Organizaciones condenan asesinato de fotoperiodista en Coahuila; sospechosa actitud de subprocuradora de Justicia

La madrugada del miércoles 24 de abril, fue encontrado el cuerpo sin vida de Daniel Alejandro Martínez Bazaldúa de 22 años, fotógrafo que recién se había integrado al equipo del diario Vanguardia donde cubrió la fuente de sociales en Saltillo, Coahuila.

Centro Nacional de Comunicación Social*

Con él se encontró también, el cuerpo sin vida de Julián Alejandro Zamora García  de 23 años, estudiante de la Universidad Autónoma del Noreste (UANE).

Ambos dejaron de tener contacto con sus familiares y colegas desde el pasado 23 de abril. Según información difundida por Vanguardia, en el diario trataron de localizar al fotógrafo ya que no llegó a cubrir los eventos que se le habían asignado. A las 22:30 horas, la Procuraduría General de Justicia del Estado difundió un comunicado oficial en el que dio la noticia del fallecimiento de ambos jóvenes.

En su editorial de este jueves, Vanguardia exigió a las autoridades una investigación a fondo del caso, que contemple como línea de investigación la actividad periodística de Martínez Bazaldúa, ya que en el mismo comunicado donde  la PGJE  dio aviso de los asesinatos, se hizo un vínculo entre ambos jóvenes con el crimen organizado sin previa investigación exhaustiva del caso, dando paso a la criminalización. “Nos parece triste y alarmante que Coahuila se convierta en un Estado en el que la autoridad condene a personas asesinadas, convirtiéndolas en delincuentes, sin que para esto ofrezca el mínimo de pruebas o argumentos, como ocurrió anoche” señaló el diario.

“Inmersa en el desconcierto, esta casa editora lamenta el salvajismo de la violencia que hoy golpea a México y la capacidad de respuesta mostrada hasta ahora por el Gobierno Estatal”, concluye Vanguardia.

En la entidad se han registrado 2 asesinatos y una desaparición de periodistas en años recientes, así como múltiples ataques contra instalaciones de medios, uno de ellos a las instalaciones de Vanguardia, entre un largo listado de agresiones como amenazas, secuestros, golpes y detenciones arbitrarias. A penas el pasado 11 de marzo el periódico Zócalo editorializó: “En virtud de que no existen garantías ni seguridad para el ejercicio pleno del periodismo, el Consejo Editorial de los periódicos Zócalo decidió, a partir de esta fecha, abstenerse de publicar toda información relacionada con el crimen organizado”.

Cencos hace un llamado a las autoridades responsables a que investiguen de manera pronta y expedita los asesinatos de Alejandro Martínez Bazaldúa y de Julián Alejandro Zamora García tomando como línea de investigación la actividad periodística de Martínez Bazaldúa hasta juzgar a las personas responsables.

Cencos desataca el papel del periódico Vanguardia al dar seguimiento y exigir justicIa para Daniel Alejandro Martínez Bazaldúa, sus familiares y el gremio periodístico en general.

Asimismo, queremos expresar la solidaridad de esta organización, con Vanguardia, los familiares y el medio periodístico en Coahuila, una de las entidades del país más riesgosas para ejercer el periodismo.

* El Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos) fue la primera organización en denunciar las agresiones contra periodistas en México, iniciando esta actividad a mediados de los años setenta. Busca promover la libertad de expresión y la libertad de prensa como un derecho individual de los y las periodistas y como derecho colectivo de la sociedad en su conjunto.

Vinculan a delegada de PGJE con doble crimen

La delegada regional de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), Claudia Elodia Brondo Morales (en la foto, abajo), supo anticipadamente dónde iban ser abandonados los cadáveres del fotógrafo del diario Vanguardia, Daniel Martínez, y otro joven más, comentaron periodistas de esta ciudad que solicitaron el anonimato.

Agencia APRO

SUBPROCURADORA COAHUILALa noche del martes 23, dijeron, Brondo Morales alertó a la Policía Investigadora de Coahuila sobre dos cuerpos descuartizados que estaban en medio del pavimento en la intersección del bulevar Diamante, Alejandrina y Arco Suizo, de la colonia Miravalle, ubicada al sur de la ciudad.

No obstante, cuando llegaron los efectivos policiacos al lugar indicado no encontraron nada y comenzaron a buscar en otros rumbos del barrio, señalaron los periodistas consultados, y agregaron que cuando los policías pasaron por tercera vez por el sitio ya estaban los cuerpos descuartizados.

Incluso esa versión fue conocida desde ayer por el Diario de Coahuila, que hoy la publica.

“Lo más extraño fue que por versión directa de los elementos de la Policía Investigadora del Estado, éstos fueron alertados del ‘hallazgo’ de los dos cadáveres, con tanto detalle en las señas por parte de la delegada regional de la PGJE, Claudia Elodia Brondo Morales”, precisa la nota del Diario.

Y fue con tanta anticipación, agrega, que cuando llegaron aún no los dejaban tirados; no estaban.

“Pues ustedes vieron que dimos tres vueltas y pasamos por el mismo lugar tres veces, y hasta la tercera ya estaban los cuerpos aquí, es raro que la delegada haya sabido hasta cómo iban vestidos y como estaban envueltos, y nos mandara con tanta insistencia al punto exacto, lo peor es que nos enviara aún antes de que fueran dejados en el lugar”, comentó al periódico uno de los agentes enviados.

SIP y Artículo 19 condenan asesinato

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y Artículo 19 condenaron por separado el asesinato del fotógrafo de Vanguardia y exigieron a las autoridades estatales y federales que investiguen a fondo, de forma clara, hasta dar con los motivos y responsables del crimen.

Agencias NOTIMEX, APRO y EFE

ARTICULO 19 LOGO1El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, expresó su solidaridad con familiares y colegas de Daniel Alejandro Martínez y se sumó a la crítica del periódico a las autoridades.

En tanto, la organización internacional Artículo 19 pidió a la PGJE investigar a fondo el asesinato del fotógrafo y “sostener con pruebas” los señalamientos de la fiscalía respecto de que presuntamente perteneció y desertó de una organización criminal.

Puntualizó que los señalamientos de la dependencia estatal vulneran el derecho a la justicia y la responsabilidad del Estado para investigar, esclarecer los hechos, sancionar a los responsables y reparar los daños causados.

“De esa manera se revictimiza a los familiares del fotoperiodista y se vulnera su derecho a la honra y el buen nombre mediante afirmaciones dirigidas a poner en tela de juicio su probidad”, insistió.

Artículo 19 detalló que del año 2000 a la fecha Coahuila tiene registro de dos asesinatos de periodistas u uno desaparecido, y es la entidad con más ataques a medios de comunicación, con 10 agresiones.

Recordó, asimismo, que el 29 de mayo de 2011 el periódico Vanguardia fue víctima de uno de estos ataques.