tereza Cavazos, y bajo la coordinación de la Secretaría de Protección al Ambiente, en el marco del estudio denominado Plan Estatal de Acción ante el Cambio Climático, cuyo fin último es emitir políticas públicas en materia de mitigación y en materia de adaptación para Baja California.

Por su parte, el Dr. Guido Marinone Moschetto, director de la División de Oceanología del CICESE, recordó que la misión del CICESE es “en pocas palabras, generar conocimiento y tecnología que contribuya a la solución de problemas en todas las escalas: universales, nacionales y, muy importante, a nivel regional, que contribuyan al beneficio de la sociedad”.

Esto ha sido lento, agregó, pero se ha dado, y esta tarde es un ejemplo de ello, de que se pueden hacer cosas. Este trabajo es el resultado de una iniciativa de esta triple hélice –formada por el sector gobierno, el académico y el empresarial-, que inició desde el Senado de la República y que fue apoyada por el INE.

Para más información sobre el proyecto, visite: http://bit.ly/100MGfv